Skip to Content

Artroscopia Quirúrgica De Rodilla

LO QUE NECESITA SABER:

La artroscopia quirúrgica de rodilla es un procedimiento para observar dentro de la articulación de la rodilla. Un artroscopio es un tubo flexible que tiene una luz y una cámara en el extremo. Por lo general se realiza una artroscopia de rodilla para reparar daños dentro de la rodilla.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Anestesia: Este medicamento funciona para hacerlo sentir cómodo durante el procedimiento. Los médicos van a colaborar con usted para decidir la anestesia que más le convenga a usted.
    • Anestesia general: Los médicos utilizan este medicamento para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. Se administra la anestesia por vía intravenosa o en forma de gas. Usted inhala el gas por una mascarilla o por un tubo que le colocan en la garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
    • Anestesia regional: Le inyectarán un medicamento para adormecerle la rodilla. Usted permanecerá despierto durante el procedimiento.

Durante el procedimiento:

El médico realizará una incisión en la rodilla para insertar el artroscopio. Es posible que se hagan más incisiones en su rodilla. Podrían introducir instrumentos pequeños para reparar su rodilla. Los médicos podrían extraer tejidos o huesos fracturados. Las incisiones se cierran con puntos de sutura y se envuelven con una venda.

Después del procedimiento:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama por su cuenta hasta que su médico le indique que puede hacerlo. Hable con sus médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando su médico determine que usted está bien, es posible que se le permita volver a casa. Si usted permanecerá en el hospital, lo transferirán a su habitación de hospital.

  • Actividad: Es posible que deba caminar el mismo día del procedimiento o el día siguiente. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Inmovilización: Es posible que deba usar una rodillera. Esto le ayudara a evitar el movimiento para que su rodilla pueda sanar. Es posible que usted necesite usar muletas para desplazarse.
  • Calcetines de compresión: Estos son calcetines largos y ajustados que ejercen presión en las piernas y promueven el flujo sanguíneo para evitar coágulos. Es posible que deba usar estos calcetines de compresión hasta que pueda comenzar a caminar.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Los médicos colocarán una compresa de hielo en su rodilla durante 15 a 20 minutos cada hora.
  • Medicamentos:
    • Medicamentos contra las náuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y ayudar a prevenir el vómito.
    • Analgésicos: Los médicos podrían recetarle medicamentos para eliminar o disminuir su dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso para pedir mas. Los analgésicos pueden causarle mareos o somnolencia. Para no caerse, llame a un médico cuando desee levantarse de la cama o si necesita ayuda.

RIESGOS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Usted podría tener una reacción alérgica a la anestesia. Es posible que tenga dolor o rigidez en la rodilla. Es posible que deba volver a operarse de la rodilla más adelante. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. El coágulo podría desprenderse y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide