Skip to Content

Derivación Femoropoplítea

LO QUE NECESITA SABER:

La derivación femoropoplítea es cirugía para colocar un injerto en la parte superior de su pierna para desviar arterias estrechadas. El injerto podría provenir de un vaso sanguíneo en su brazo o pierna, o podría ser artificial. Una derivación femoropoplítea puede mejorar el flujo de sangre de su pierna y pie, y disminuir sus síntomas.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Anticoagulantes o antibióticos podrían ser administrados antes de la cirugía. Los anticoagulantes evitan la formación de coágulos sanguíneos. Los antibióticos ayudan a prevenir infecciones.
  • La anestesia es un medicamento que se administra para que se sienta cómodo durante la cirugía. Los médicos colaborarán con usted para decidir el tipo de anestesia que resultará mejor.
    • La anestesia general se usa para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Es probable que le administren la anestesia por vía intravenosa. O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
    • La anestesia local se usa para adormecer la pierna. Primero se coloca un vendaje compresivo en su pierna. Después de apretar el vendaje, se inserta el medicamento dentro de la sonda intravenosa. El vendaje mantiene el medicamento en la pierna para que usted no sienta dolor.

Durante si cirugía:

  • Le harán una incisión en la ingle, cerca de la arteria femoral. Se hará otra incisión encima o debajo de la rodilla cerca de la arteria poplítea. El médico hará un túnel entre las dos incisiones, debajo de la piel y los músculos. El túnel es el área donde se colocará el injerto.
  • Si su propia vena va a ser utilizada para el injerto, se realizará una incisión en la parte inferior de la pierna o brazo y se extraerá la vena. La vena o injerto artificial se colocará en el túnel. Un extremo del injerto se coserá a la arteria femoral, por encima de la obstrucción. El otro extremo se coserá a la arteria poplítea, por debajo de la obstrucción. La sangre circulará por el injerto y alrededor del área bloqueada. Se cerrarán las incisiones con puntos o grapas.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando sus médicos determinen que usted esta bien, lo llevaran a su habitación del hospital.

  • Tos y respiración profunda disminuirá el riesgo de que contraiga una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Es posible que pueda levantarse y caminar el mismo día de la cirugía. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama por su cuenta hasta que su médico le indique que puede hacerlo. Hable con sus médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado.
  • Medicamentos:
    • Los analgésicos le ayudarán a disminuir el dolor. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento. Usted podría recibir medicamento para el dolor por una vía IV o epidural conectada a una bomba de analgesia controlada por el paciente (ACP). Los médicos ajustan la bomba para permitir que usted se administre pequeñas cantidades de medicamento para el dolor al presionar un botón. Es posible que esta bomba también le administre una cantidad constante del medicamento, además de la dosis que usted mismo se administra. Informe a los médicos si el dolor no disminuye incluso después de administrarse el medicamento.
    • Aspirina puede administrarse para facilitar el adelgazamiento de la sangre para evitar la formación de coágulos sanguíneos. Este medicamento le va a causar más probabilidad para sangrado y moretones.

RIESGOS:

  • Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Usted podría continuar teniendo dolor e inflamación prolongados en la pierna tratada. El injerto nuevo podría estrecharse, obstruirse o contraer una infección. Podría tener que hacerse otras cirugías. Si el injerto falla, esto va a aumentar el riesgo para amputación de la pierna o pie. Se le podría formar un coágulo sanguíneo y el coágulo podría trasladarse a su corazón o a sus pulmones. Esto puede poner en peligro su vida.
  • Si usted no obtiene cirugía, sus síntomas podrían empeorar o comenzar a suceder cuando está en reposo. Usted podría presentar dificultad para caminar. Usted podría desarrollar úlceras en su pie que no cicatrizan o el tejido de la piel podría morir. Si las úlceras o piel muerta se infectan, usted podría necesitar una amputación parcial de la pierna o pie. Si no se hace la cirugía, corre mayor riesgo de tener problemas que pueden poner en peligro su vida, como un ataque cardíaco.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide