Skip to Content

Cirugía Abierta De Cerebro Con Quimioterapia Para Glioma Maligno

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La cirugía abierta de cerebro con quimioterapia para el glioma maligno se hace para quitar un tumor (masa) del cerebro. El cerebro se forma de neuronas que transmiten y reciben señales y las células gliales que sostienen y alimentan a las neuronas. Un glioma maligno se forma cuándo las células gliales llegan a ser cáncerosas. Las células gliales cáncerosas crecen y se dividen sin control u orden. Estas células del cáncer a menudo forman demasiado tejido y afectan a otras estructuras cerca de el en el cerebro. Durante la cirugía abierta de cerebro o craneotomia, usted puede estar dormido o despierto. Los médicos harán un craneotomia taladrando un hoyo o quitando una parte del cráneo para exponer el cerebro. Durante la cirugía, se puede hacer un mapa del cerebro para verificar las actividades en las diferentes áreas del cerebro. Esto incluyen áreas del cerebro utilizadas para hablar, moverse, ver, oler y comprender.
  • Su médico puede necesitar hacer también una estereotaxia para quitar su glioma maligno. En el estereotaxia, las imágenes tomadas de su cerebro se mostrarán en vistas tridimensionales (3-D). Esto ayudará a los médicos a ver claramente las diferentes áreas del cerebro al ver sus imágenes en un monitor. La estereotaxia puede permitir a los médicos a ubicar y quitar su glioma de manera más exacta. La quimioterapia es el medicamento utilizado para tratar el cáncer. Durante la cirugía, se colocara el medicamento de la quimioterapia en forma de oblea en el cerebro. Estos medicamentos ayudarán a matar las células del cáncer que puedan haberse diseminado a otras áreas en su cerebro. Usted y su médico decidirán si este tipo de cirugía es el adecuado para su glioma maligno. Con la cirugía abierta de cerebro con quimioterapia, el glioma maligno se puede quitar y sus síntomas se pueden aliviar.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de sus medicamentos: Incluya las dosis, frecuencia, forma que toma sus medicamentos y la razón. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Tenga consigo su lista de medicamentos en caso de una emergencia. Bota las listas viejas. Use las vitaminas, hierbas, o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado: Llame a su proveedor de salud si piensa que sus medicamentos no están funcionado como se había esperado. Infórmele cualquier alergia que usted haya tenido, y si desea suspender o cambiar su medicamento.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Su médico puede disminuir lentamente la cantidad de medicamento esteroide que usted utiliza. No cambie la cantidad ni deje de tomar el medicamento hasta que su médico se lo indique.
  • Si usted esta en quimioterapia, tome su medicamento exactamente como se le ha indicado.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

  • Su médico le dirá cuando se quitarán las suturas o grapas en su cabeza. Pregunte a su médico para saber cuidar de sus suturas y grapas en casa.

Alimentarse bien con cáncer y el tratamiento de cáncer:

La buena alimentación puede:

  • ayudarlo a sentirse mejor durante el tratamiento y reducir los efectos secundarios de este
  • reducir su riesgo de infección
  • ayudar a que usted tenga más energía y se sienta más fuerte
  • ayudar a que usted mantenga un peso saludable y se cure más pronto
Coma una variedad de alimentos saludables para obtener proteína, carbohidratos, y nutrientes que su cuerpo necesita. Es posible que usted necesite cambiar los alimentos que come dependiendo de sus tratamientos y sus efectos secundarios. Es posible que usted también necesite comer más calorías de lo usual. Colabore con una dietista para planificar el mejor plan de alimentación y meriendas para usted.

Cuidado de la herida:

Cuándo a usted se le permita bañarse, lave con cuidado sus incisiones con jabón y agua. Después, ponga vendas limpias y nuevas. Cambie sus vendas cada vez que se mojan o ensucien. Pregunte a sus médicos para más información acerca del cuidado apropiado de su herida.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene escalofrío, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene mareo, náusea (malestar estomacal) o vómito (devolver).
  • Su venda llega a estar empapada con sangre.
  • Su piel le pica, se hincha o tiene una erupción.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de su cirugía, condición o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene fiebre, rigidez de cuello o dolor de ojos, especialmente al ver directamente la luz.
  • Usted tiene pus o una olor pestilente que viene de su incisión.
  • Usted tiene dolor de cabeza severo que no se quita, aún después de tomar medicamento para el dolor.
  • Usted tiene problemas al ver, hablar o pensar claramente.
  • Usted se desmayó o tuvo un ataque (convulsión).
  • Su cara se entume o usted no puede mover sus brazos o las piernas.
  • Sus síntomas regresan o empeoran.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide