Skip to Content

Cuadriplejía

LO QUE NECESITA SABER:

La cuadriplejía o tetraplejía, es la parálisis de los brazos, manos, tronco, piernas y órganos pélvicos. La cuadriplejía es causada por un daño a su médula espinal. Cuando la médula espinal se daña, usted pierde la sensación y el movimiento. Sus síntomas pueden depender del lugar y la severidad de la lesión en su médula espinal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Terapias de rehabilitación:

La meta de la rehabilitación es ayudarle a aprender a cuidarse de sí mismo tanto como sea posible. Un equipo de proveedores de la salud le ayudará a aprender a vivir con su cuadriplejía. Pida más información sobre cualquiera de los siguientes tratamientos de rehabilitación:

  • El cuidado respiratorio incluye ejercicios y tratamientos para ayudarle a respirar y mantener sus pulmones sanos. Es posible que usted necesite cuidado respiratorio si usted tiene dificultad para respirar. Usted podría también necesitar de una máquina llamada respirador que respiraría por usted.
  • El cuidado de su piel ayuda a prevenir llagas de presión. Los proveedores de salud le ayudarán a aprender cómo mantener su piel sana.
  • Un terapeuta físico le enseñará ejercicios para ayudarle a mejorar su movimiento y fuerza.
  • Un terapeuta ocupacional le enseñará habilidades para ayudarle con sus actividades diarias.
  • Los programas para el control intestinal y de vejiga le ayudan a usted a controlar cuándo orinar o pasar sus heces.

Programe una cita de seguimiento con su proveedor de salud según indicaciones:

Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas de seguimiento.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dificultad para orinar u orina menos de lo usual.
  • Su abdomen está inflamado y firme.
  • Usted tiene sangre en la orina o heces.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Busque cuidados inmediatos o llame al 911 si:

  • Usted siente desvanecimiento, falta de aliento y dolor de pecho.
  • Usted tose sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted tiene la visión borrosa o ve manchas.
  • Usted tiene la piel fría, seca como la piel de gallina justo por debajo de su lesión de médula espinal.
  • Usted tiene la piel caliente, sudorosa y roja, justo por encima de su lesión de médula espinal.
  • Usted tiene un dolor de cabeza repentino y palpitante.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide