Skip to Content

Colecistectomía Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

La colecistectomía laparoscópica es una cirugía para remover su vesícula biliar.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.
  • Arregle su viaje de vuelta a casa. Pida a un miembro de familia o a un amigo que lo lleva a su casa después de su cirugía o procedimiento. No conduzca usted mismo.
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Es posible que deba hacerse análisis de sangre o de orina. Además puede que necesite hacerse estudios por imágenes, como radiografías, un ultrasonido o una tomografía computarizada. Anote la fecha, la hora y el lugar de cada prueba.

La noche previa a la cirugía:

Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Pregúntele a su médico antes de tomar cualquier medicamento el día de su cirugía. Traiga al hospital una lista de todos sus medicamentos actuales o los frascos de sus píldoras. Los médicos controlarán que sus medicamentos no interactúen desfavorablemente con el medicamento que necesita para la cirugía.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en su vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • El cirujano hará entre 1 y 4 incisiones pequeñas en su abdomen u ombligo. Cada incisión será de aproximadamente 1 a 2 pulgadas de largo (2.5 a 5 cm). Se van a insertar los instrumentos quirúrgicos y laparoscopio por las incisiones. La cámara que va pegada al laparoscopio mostrará imágenes de sus órganos abdominales en un monitor. El cirujano le llenará el abdomen con gas de dióxido de carbono para hacer que se inflame. Esto permite que el médico pueda ver mejor sus órganos.Además de darle más espacio para mover con más facilidad los instrumentos quirúrgicos y el laparoscopio.
  • El cirujano revisará si hay cálculos biliares en la vesícula y a sus alrededores. Es probable que se hagan radiografías o un ultrasonido durante la cirugía para apreciar mejor los órganos o ver si hay cálculos biliares. Con mucho cuidado separará su vesícula y la sacará por medio de una de sus incisiones. El dióxido de carbono se extraerá del abdomen. Luego se procederá a coser las incisiones o cerrarlas con cinta adhesiva médica, para después cubrirlas con vendas.

Después de la cirugía:

Usted será llevado a un cuarto de recuperación hasta que esté totalmente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. Informe a su médico si tiene dolor o siente ganas de vomitar. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Usted puede irse a casa unas horas más tarde o pasar la noche en el hospital.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted tiene fiebre.
  • No puede llegar a tiempo a su cirugía.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Usted no puede dejar de vomitar.

RIESGOS:

  • Puede que usted sangre más de lo esperado o incluso contraiga una infección. Es común tener náuseas y vómitos después de la cirugía. Si ha quedado gas de dióxido de carbono en su abdomen, éste puede subir y causar dolor de cuello y hombros. La vesícula biliar podría filtrar bilis en el abdomen durante o después de la cirugía. La presencia de bilis puede causar una infección grave o un absceso.
  • Puede ser que usted desarrolle cálculos biliares aun después de la cirugía, y podría entonces requerir de un procedimiento distinto para removerlos. Su cirujano puede tener que hacer una incisión más grande de lo esperado durante la cirugía. Existe un riesgo mínimo de que el conducto biliar, los intestinos u otros órganos puedan sufrir un daño durante la cirugía. Esto puede poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide