Skip to Content

Colecistectomía Laparoscópica En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La colecistectomía laparoscópica en niños es una cirugía para extirpar la vesícula biliar de su niño.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de la cirugía de su niño:

  • Anote la fecha, hora, y lugar de la cirugía de su niño.
  • Cuando usted lleve a su niño para ver su médico, traiga una lista de sus medicamentos o las botellas de medicamentos. Informe a los médicos si el niño toma medicamentos herbales, suplementos alimenticios o medicamentos sin receta médica. Si su niño es alérgico a algún medicamento, dígaselo a su médico.
  • Su niño podría necesitar exámenes de sangre u orina. Además podría necesitar exámenes de imagenología, como rayos X, un ultrasonido o una tomografía computarizada. Pídale al médico de su niño más información sobre éstos y otros exámenes. Anote la fecha, la hora y el lugar de cada prueba.

La noche antes de la cirugía de su niño:

Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de la cirugía de su niño:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Los médicos podrían insertar en la vena del brazo de su niño una sonda intravenosa (IV). La vía intravenosa se usa para administrarle líquidos o medicamentos al niño.
  • Su hijo podría recibir antibióticos antes de la cirugía para ayudar a prevenir una infección.
  • Un anestesiólogo hablará con usted y su niño antes de la cirugía. Es posible que su niño necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer una área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si algún familiar ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • El cirujano va a hacer entre 1 a 4 pequeñas incisiones (cortes) en el abdomen o en el ombligo de su niño. Se van a insertar los instrumentos quirúrgicos y laparoscopio por las incisiones. La cámara conectada al laparoscopio mostrará en un monitor las imágenes cercano los órganos abdominales de su niño. El médico llenará el abdomen de su hijo con gas de dióxido de carbono para hacer que se hinche. Esto permite que el médico pueda ver mejor sus órganos y le da más espacio para mover con más facilidad los instrumentos quirúrgicos.
  • El cirujano de su niño va a buscar y a extirpar los cálculos biliares que se encuentran en el interior y alrededor de la vesícula biliar. Él va a extirpar con cuidado la vesícula biliar de su niño a través de una de las incisiones. El dióxido de carbono se va a extraer de su abdomen. Las incisiones se cierran con puntos de sutura o con cinta médica adhesiva y luego se cubren con vendajes.

Después de la cirugía del niño:

A su niño lo llevarán a la sala de recuperación hasta que logre despertarse por completo. El personal encargado lo vigilará muy de cerca por sí se presenta cualquier problema. No deje que su hijo se levante de la cama hasta que los médicos lo autoricen. Su niño probablemente tendrá que quedarse en el hospital por 1 noche o más.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Usted no puede llevar a su hijo a tiempo a la cirugía.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía, la medicación o el cuidado de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su hijo tiene dolor abdominal severo.
  • Su hijo no puede dejar de vomitar.

RIESGOS:

  • Su hijo podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Es común tener náuseas y vómitos después de la cirugía. El gas de dióxido de carbono que permanezca en el cuerpo de su niño puede causar dolor en el cuello y en los hombros. La vesícula biliar del niño podría filtrar bilis en el abdomen durante o después de la cirugía. La presencia de bilis puede causar una infección grave o un absceso.
  • El cirujano podría necesitar realizar una incisión más grande de lo esperado durante el procedimiento quirúrgico de su niño. Su niño todavía podría tener cálculos biliares después de la cirugía, y en ese caso necesitaría de un procedimiento distinto para removerlos. Existe un riesgo mínimo de que el conducto biliar de su niño u otros órganos puedan sufrir un daño durante la cirugía. Esto puede poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide