Skip to Content

Desgarro De Meniscos, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

Un desgarro meniscal

es una ruptura del cartílago de su rodilla. Los meniscos son una parte del cartílago (tejido firme) entre el fémur y la tibia que ayudan a amortiguar la articulación de la rodilla y a mantenerla estable.

Los siguientes son los síntomas más comunes:

  • Su rodilla produce un sonido seco como un trueno o siente un desgarro cuando la lesión ocurre
  • Dolor e inflamación
  • Sensibilidad
  • Rigidez
  • Su rodilla truena, falla o se traba
  • Usted es incapaz de extender la rodilla totalmente

Busque atención inmediata al presentar los siguientes síntomas:

  • Usted es incapaz de mover su rodilla.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

El tratamiento para un desgarro de meniscos

depende del tipo de desgarro que tenga. Algunos tipos de desgarros meniscales se pueden sanar por sí solos. Es posible que necesite alguno de los siguientes:

  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre estos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • Repose su rodilla. Evite actividades que le produzcan inflamación o que empeoren el dolor. Evite apoyar peso en la pierna mientras tiene dolor. Su proveedor de salud le puede recomendar que use muletas.
  • Aplique hielo en su rodilla durante 15 a 20 minutos cada hora según le indicaron. Use una compresa de hielo o coloque hielo picado en una bolsa plástica y cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a prevenir el daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Inmovilización de su rodilla con un vendaje elástico, rodillera, férula de aire, bota especial o yeso para reducir la inflamación. Pregunte a su proveedor de salud cuál dispositivo ortopédico debe usar y que tan ajustado debe estar.
  • Eleve su rodilla por encima del nivel de su corazón tanto como pueda. Esto ayudará a disminuir la inflamación y el dolor. Apoye su rodilla sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Una cirugía podría ser necesaria si los síntomas no mejoran. Su proveedor de salud puede recortar o reparar el tejido desgarrado.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide