Skip to Content

Derrame Cerebral Hemorrágico

LO QUE NECESITA SABER:

Un derrame cerebral hemorrágico ocurre cuando se revienta un vaso sanguíneo en el cerebro. Esto puede ocurrir si la pared del vaso sanguíneo está débil o si un coágulo de sangre se atora. La sangre se derrama fuera del vaso y daña el tejido cerebral. La sangre se podría acumular dentro de su cerebro o entre las capas de tejido que lo protegen.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Monitoreo:

  • Un examen neurológico podría mostrar cuál es el funcionamiento del cerebro después del derrame cerebral. Los médicos revisarán qué tan bien reaccionan sus pupilas a la luz. Podrían revisar su memoria y cuan fácil se le hace despertarse. También podrían examinar la fuerza con la que usted aprieta con la mano y el equilibrio.
  • Un monitor de la presión intracraneal (PIC) mide la presión dentro del cráneo. Se coloca un pequeño tubo en el cráneo que se conecta a una pantalla. El monitor también puede medir el flujo de sangre al cerebro.

Exámenes:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los análisis de sangre pueden hacerse para comprobar sus niveles de glóbulos sanguíneos, niveles de electrolitos y la forma en que coagula su sangre.
  • Es posible usar una tomografía computarizada (TC) o imágenes por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar donde sucedió el derrame y cualquier daño a su cerebro. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes del cráneo y del cerebro se puedan observar con más claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una angiografía se usa para tomar imágenes de las arterias del cerebro.
  • Un estudio de deglución se usa para tomar radiografías mientras usted traga ciertos alimentos y bebidas. Esta prueba muestra si el derrame ha causado problemas para tragar.

Tratamiento:

Depende de la gravedad del derrame cerebral

  • Medicamentos podrían administrárselos detener el sangrado y reducir su presión arterial. Usted también podría necesitar medicamentos para calmar el dolor, disminuir la presión en el cerebro o evitar convulsiones. Es posible que le administren medicamentos para reducir su nivel de azúcar en la sangre.
  • Medias o botas de compresión podrían colocarse en sus piernas para prevenir coágulos sanguíneos.
  • Un respirador es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por bien. Una sonda endotraqueal (ET) se coloca en su boca o nariz y se conecta al ventilador. Es posible que deban hacerle una traqueotomía si no le pueden colocar el tubo endotraqueal. Una traqueotomía es una incisión para colocar la sonda en la tráquea.
  • Una sonda de alimentación podría necesitarse si usted no puede tragar alimentos o líquidos.
  • Terapia puede ayudarlo a recuperar el habla y las capacidad de moverse. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña habilidades para ayudarlo con sus actividades diarias. Un terapeuta de lenguaje le ayuda con la habilidades para hablar y para tragar de manera segura. Usted continuará con terapia de rehabilitación después de dejar el hospital.
  • La cirugía podría ser necesaria para detener el sangrado o para extraer sangre que se ha filtrado fuera de sus vasos sanguíneos. Es posible que le coloquen un tubo en el cráneo. Este tubo sirve para drenar el exceso de líquido y revisar la presión en su cerebro.

RIESGOS:

Incluso si recibe tratamiento, existe la posibilidad de que tenga problemas a largo plazo para hablar, razonar o mover su cuerpo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide