Skip to Content

Autoexamen Del Seno Para Las Mujeres

LO QUE NECESITA SABER:

Un autoexamen de seno es una manera de revisar si sus senos tienen protuberancias u otros cambios. Los autoexámenes de seno regulares pueden ayudarla a conocer cómo se ven y se sienten sus senos normalmente. La mayoría de las protuberancias o cambios en el seno no son cáncer, pero usted siempre debería ir con su médico para que la revise. Su médico también puede observarla e indicarle si usted está realizando su autoexamen correctamente.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted encuentra algún tipo de bulto o cambio en sus senos.
  • Usted tiene dolor en el pecho, o le sale líquido de sus pezones.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Por qué usted debe hacerse un autoexamen de seno:

El cáncer de seno es el tipo de cáncer más común en las mujeres. Aún si a usted le realizan una mamografía, todavía puede seguir revisándose regularmente. Si usted sabe cómo se sienten y se ven sus senos normalmente, eso podría ayudarle a determinar cuándo comunicarse con su médico. Es posible que una mamografía no detecte algún cáncer. Usted podría encontrar una protuberancia durante un autoexamen de seno que no se detectó con su mamografía.

Cuándo debería usted realizarse un autoexamen de seno:

Marque su calendario para que recuerde hacerse un autoexamen del seno en una fecha regular. Una forma fácil de recordar es realizar el autoexamen de seno en el mismo día cada mes. Si usted tiene periodos menstruales, es posible que lo mejor sea que se haga un autoexamen 1 semana después de que terminó su periodo. Esto es cuando sus senos podrían estar menos inflamados, abultados o sensibles. Usted puede realizarse autoexámenes del seno regulares incluso si está dando de lactar o si tiene implantes en el seno.

Cómo realizar un autoexamen de seno:

  • Observe sus senos en un espejo. Observe el tamaño y la forma de cada seno y del pezón. Revise si hay inflamación, protuberancias, hoyuelos, piel descamada u otros cambios en la piel. Vigile los cambios en el pezón, como cuando tiene dolor o que comienza a hundirse. Apriete cuidadosamente ambos pezones y revise si sale líquido (que no sea leche materna) de ellos. Si usted detecta cualquiera de estos u otros cambios en sus senos, comuníquese con su médico. Revise sus senos mientras está sentada o parada en las 3 siguientes posiciones:
    • Cuelgue sus brazos en sus costados.
    • Levante sus manos y júntelas detrás de su cabeza.
    • Ejerza presión firme con sus manos sobre sus caderas. Inclínese un poco hacia adelante mientras observa sus senos en el espejo.


  • Acuéstese y palpe sus senos. Cuando usted se acuesta, el tejido de sus senos se extiende uniformemente sobre su pecho. Esto facilita que usted sienta protuberancias o cualquier cosa que podría no ser normal para sus senos. Realice un autoexamen con un seno a la vez.
    • Coloque una almohada pequeña o una toalla debajo de su hombro izquierdo. Coloque su brazo izquierdo detrás de su cabeza.
    • Use los 3 dedos medios de su mano derecha. Use las yemas de los dedos, en la parte superior. La yema del dedo es la parte más sensible de su dedo.
    • Haga círculos pequeños para sentir el tejido del seno. Use las yemas de sus dedos para hacer círculos pequeños empalmados sobre sus senos y axilas. Use presión ligera, media y firme. Primero, presione ligeramente. Después, presione con una presión media para sentir un poco más profundo en su seno. Por último, use presión firme para sentir su seno en lo más profundo.
    • Examine el área completa de su seno. Examine el área del seno desde arriba hasta abajo donde usted siente las costillas. Haga círculos pequeños con las yemas de los dedos, comenzando en la parte media de su axila. Haga círculos subiendo y bajando hacia el área del seno. Continúe hacia su seno, hasta llegar al otro lado. Examine toda el área desde la axila hasta el centro de su pecho (esternón). Deténgase en el centro de su pecho.
    • Mueva la almohada o toalla hacia su hombro derecho y coloque su brazo derecho detrás de su cabeza. Use las yemas de los 3 dedos medios de su mano izquierda y repita los pasos anteriores para realizar un autoexamen en su seno derecho.

Qué más se puede hacer para la revisión de problemas en el seno o del cáncer de seno:

Algunos expertos sugieren que las mujeres de 40 años de edad y mayores deberían realizarse una mamografía cada año. Otros sugieren que las mujeres entre 50 y 74 años de edad se hagan una mamografía cada 2 años. Consulte con su médico sobre cuándo usted debería hacerse una mamografía.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Su médico puede observarla e indicarle si usted está realizando su autoexamen correctamente. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide