Skip to Content
Get expert answers to vaginal health questions. Go >

Bulimia Nerviosa En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La bulimia nerviosa es un trastorno de la alimentación. Su niño come una gran cantidad de alimentos en un corto período de tiempo. Esto se conoce como atracón. Luego vomita, usa laxantes, aguanta hambre o hace ejercicio por horas para evitar subir de peso. Esto se conoce como purga. Su niño hace esto, por lo menos, una vez cada semana durante varios meses.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Signos vitales:

Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Alimentación y uso del baño:

Es posible que solo le permitan a su niño ir al baño cuando un médico esté presente. Esto es para ayudar a su niño a cambiar las conductas centradas en tener atracones y purgas secretamente.

Nutrición:

Su niño se reunirá con un dietista para hablar sobre nutrición y desarrollar un plan de alimentación saludable. Es importante que su niño consuma de 3 a 5 comidas establecidas al día para reducir la urgencia de tener un atracón. Es posible que su niño necesite aprender a preparar alimentos saludables. También puede necesitar volver a aprender cómo se siente tener hambre y estar satisfecho.

Actividad física:

A su niño lo van a pesar con regularidad para saber si está subiendo de peso, bajando de peso o manteniéndolo. La rutina diaria de su niño comprenderá actividad física limitada. Un médico ayudará a su niño a aprender otras formas diferentes al ejercicio para aliviar el estrés.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre: mostrarán si su niño está recibiendo suficiente hierro, calcio, glucosa y otros nutrientes.
  • Análisis de orina pueden utilizarse para revisar si tiene signos de deshidratación.

Medicamentos:

  • Antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) se emplean a menudo para tratar la bulimia. Es posible que su niño necesite este medicamento incluso si no está deprimido. Los ISRS le proporcionan al cerebro de su niño más cantidad de un químico llamado serotonina. La serotina puede ayudar a su niño a enfocarse en otras cosas y pensar menos en su peso o las comidas.
  • Los anticonvulsivos pueden ayudar a controlar los cambios de humor de su niño y disminuir el comportamiento agresivo o irritable.
  • Los medicamentos contra las náuseas se podrían administrar para calmar el estómago de su niño y evitar el vómito.
  • Laxantes pueden utilizarse para tratar el estreñimiento.
  • Las vitaminas o los suplementos minerales pueden ser necesarios si los niveles de nutrientes de su niño son bajos debido a la bulimia.

Terapia:

  • Terapia cognitivo conductual se usa para ayudar a su niño a cambiar su manera de pensar sobre los alimentos, el aumento de peso y la autoestima. Un terapeuta le enseñará a su niño a identificar las creencias y los pensamientos negativos y reemplazarlos por creencias y pensamientos positivos. Su niño también aprenderá diferentes formas para afrontar las situaciones que provocan la bulimia.
  • La terapia en grupo, la terapia en familia o los grupos de apoyo pueden ayudar a su niño a hablar con otras personas que tienen bulimia. La terapia en grupo es una reunión con otras personas que también tienen bulimia. La terapia en familia es una reunión con un terapeuta y los miembros de la familia de su niño. Los grupos de autoayuda como Overeaters Anonymous, (Comedores descontrolados Anónimos), Eating Disorders Anonymous (Trastornos de Alimentación Anónimos), o cualquier otro grupo de apoyo pueden ayudar a prevenir una recaída en un futuro.

RIESGOS:

  • Sin tratamiento, la bulimia se convierte en una afección prolongada. Muchos de los riesgos de bulimia pueden ser mortales. Su niño puede presentar insuficiencia cardíaca congestiva si usa ipecac para provocarse el vómito. El vómito puede hacer que el nivel de electrolitos (calcio, sodio, potasio) de su niño sea demasiado alto o demasiado bajo. Esto podría hacer que el corazón de su niño deje de latir.
  • El ácido del vómito puede producir erosión del esmalte dental y producir caries en los dientes e infecciones en las encías de su niño. Los vómitos repetidos pueden producir acidez estomacal, reflujo y daño al esófago de su niño. Si su niño abusa de los laxantes, los intestinos podrían dejar de funcionar. Podría necesitar una cirugía rectal o una bolsa de colostomía. Puede que los huesos de su niño no se formen completamente y podría tener huesos frágiles o fracturas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide