Skip to Content

Cirugía Toracoscópica Asistida Por Video

LO QUE USTED DEBE SABER:

Una cirugía toracoscópica asistida por video (CTAV) es una cirugía para observar sus pulmones con un endoscopio. Un endoscopio es un tubo largo con una cámara en el extremo. La CTAV usualmente se realiza para diagnosticar o tratar condiciones de los pulmones y de la pleura (revestimiento delgado que cubre los pulmones). Estas condiciones incluyen infecciones, cáncer y exceso de aire o líquido en la cavidad torácica.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Sus costillas o nervios podrían sufrir daño durante la cirugía. Usted podría tener dolor en el hombro después de la cirugía. Su corazón podría latir rápido o con un ritmo irregular. Usted podría desarrollar neumonía o insuficiencia respiratoria. Esto podría ser de peligro mortal. Sin la cirugía, sus síntomas podrían empeorar. Es posible que su médico no pueda encontrar la causa de su condición.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de su cirugía:

  • Formulario de consentimiento es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Un IV es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.
  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. La anestesia podría administrarse a través de una vía intravenosa. O podría inhalarse a través de una máscara o un tubo que se coloca en la garganta. El tubo podría provocarle dolor en la garganta cuando usted se despierte.

Durante su cirugía:

Se realizarán 2 o 3 incisiones pequeñas entre sus costillas. Su cirujano introducirá un endoscopio y otros instrumentos pequeños a través de éstas incisiones. Su pulmón se desinflará (extraerá el aire) para mostrar el interior de su tórax. Su cirujano podría extraer una muestra de tejido o una masa de su pulmón. Si es necesario, también podría extraer una porción de su pulmón. Se colocará un tubo torácico para drenar el exceso de fluido y aire que se encuentra alrededor de su pulmón. Esto ayudará a que su pulmón se llenen de aire. Su tubo torácico se removerá una vez que su pulmón esté completamente inflado y que se extraiga todo el exceso de aire o líquido. Sus incisiones se cerrarán con puntadas o con pegamento médico.

Después de su cirugía:

A usted lo llevarán a un cuarto para descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando su médico determine que usted se encuentra bien, podrá regresar a su casa o lo llevarán a su cuarto del hospital.

  • Podría necesitarse oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre es más bajo de lo que debería. Usted podría recibir oxígeno a través de una máscara que se coloca sobre la nariz y la boca o a través de unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Consulte con su médico antes de quitarse la máscara o la tubería del oxígeno.
  • Un tubo torácico extrae el aire y el líquido adicional que está alrededor de su pulmón. Esto le permite al pulmón llenarse de aire cuando usted respira. El tubo torácico está conectado a un contenedor para recolectar el aire o el líquido. Comuníquese con su médico inmediatamente si el tubo se suelta del contenedor. Informe al médico si la tubería se dobla, se tuerce o si la cinta se suelta.
  • El respirar profundo y el toser disminuirán su riesgo de una infección de pulmón. Respire profundo y contenga la respiración lo más que pueda. Suelte el aire y tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir sus vías respiratorias. A usted podrían darle un espirómetro incentivo para ayudarlo a respirar profundo. Coloque la pieza de plástico en su boca y tome respiraciones lentas y profundas. Después suelte el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces cada hora.
  • Es posible que usted necesite caminar el mismo día de la cirugía , o al día siguiente. El movimiento lo ayudará a evitar coágulos de sangre. Es posible que también le indiquen ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama por sí solo hasta que el médico lo autorice. Consulte con los médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que ellos necesiten ayudarlo a pararse con precaución. Cuando usted se pueda levantar por sí solo, siéntese o acuéstese inmediatamente si se siente débil o mareado. Después presione el botón de ayuda para que los médicos sepan que usted necesita asistencia.
  • Medicamentos:
    • Podrían administrarle medicamentos para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso antes de pedir más medicamento.
    • Los antibióticos ayudan a evitar una infección a causa de una bacteria.
    • El medicamento contra la náusea lo ayuda a calmar su estómago y a evitar el vómito.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide