Skip to Content

Cirugia Toracoscopica Asistida Por Video

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una cirugía toracoscópica asistida por video (CTAV) es una cirugía que se realiza para observar el interior de su toráx utilizando un video endoscopio. Una CTAV se realiza habitualmente para diagnosticar o tratar enfermedades de los pulmones y la pleura (capa delgada que cubre los pulmones). Dichos padecimientos incluyen infecciones, cáncer o demasiado líquido en la cavidad torácica. También puede realizarse la CTAV para administrarle medicamentos directamente a los pulmones o para realizar una biopsia (tomar muestras de tejido). Su médico también puede extraer ganglios linfáticos pequeños o una porción del pulmón realizando la cirugía. La CTAV también puede diagnosticar padecimientos de la columna o del esófago.
  • Durante ésta cirugía se realizan incisiones pequeñas en su tórax. El video endoscopio y otras herramientas especiales se insertan a través de estas incisiones pequeñas. Un video endoscopio es un tubo delgado flexible con una cámara de fibra óptica conectada en el extremo. Este le da a los médicos una visión clara del interior de su tórax mientras observan las imágenes en un monitor. El realizar un CTAV tan pronto como sea posible puede diagnosticar y tratar su enfermedad y prevenir mayores complicaciones.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

  • Pregúntele a su médico cuando debe regresar a que se le revisen las heridas y se le retiren las puntadas o los drenajes.

Bañarse con puntos:

Siga las instrucciones de su médico de cabecera sobre cuando usted puede tomar un baño. Lave con sumo cuidado el área del cuerpo con los puntos. No frote los puntos al secar su piel. Seque el área con la toalla con mucho cuidado. Cuando el área este seca, coloque un vendaje nuevo y limpio, como se le haya indicado.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Tiene náuseas o vómito.
  • Su piel le da comezón, se inflama o desarrolla salpullido.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Tiene dudas o inquietudes acerca de su procedimiento o medicamentos.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Tiene más dolor o sangrado en la zona de la herida.
  • Su vendaje se mancha de sangre.
  • Sus heridas se inflaman o tienen pus o mal olor.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide