Skip to Content

Colecistectomía Abierta

LO QUE NECESITA SABER:

Una colecistectomía abierta es la cirugía para extraer su vesícula biliar a través de una incisión en su abdomen.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Enema: Es posible que necesite un enema antes de la cirugía. Esto es un líquido que se coloca dentro de su recto para ayudar a vaciar su intestino.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Cuidado pre-op: Es posible que le den medicación momentos antes de su procedimiento o cirugía. Este medicamento puede producirle relajación y sueño. Lo llevarán en camilla a la sala donde le harán su procedimiento o cirugía, y luego lo pasrán a una mesa o una cama
  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la ciurgía. Es posible que le administren la anestesia por vía intravenosa. O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
  • Una sonda de Foley es un tubo que se coloca en su vejiga para drenar la orina dentro de una bolsa. Mantenga la bolsa debajo del nivel de su cintura. Esto va a prevenir que la orina fluya de regreso a su vejiga y cause una infección u otros problemas. También mantenga el tubo sin torceduras para que la orina drene apropiadamente. No jale del catéter. Esto puede provocarle dolor y sangrado y podría provocar que el catéter se salga.
  • Sonda nasogástrica (NG): Se coloca una sonda NG dentro de su nariz, y pasa por su garganta hasta que llega al estómago. Se puede administrar medicamento o alimento a través de la sonda nasogástrica, si usted no puede tomar nada por la boca. El tubo también podría estar sujetado a una succión si los médicos necesitan mantener su estómago vacío.
  • Exámenes:
    • Ultrasonido abdominal: Un ultrasonido abdominal es una prueba para ver dentro de su abdomen. Las ondas sonoras se usan para ver imágenes de su vesícula biliar y abdomen en un monitor. Esto permite al médico revisar si hay piedras y otros problemas.
    • Análisis de sangre: Es posible que le extraigan sangre para proveer información a sus médicos sobre el funcionamiento de su cuerpo. La sangre podría extraerse de la mano, del brazo o por medio de una vía IV.
    • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce con la sigla TC o TAC. Una máquina especial de rayos-X usa una computadora para tomar imágenes de su abdomen para buscar problemas o cambios anormales.
    • Se podría realizar una colangiopancreatografía endoscópica retrógrada es un procedimiento usado para buscar cálculos, tumores, o vías biliares estranguladas. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.
    • Gammagrafía biliar: Esto también se conoce como escán HIDA. Este procedimiento usa un colorante para mostrar la vesícula biliar en un monitor . El colorante se inyecta en su IV.
    • Aspiración biliar percutáneo: Este procedimiento se usa para extraer la bilis de la vesícula biliar usando una aguja larga y delgada. Esta muestra se envía al laboratorio para análisis. Este procedimiento puede usarse para disminuir los síntomas.
    • Radiografía: Antes de la cirugía, los médicos pueden pedir una radiografía de su abdomen para ver otros problemas.

Durante si cirugía:

Su piel se limpiará con jabón y agua y se cubrirá con sábanas. Una incisión se hará en su abdomen para llegar a la vesícula biliar. Una vez que se vea su vesícula biliar, los vasos sanguíneos adheridos a ella se atan y se cortan. Se retirará su vesícula biliar. Su médico revisará si hay sangrado u otros daños a órganos cercanos. Su médico podría colocar un drenaje para permitir la salida del líquido del abdomen. La incisión se cerrará con suturas y se cubrirá con vendajes.

Después de la cirugía:

Es posible que lo lleven a una sala de recuperación, donde permanecerá hasta que esté totalmente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico se lo ordene. Cuándo los médicos vean que usted está bien, la llevarán de vuelta a su habitación del hospital. Los vendajes que están cubriendo sus incisiones, van a mantener el área limpia y seca para prevenir infección. Un médico podría quitar los vendajes poco después de la cirugía para revisar la incisión.

  • Actividad: Es posible que deba caminar el mismo día de la cirugía o el día siguiente. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama sin aprobación médica. Hable con su médico antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado. Luego oprima el botón de ayuda para informar a sus médicos que necesita ayuda.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Usted podrá tomar líquidos y comer ciertos alimentos una vez que su función estomacal regrese a la normalidad después de la cirugía. Es posible que al principio le den trocitos de hielo. Luego recibirá líquidos como agua, caldos, jugo y sodas claras. Si no tiene malestar estomacal después de haber tomado estos líquidos, podría recibir alimentos como helados y puré de manzana. Una vez que pueda comer los alimentos blandos con facilidad, podrá comenzar a ingerir alimentos sólidos de a poco.
  • Medicamentos: Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:
    • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
    • Medicamentos contra las náuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y ayudar a prevenir el vómito.
    • Analgésicos: Los médicos podrían darle medicamentos para eliminar o disminuir el dolor.
      • No espere hasta que el dolor sea intenso para pedir mas. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor. Es posible que el medicamento no funcione como debería para controlar su dolor si espera demasiado tiempo para tomarlo.
      • Los analgésicos pueden causarle mareos o somnolencia. Para evitar las caídas, llame a un médico cuando desee levantarse o si necesita ayuda.
    • Analgesia controlada por el paciente: Usted podría recibir medicamentos para el dolor por una vía intravenosa o epidural conectada a una bomba de analgesia controlada por el paciente (ACP). Los médicos preparan la bomba de modo que usted pueda administrarse dosis pequeñas del analgésico para el dolor al apretar un botón. Es posible que esta bomba también le administre una cantidad constante del medicamento, además de la dosis que usted mismo se administra. Informe a los médicos si siente mucho dolor incluso cuando está usando el analgésico para el dolor.
    • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Es posible que deba tomar este medicamento para tratar o para prevenir el estreñimiento.
  • Monitoreo: Los médicos podrían revisar el pulso en los brazos o las muñecas. Esto les permitirá a sus médicos saber si tiene problemas con el flujo de sangre después de la cirugía. Usted también podría presentar alguno de los siguientes:
    • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
    • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que usted está recibiendo. También podría ser necesario que los médicos conozcan la cantidad que usted orina. Consulte con los médicos si necesitan medir o tomar una muestra de orina.
    • Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Es posible que deba usar botas neumáticas después de la cirugía Las botas tienen una bomba de aire que aprieta y suelta diferentes áreas de las botas. Este dispositivo va a mejorar la circulación de sangre para prevenir coágulos.
  • Tubos y drenajes:
    • Sonda nasogástrica (NG): Se coloca una sonda NG dentro de su nariz, y pasa por su garganta hasta que llega al estómago. Se puede administrar medicamento o alimento a través de la sonda nasogástrica, si usted no puede tomar nada por la boca. El tubo también podría estar sujetado a una succión si los médicos necesitan mantener su estómago vacío.
    • Drenaje: Son pequeños tubos (sondas) de caucho que se colocan dentro de su piel para drenar el líquido acumulado alrededor de su incisión. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar.
    • Tubo T: Un tubo pequeño de hule puede estar fuera de su abdomen después de la cirugía. Este tubo drena bilis en un vendaje o una bolsa pequeña. El tubo T se retira cuando la cantidad de drenaje disminuye.

RIESGOS:

  • El ducto biliar, nervios, vasos sanguíneos, músculos, y otros órganos cerca de la vesícula biliar puede estar dañados. Usted puede tener una infección o sangrar demasiado. Sus signos y síntomas pueden no desaparecer al inicio. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su cuerpo. El coágulo puede desprenderse y viajar a los pulmones. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Este problema puede poner en peligro su vida.
  • Sin tratamiento, los síntomas de colecistitis y colelitiasis pueden empeorar. El flujo biliar puede ser bloqueado o el tejido de la vesícula biliar puede morir. La vesícula biliar puede reventar y esparcir bilis y sangre al interior del abdomen. Esto podría conducir a problemas médicos graves, como peritonitis (infección de la membrana que cubre la pared abdominal) y sepsis (infección en la sangre).

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide