Skip to Content

Dacriostenosis

LO QUE NECESITA SABER:

Dacriostenosis es una condición que causa el estrechamiento o bloqueo en uno o en ambos conductos lacrimales de su niño. El conducto lacrimal es la vereda que drena las lágrimas de los ojos de su niño a la nariz. Cuando el conducto lacrimal está bloqueado, las lágrimas se acumulan y corren por la cara de su niño. Su niño puede haber nacido con dacriostenosis. Es posible que una película delgada bloquee una parte o todo el conducto lacrimal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos, podrían ayudar a disminuir la inflamación o a prevenir una infección.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

El cuidado del niño en el hogar:

  • De masaje a los conductos lacrimales de su niño como se le indica. Esto podría ayudar a remover cualquier bloqueo o flujo y prevenir una infección. Es posible que escuche un estallido suave cuando de masaje a los ojos de su niño. Limpie los ojos del niño con agua tibia antes y después del masaje.
  • La aplicación de calor sobre el ojo de su hijo de 20 a 30 minutos cada 2 horas por la cantidad de días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir la inflamación.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • El ojo de su niño está rojo, hinchado o drenando un líquido amarillo.
  • Su niño está débil e irritable.
  • A su hijo le sangra la nariz.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • El ojo de su niño comienza a sangrar.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide