Skip to Content

Cirugía Correctiva Del Paladar Fisurado

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La cirugía correctiva del paladar fisurado se usa para reparar la parte superior (cielo o techo de la boca) de la boca de su niño. El paladar fisurado es un defecto de nacimiento que se presenta con frecuencia. El techo de la boca de su niño no se desarrolló unido en forma normal. El paladar tiene una zona ósea (paladar duro) en la parte delantera y una zona blanda (paladar blando) en la parte trasera. La fisura puede presentarse en el paladar duro, en el paladar blando o en ambos.
  • La fisura puede ser en uno o en ambos lados del paladar de su niño. Si es en un lado, se conoce como fisura unilateral. Si es en ambos lados, se conoce como fisura bilateral. La úvula (campanilla) también puede estar dividida. La úvula es el tejido que cuelga en la parte posterior de la garganta de su niño. En la mayoría de los casos, los médicos desconocen la razón por la cual se presentan estas fisuras. Su niño puede ser más propenso a presentar el paladar fisurado si algún miembro de su familia también lo ha presentado. Algunos medicamentos, infecciones, fumar o consumir alcohol durante el embarazo, pueden causar las fisuras.
    Pictures of a cleft palate and the repair of a cleft palate

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Haga una lista con los nombres de los medicamentos que su niño toma. Escriba la razón por la cual su niño está tomando el medicamento, la cantidad y la frecuencia con que lo toma. Cuando visite a los médicos de su niño, traiga consigo la lista o los envases de los medicamentos del niño. Pídale a su médico más información relacionada con los medicamentos de su niño.
  • No dé a su niño ningún medicamento sin antes consultar con el médico. Estos incluyen los medicamentos de prescripción, los medicamentos de venta libre (sin receta médica), las vitaminas, las hierbas o los suplementos nutricionales.
  • Dé los medicamentos a su niño siguiendo siempre las indicaciones del médico. Si usted piensa que los medicamentos de su niño no están haciendo efecto, llame al médico. Otra razón para llamar al médico es en caso que su niño esté presentando problemas con el medicamento.
  • No suspenda el uso de los medicamentos sin hablar antes con el médico del niño. Si su niño está tomando antibióticos, déselos hasta terminarlos totalmente. Los antibióticos deben terminarse aunque su niño esté sintiéndose mejor.
  • Nunca dé aspirina a su niño sin antes consultar con su médico. Darle aspirina a su niño cuando él se encuentra enfermo, puede causarle una enfermedad muy grave conocida como el síndrome de Reye. Lea las etiquetas de los medicamentos para saber si el medicamento de su niño contiene aspirina.

Cumpla con todas citas médicas:

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Actividad:

La mayoría de los niños mejoran rápidamente después de la cirugía. Deje que su niño descanse tanto como sea necesario. Su niño regresará a sus actividades normales cuando se sienta listo para ello.

Protección de las incisiones de su niño:

Es necesario proteger la boca de su niño después de la cirugía. Pueden pasar cinco o más semanas antes que sane la boca de su niño. Si los puntos no están protegidos ellos podrían ser halados o romperse. Esto podría causar más dolor, sangrado o cicatrización a su niño. Su niño podría necesitar otra cirugía si los puntos se separan. Es importante vigilar a su niño a toda hora para evitar que estas cosas sucedan.

  • Su niño no debería llevarse las manos u otros objetos a la boca. Pueden usarse tablas acolchadas para sujetar los brazos y mantener rectos los codos. Deben usarse camisas de mangas largas para evitar que las tablas raspen la piel de su niño. La tablas para sujetar los brazos evitarán que su niño se frote la cara con las manos o con la parte superior de los brazos. Es necesario remover estas tablas entre 3 y 4 veces al día quitando una sola tabla cada vez. Esto se hace para que los brazos de su niño se ejerciten. No deje solo a su niño mientras las tablas que sujetan los brazos se encuentren sueltas.
  • Evite el estrés en las áreas de la cirugía de su niño. Si su niño chupa, hace burbujas, se ríe o llora, los puntos pueden tensarse. Alzar, abrazar y hablarle a su niño lo calmarán disminuyendo este riesgo. Su niño llorará menos si usted lo mantiene alimentado, seco y tranquilo. Esta es una época difícil para su niño. Abrace mucho a su niño aunque él se encuentre molesto o llorando.Su niño no debe dormir sobre el estómago. Debe hacerlo sobre un lado. Esto ayuda a evitar que el niño roce la cara en las sábanas y lesione la zona de la cirugía.

Alimentando a su niño:

  • Use una taza, una jeringa con punta de caucho o el lado de una cuchara, para darle líquidos a su niño. No use un biberón o un pitillo.
  • Al alimentar a su niño, sosténgalo sentado y en posición vertical. La cabeza del niño debe estar más alta que el estómago. Esto evitará que los líquidos vayan a los pulmones (causando un atoro) en lugar de ir al estómago.
  • Alimente a su niño lentamente. Sáquele los gases después de que tome entre 1 y 2 onzas de líquido. Su niño puede ensuciarse o escupir con frecuencia durante las comidas. Es una buena idea tener a mano un paño para secar suavemente a su niño cuando sea necesario.
  • Si su niño tiene edad suficiente, los médicos le dirán cuando puede usted comenzar a darle alimentos blandos. Estos alimentos no necesitan masticarse. La compota de manzana, el flan, el pudín u otros alimentos en forma de puré pueden ser ejemplos de estos alimentos blandos. Después de la cirugía, su niño necesitará consumir alimentos blandos durante 1 mes. Su niño no debe alimentarse a sí mismo porque podría lastimarse el área de la cirugía. No le dé a su niño chupetes o algo duro que él pueda llevarse a la boca.

Prevención de infecciones:

  • Mantenga a su niño alejado de las personas que tengan resfriados, gripe u otras infecciones, hasta que la cirugía del niño haya sanado.
  • Mantener húmedo el interior de la boca de su niño ayudará a que el área de la cirugía permanezca limpia. Enjuague la boca de su niño después de cada comida y a la hora de acostarse. Haga esto rociando suavemente con un atomizador agua pura o agua salada sobre el área. Sentando a su niño en posición erguida con la cabeza hacia arriba o hacia delante puede hacer que el enjuague sea más fácil. Esto evitará que su niño se atragante y que sienta temor.
  • La saliva y la leche pueden entrar en los oídos si el niño es alimentado cuando está acostado. Esto puede causar infecciones en el oído. Sostenga a su niño en posición erguida durante las comidas. La cabeza del niño debe estar más alta que el estómago.

Otros cuidados posteriores necesarios:

Puede ser necesario que a su niño lo examinen varios médicos mientras él sana de la cirugía, y mientras crece. Un equipo de personas trabajando en conjunto puede ayudar a que su niño se recupere y crezca lo mejor posible. Este equipo puede estar compuesto de médicos, enfermeras, consejeros, trabajadores sociales y terapeutas del lenguaje. El equipo también puede incluir dentistas, un terapeuta de la respiración y un dietista. El equipo trabajará unido para lograr los siguientes objetivos:

  • Reformar la boca de su niño tanto como sea necesario.
  • Enseñar a su niño a hablar normalmente.
  • Estar seguros de que su niño pueda deglutir (tragar) sin atragantarse y que obtenga una buena nutrición.
  • Darle ayuda y apoyo a su niño lo mismo que a usted y su familia.

Cuidado ortodóncico y dental:

Su niño puede tener problemas con las caries y las infecciones en las encías debido al paladar fisurado. Pregúntele a su médico con que frecuencia debe ser llevado su niño a visitar al dentista. Aún después de la cirugía, su niño tiene una mayor posibilidad de presentar problemas en la forma como sus dientes crecen. Varias veces, su niño puede necesitar abrazaderas y otras ayudas para sus dientes a medida que avanza en edad.

Terapia de lenguaje:

Aún después de la cirugía, su niño puede necesitar ayuda para aprender a hablar normalmente. Un terapeuta del lenguaje especialmente entrenado ayudará a su niño a hablar mejor. Es posible que su niño necesite trabajar con un terapeuta de lenguaje durante muchos años. Su niño también puede necesitar más cirugías para reparar su paladar.

  • Videofluoroscopia: Durante este examen, a su niño le dan un líquido especial para que lo tome. Después de tomar el líquido, toman varias radiografías (rayos X) a medida que su niño habla o deglute (traga). Este examen puede ayudar a los médicos a encontrar problemas al deglutir y otros inconvenientes.
  • Nasoendoscopia: : Este examen también se conoce como nasofaringoscopia. Los médicos insertan un tubo a través de la boca o nariz de su niño. Una cámara diminuta acoplada al extremo del tubo muestra a los médicos lo que sucede cuando su niño habla.

Problemas sociales:

Su niño puede sentirse diferente a medida que crece si el sonido al hablar es distinto al de sus amigos. Tener que usar ganchos debido a los problemas en los dientes también puede hacer que su niño se sienta mal. Es posible que su niño necesite una o más cirugías para arreglar su paladar a medida que crece. Tener que visitar varios médicos puede hacer que su niño se sienta diferente. El niño puede sentirse triste o malhumorado. Anime a su niño a que comparta estos sentimientos con usted. Si usted piensa que su niño está teniendo problemas para enfrentar el problema, hable con el médico del niño.

Apoyo emocional:

Usted puede sentir tristeza, vergüenza o disgusto, debido a la fisura en el paladar de su niño. Usted puede culparse y pensar que la fisura fue causada por algún error cometido por usted. Estos sentimientos son normales. No hay nada que usted hubiera podido hacer para evitar la fisura en el paladar de su niño. Hable sobre sus sentimientos con un médico o con alguien cercano a usted. Pregunte a los médicos sobre los grupos de apoyo para padres que tienen hijos con el paladar fisurado. Tales grupos pueden darle apoyo y más información sobre la condición de su niño. Para mayor información, usted puede ponerse en contacto con las siguientes organizaciones:

  • Cleft Palate Foundation
    1504 E. Franklin St, Ste. 102
    Chapel Hill , North Carolina 27514-2820
    Phone: 1- 919 - 933-9044
    Web Address: http://www.cleftline.org

Consejos para su bienestar y el de su niño:

  • Tener un niño con el paladar fisurado puede ser estresante. Ya que es difícil evitar el estrés, usted debe aprender a controlarlo. Aprenda nuevas técnicas de relajación. La respiración profunda, la meditación o la biofeedback son algunos ejemplos de las maneras que existen para relajarse. Hable con los médicos acerca de las cosas que le molestan. Pídales ayuda a sus amigos y familiares cuando usted la necesite.
  • Es muy importante no fumar alrededor de su niño. El humo secundario puede ser perjudicial para el corazón, los pulmones y la sangre de su niño. Nunca es tarde para dejar de fumar. Dejar de fumar no sólo es conveniente para usted sino para las personas que lo rodean. Si tiene dificultad para dejar de fumar, pídale a su médico el folleto con información sobre los métodos para dejar de hacerlo.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Los puntos (sutura) de su niño se separan.
  • La zona que rodea los puntos de su niño está enrojecida, hinchada o presenta pus proveniente de la incisión (corte). Esto puede significar que el niño tiene una infección en el sitio de los puntos.
  • Su niño presenta un dolor que no desaparece.
  • Su niño presenta escalofríos, tos o se oye congestionado. Estos son signos de que su niño puede tener una infección.
  • Su niño presenta picazón, hinchazón o salpullido en la piel. El medicamento de su niño puede ser la causa de estos síntomas. Esto puede significar que su niño es alérgico al medicamento que está tomando. Esto puede convertirse en un problema serio.
  • Usted está teniendo problemas para alimentar a su niño o su niño está perdiendo peso.
  • Su niño no está actuando en la forma que acostumbra.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con los medicamentos o cuidados de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño no puede respirar o sus labios y uñas de pies y manos se vuelven azules. ¡Esto es una emergencia! Marque 0 (operadora) o llame al 911 para pedir ayuda inmediatamente.
  • Su niño está presentando sangrado abundante, que no se detiene o está causándole asfixia.
  • Su niño está mostrando signos de deshidratación. Estos signos incluyen: menos orina de lo normal, llanto sin derramar lágrimas, o labios secos y agrietados. Si su niño es un infante, es posible que la zona blanda, encima de la cabeza, llamada fontanela se vea hundida.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide