Skip to Content

Artroscopia Quirúrgica De Rodilla

LO QUE USTED DEBE SABER:

La artroscopia de rodilla es una cirugía que se usa para mirar el interior de la articulación de su rodilla. Esta cirugía se hace usando un instrumento llamado artroscopio. El artroscopio es un tubo largo que tiene un lente de aumento y una luz en el extremo. Es posible que usted tenga que quedarse en el hospital durante un día después de la cirugía. También es posible que le permitan regresar a su casa el mismo día de la cirugía. Esta cirugía se hace para detectar y reparar problemas en el interior de su rodilla. Algunas de las cirugías que pueden hacerse mediante una artroscopia de rodilla son la reparación de los meniscos o meniscectomía, la reparación del ligamento cruzado anterior, el aflojamiento o liberación lateral y el desbridamiento patelar.

Picture of a normal knee

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Haga una lista con los nombres de los medicamentos que usted usa, la frecuencia con que los usa y porqué los usa. Cuando vaya a consulta con sus médicos, lleve la lista o los envases de sus medicamentos. Pídale a su médico información relacionada con sus medicamentos. No use ningún otro medicamento sin antes consultar con su médico. Entre los medicamentos que usted no debe usar se pueden incluir los de venta libre (sin receta médica), las vitaminas, hierbas o suplementos nutricionales.
  • Use sus medicamentos siguiendo siempre las indicaciones de su médico. No suspenda ningún medicamento sin antes consultar con su médico. Si el medicamento que usted usa le produce sueño, no maneje automóvil ni trabaje con maquinaria pesada.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

¿Cómo puedo cuidarme cuando llegue a mi casa?

  • Coloque un paquete de hielo en su rodilla. Ponga hielo picado en una bolsa plástica o use un paquete de arvejas o de maíz congelados. Envuélvalo con una toalla formando un paquete. Coloque este paquete en su rodilla durante 15 a 20 minutos cada hora. Haga esto por el tiempo que usted lo necesite en las primeras 24 a 48 horas. No duerma sobre el paquete de hielo porque puede sufrir una quemadura.
  • Mantenga su vendaje seco y limpio.
    • Consulte con su médico si usted puede quitarse la venda elástica y el vendaje. Cuando le permitan bañarse o ducharse, lave cuidadosamente sus puntos con agua y jabón. Después, póngase un vendaje limpio y nuevo. Cada vez que el vendaje se humedezca o ensucie, cámbielo. Si usted mismo no puede cambiarse el vendaje, pídale a alguien que le ayude a cambiarlo.
    • Al ducharse, envuelva una bolsa plástica alrededor de su vendaje. Usando una cinta adhesiva, pegue cuidadosamente la bolsa sobre la parte superior e inferior del vendaje de manera que el agua no pueda penetrar. Mantenga su pierna lo más lejos posible del chorro de agua.
  • Mantenga su rodilla más alta que el nivel de su corazón. En las primeras 24 a 48 horas evite lo más que pueda permanecer de pies. Siempre que sea posible en los siguientes dos días, mantenga elevada la pierna lesionada, colocándola sobre dos almohadas. Mueva frecuentemente sus piernas mientras se encuentre en cama para evitar la formación de coágulos de sangre.
  • Use medias de presión. Esto ayudará a disminuir la hinchazón en sus piernas mientras usted puede caminar un poco más. Pregúntele a su médico qué tipo de medias de presión es mejor usar.
  • Use la abrazadera que su médico le suministró. Puede ser necesario que usted use una abrazadera o una venda elástica. Esto ayuda a evitar que su rodilla se mueva demasiado mientras sana. Pregúntele a su médico el número de días en que usted debe usar la abrazadera después de la cirugía. También es posible que tenga que usarla durante actividades deportivas. Pregúntele a su médico cuánto tiempo debe usted durar usando el brazalete, al practicar actividades deportivas.
    • Usted puede quitarse la abrazadera cada vez que se bañe. Póngasela nuevamente lo más pronto que pueda.
    • Usted puede aflojar o apretar la abrazadera o la venda elástica para sentirla cómoda. Debe estar lo suficientemente apretada como para sostener su rodilla. No debe estar tan apretada que le haga sentir hormigueo o pérdida de la sensibilidad en los dedos de su pie. Si está usando una venda elástica, quítela y vuélvala a envolver, una vez al día.
    • Mueva el pie y los dedos del pie varias veces al día, para prevenir la rigidez en las articulaciones.
  • Use las muletas que su médico le suministró. A usted pueden darle unas muletas o un bastón para que los use, hasta que pueda apoyar el peso de su cuerpo sobre la rodilla afectada (pararse usando esa pierna) sin sentir dolor. Pregúntele a su médico cuánto tiempo debería durar usted usando las muletas y también pídale información sobre la forma de usar correctamente las muletas.
  • Asista a sesiones de fisioterapia. Su médico puede ordenarle que asista a fisioterapia. Un fisioterapeuta le ayudará a hacer ejercicios especiales. Estos ejercicios fortalecerán su rodilla y mejorarán su movimiento.
  • Pregúntele a su médico en qué momento puede usted comenzar a ejercitarse. Inmediatamente después de la cirugía, evite los ejercicios fuertes, como trotar o montar en bicicleta. Lo mejor es comenzar despacio e ir aumentando el ejercicio a medida que usted se fortalece. Hable con su médico antes de comenzar a ejercitarse. Entre ambos pueden elaborar un programa de ejercicios que sea conveniente para usted.
  • Manejo de vehículos: No maneje automóvil si todavía está tomando medicamentos narcóticos para el dolor.
  • Consulte con su médico cuando usted puede regrasar al trabajo o escuela.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • El área que rodea sus puntos está hinchada, enrojecida, o tiene pus. Esto puede significar que usted tiene una infección.
  • Sus puntos se separan.
  • Su vendaje se empapa con sangre.
  • Usted presenta más dolor en su rodilla o tiene dificultad para moverse.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con el problema en su rodilla, su cirugía o sus medicamentos.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted se cae o se lastima la rodilla.
  • Su pierna o los dedos del pie pierden la sensibilidad, tienen hormigueo, se sienten fríos al tocarlos, o se ven azules o pálidos.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su pierna se siente caliente, sensible, y dolorosa. Podría verse inflamada y roja.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide