Skip to Content

Ciática

LO QUE NECESITA SABER:

La ciática es una condición que causa dolor en el nervio ciático. El nervio ciático sale de la espina dorsal y corre por ambos lados de los glúteos. Luego baja por la parte posterior del muslo, la parte inferior de la pierna y el pie. El nervio ciático puede estar comprimido, inflamado, irritado o estirado.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Estos medicamentos bajan la hinchazón y calman el dolor. Se pueden adquirir sin receta médica. Pregunte a su médico de cabecera cuál de estos medicamentos es apropiado para usted. Pregunte qué dosis debería tomar y cuándo debería tomarlo. Tómelo tal como le han indicado. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden causar sangrado estomacal o problemas renales si no se toman de la manera indicada.
  • Acetaminofeno: Este medicamento alivia el dolor. Se puede obtener sin receta médica. Pregunte qué dosis debería tomar y cuándo debería tomarlo. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede dañar el hígado si no se toma de la manera indicada.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Controle sus síntomas:

  • Actividad: Reduzca sus actividades. No levante objetos pesados ni tuerza la espalda durante un mínimo de 6 semanas. Retome lentamente sus actividades acostumbradas.
  • Hielo: El hielo contribuye a bajar la inflamación y calmar el dolor. Es posible que el hielo evite que se dañen los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra el hielo con una toalla y colóqueselo en la parte inferior de la espalda o la pierna durante 15 a 20 minutos cada hora o tal como le indiquen.
  • Calor: El calor contribuye a calmar el dolor y los espasmos musculares. Aplique calor en el área afectada durante 20 a 30 minutos cada 2 horas durante la cantidad de días indicada.
  • Fisioterapia: Es posible que deba atenderse con un fisioterapeuta para que le enseñe ejercicios para aumentar la fuerza y el movimiento y aliviar el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña destrezas que le pueden ayudar con sus actividades diarias.
  • Use los dispositivos de asistencia tal como le indiquen: Es posible que deba usar un soporte para la espalda, como una faja. Puede que necesite muletas, un bastón o un andador para disminuir la presión en los músculos de la parte inferior de la espalda y las piernas. Pida más información a su médico de cabecera sobre los dispositivos de asistencia y cómo usarlos correctamente.

Autocuidado:

  • Evite la presión en la espalda y las piernas: No levante objetos pesados, ni esté de pie o sentado por períodos prolongados de tiempo.
  • Levante los objetos de manera segura: Mantenga la espalda derecha y doble las rodillas para alzar un objeto. No doble ni tuerza la espalda cuando levante algo.
  • Mantenga un peso saludable: Pregunte a su médico de cabecera cuánto debería pesar. Pídale ayuda para diseñar un programa para adelgazar si está excedido de peso.
  • Ejercicio: Pida a su médico que le recomiende el programa de estiramiento, calentamiento y ejercicio más apropiado para usted.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Le duele la parte inferior de la espalda por la noche o cuando descansa.
  • Le duele la parte inferior de la espalda y se le adormece la pierna por debajo de la rodilla.
  • Siente debilidad en una pierna solamente.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencia si:

  • Tiene dificultad para contener la orina o las evacuaciones intestinales.
  • Siente debilidad en ambas piernas.
  • Pierde la sensación en la ingle o los glúteos.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide