Skip to Content

Dacriostenosis

LO QUE NECESITA SABER:

Dacriostenosis es una condición que causa el estrechamiento o bloqueo en uno o en ambos conductos lacrimales de su niño. El conducto lacrimal es la vereda que drena las lágrimas de los ojos de su niño a la nariz. Cuando el conducto lacrimal está bloqueado, las lágrimas se acumulan y corren por la cara de su niño. Su niño puede haber nacido con dacriostenosis. Es posible que una película delgada bloquee una parte o todo el conducto lacrimal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos podrían ayudar a disminuir la inflamación o a prevenir una infección.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al médico del niño si piensa que el medicamento no está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

El cuidado del niño en el hogar:

  • De masaje a los conductos lacrimales de su niño como se le indica. Esto podría ayudar a remover cualquier bloqueo o flujo y prevenir una infección. Es posible que escuche un estallido suave cuando de masaje a los ojos de su niño. Limpie los ojos del niño con agua tibia antes y después del masaje.
  • La aplicación de calor sobre el ojo de su hijo de 20 a 30 minutos cada 2 horas por la cantidad de días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir la inflamación.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • El ojo de su niño está rojo, hinchado o drenando un líquido amarillo.
  • Su niño está débil e irritable.
  • A su hijo le sangra la nariz.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • El ojo de su niño comienza a sangrar.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide