Skip to Content

Cómo Prevenir Las úlceras Por Presión

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una úlcera por presión?

Una úlcera por presión es una lesión en la piel o tejido en un área huesuda. Una úlcera por presión también se conoce como una llaga por presión, escaras o úlceras por decúbito. Las úlceras por presión se pueden formar sobre cualquier parte huesuda pero por lo general se presentan en la espalda, glúteos, caderas y talones.

¿Qué causa una úlcera por presión?

  • La presión continua ocurre cuando usted se sienta o se acuesta sobre una zona huesuda por mucho tiempo. La presión disminuye o detiene el flujo de sangre hacia la piel. Esto puede lastimar la piel y causar daños en el tejido. La presión puede empezar a causar daño a su piel y tejido al cabo de 2 horas de encontrarse en la misma posición.
  • El cizallamiento o la fricción ocurren cuando la piel delicada se desliza a través de una superficie, como las sábanas. Esto puede hacer que su piel se rasgue o se forme una ampolla. Deslizarse hacia arriba o hacia abajo en la cama, o moverse de la cama a una silla puede rasgar su piel. Los espasmos musculares pueden provocar movimientos involuntarios y abruptos de sus brazos o piernas y fricción contra las sábanas provocando un desgarro de la piel.

¿Qué aumenta mi riesgo de una úlcera por presión?

  • Periodos prolongados sin moverse
  • Cortos periodos de tiempo de presión en aumento, como sentarse en una silla de ruedas.
  • No ser capaz de controlar cuando orina o tiene evacuaciones intestinales
  • Deshidratación o mala nutrición
  • Entumecimiento
  • Mala circulación de la sangre a sus extremidades
  • Ser mayor de 65 años
  • Una úlcera por presión previa

¿Qué puedo hacer para prevenir una úlcera por presión?

Solicite a su médico más información sobre cualquiera de lo siguiente:

  • Revise su piel varias veces al día. Compruebe si hay enrojecimiento o cambios de la piel sobre las zonas huesudas. Use un espejo si usted tiene problemas para ver ciertas áreas, o pídale a otra persona que mire.
  • Cambie las sábanas y ropa mojada inmediatamente. La ropa mojada frotando contra la piel puede causar daño.
  • Cambie su posición frecuentemente. Cambie su posición cada 2 horas si usted está acostado en cama todo el día. Cambie de posición cada hora si usted está en una silla de ruedas todo el día. Use una alarma que sirva para recordarle cuando es hora de voltearse. Apunte las veces que usted cambia de posición como recordatorio. Si usted le está ayudando a una persona a moverse en cama, levántela. No la deslice. Mantenga la cabecera de la cama lo más baja posible. Esto puede ayudar a prevenir daños a la piel por deslizarse hacia abajo en la cama.
  • Proteja la piel sobre las áreas huesudas: Use almohadas o cuñas de espuma para mantener las zonas huesudas sin tocarse y aliviar la presión. Por ejemplo, ponga una almohada o una cuña de espuma entre sus rodillas para evitar que una le ponga presión a la otra. Ponga una almohadas o cuñas debajo de usted para mantener su cadera elevada cuando se acuesta sobre un costado. No se acueste directamente sobre el hueso de la cadera. Ponga un protector de colchón de esponja o una almohada debajo de sus piernas desde la pantorrilla al tobillo cuando esté acostado boca arriba. El protector o la almohada deben elevar sus talones de manera que estos no toquen la cama.
  • Use equipos y almohadillas médicas: Una sábana de transferencia o banda de traslado colocada debajo suyo puede ayudar a los demás a moverlo mientras está en cama. Un trapecio en alto también puede ayudar a cambiar de posición en la cama. Los colchones y los cubrecolchones que proveen más protección pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir úlceras por presión. Otros ejemplos incluyen un protector de espuma para colchones y colchones de aire o de agua. Pregunte sobre el accesorio médico que puede ser adecuado para usted y cómo se usa.
  • Mantenga su piel limpia, seca y humectada. Use agua tibia y un jabón suave para limpiarse la piel. No frote o restriegue cuando se lava.No use productos que contienen alcohol porque pueden secarle la piel. Seque su piel suavemente usando palmaditas. No se frote su piel con la toalla. Aplique una loción o crema hidratante en la piel con frecuencia.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Alimentos saludables incluyen frutas, vegetales, panes integrales y pescado. Los alimentos altos en proteína pueden ayudar con la sanación de su úlcera por presión. Estos incluyen carnes magras, frijoles, leche, yogur y queso. Los batidos nutritivos también pueden proporcionarle más calorías y proteínas si usted tiene problemas de alimentación o está por debajo del peso recomendado.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Nota la piel roja o púrpura sobre un área huesuda.
  • Nota una ampolla o una herida abierta sobre una área huesuda.
  • Su piel está caliente al tacto, se ve esponjosa tenza o tirante.
  • Usted tiene un dolor nuevo o dolor que empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide