Skip to Content

Apendicectomía Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

La apendicectomía laparoscópica es cirugía para extirpar su apéndice. Durante la cirugía harán pequeñas incisiones en su abdomen. Insertan un ámbito pequeño y herramientas especiales en las incisiones. Un ámbito es un tubo flexible con una cámara y una luz en su extremidad.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de su cirugía:

  • Formulario de consentimiento es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Enema: Usted podría requerir un enema antes de su cirugía. Insertan líquido en su recto para ayudar a vaciar sus intestinos.
  • Un IV es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.
  • Cuidados preoperatorios: A usted le pueden dar medicamento momentos antes del procedimiento o la cirugía. Este medicamento puede producirle relajación y sueño. A usted le llevarán en una camilla hasta la sala donde le practicarán el procedimiento o la cirugía y luego usted será movido a una mesa o cama.
  • La anestesia general lo va a mantener dormido y libre de dolor durante cirugía. La anestesia se puede administrar por su conducto intravenoso. En lugar de esto, usted la puede respirar a través de una mascara o conducto colocado dentro de su garganta. Este conducto puede causar que usted tenga dolor de garganta cuando despierte.
  • Un sonda de Foley es un tubo que los médicos colocan en su vejiga para drenar la orina dentro de una bolsa. Mantenga la bolsa más abajo de su cintura. Esto va a prevenir que la orina fluya de regreso a su vejiga y cause una infección u otros problemas. Además, mantenga el tubo libre de dobleces para que la orina pueda drenar correctamente. No jale la sonda, ya que esto puede causar dolor y sangrado y puede llegar a causar que la sonda se salga.
  • Sonda nasogástrica: Se coloca una sonda nasogástrica en su nariz, que pasa por su garganta hasta llegar a su estómago. Se puede administrar medicamento o alimento a través de la sonda nasogástrica, si usted no puede tomar nada por la boca. El tubo también podría estar sujetado a una succión si los médicos necesitan mantener su estómago vacío.

Durante su cirugía:

  • Su abdomen y área genital será lavada con jabón y agua. Le cubrirán con sabanas limpias para mantener el área quirúrgica limpia.
  • Durante su cirugía, harán una incisión pequeña en el ombligo para introducir el laparoscopio. Harán 1 a 2 incisiones adicionales en su abdomen para insertar los otros instrumentos. Entonces, el abdomen será inflado con un gas (bióxido de carbono) para levantar la pared abdominal de los órganos internos. Podrían utilizar ganchos, cauterio, lazadas o grapadoras para separar la membrana del apéndice del ciego. El apéndice es colocado en una bolsa pequeña y se corta usando tijeras.
  • Si el apéndice está muerto o en decadencia, una parte o todo el ciego podría ser cortado también. La extremidad del intestino delgado será reconectada al intestino grueso restante. Las incisiones serán cerradas con puntadas o cintas quirúrgicas y cubiertas con vendajes. Si el apéndice ha estallado o tiene hoyos, el abdomen será irrigado (lavado) a fondo. Esto se hará después de remover el apéndice. Su médico podría dejar la piel abierta y permitir que se cure por sí misma. Es posible también que coloquen un drenaje en el abdomen para permitir que las materias infectadas salen de su cuerpo.

Después de su cirugía:

Lo llevarán a la habitación de recuperación hasta que esté plenamente despierto. Los médicos le vigilarán cuidadosamente por si tiene cualquier problema. No salga de la cama hasta que su médico se lo autorice. Cuándo los médicos vean que su condición es estable, entonces lo llevarán a su habitación del hospital. Los vendajes son para cubrir sus puntadas y mantener el área limpia y seca para evitar una infección. Un médico podría remover los vendajes después su cirugía para revisar abdomen.

  • Actividad: Es posible que usted necesite comenzar a caminar el mismo día de su cirugía, o el día después. El movimiento va a ayudar a prevenir coágulos de sangre. También le podrían dar ejercicios que usted puede hacer en la cama. No se levante de la cama por si mismo sin aprobación médica. Hable con su médico antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted se pueda levantar por si mismo, siéntese o acuéstese inmediatamente si se siente débil o mareado. Luego oprima el botón de ayuda para informar a sus médicos que necesita ayuda.
  • Usted podrá beber líquidos y comer ciertos alimentos tan pronto regresen sus funciones estomacales después de su cirugía. Usted podría recibir trocitos de hielo al principio. Luego recibirá líquidos como agua, caldos, jugo y sodas claras. Si no tiene malestar estomacal después de haber tomado estos líquidos, podría recibir alimentos como helados y puré de manzana. Tan pronto usted pueda tolerar los alimentos blandos, puede comenzar a comer alimentos sólidos lentamente.
  • Drenajes: Son pequeños tubos (sondas) de caucho que se colocan dentro de su piel para drenar el líquido acumulado alrededor de su incisión. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar.
  • Medicamentos: Usted podría requerir cualquiera de los siguientes:
    • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
    • Medicamentos contra náuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y ayudar a prevenir el vómito.
    • Medicamentos para el dolor: Los médicos le podrían administrar medicamento par suspender o reducir su dolor.
      • No espere que su dolor este muy fuerte para solicitar su medicamento. Informe a sus médicos si su dolor no ha reducido. Es posible que el medicamento no funcione como debería para controlar su dolor si espera demasiado tiempo para tomarlo.
      • El medicamento para dolor podría causarle mareo o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a su médico cuando de vaya a levantar de la cama o necesite ayuda.
  • Monitoreo: Los médicos podrían observar sus pulsos en sus brazos o muñecas. Esto ayuda a los médicos a saber si usted tiene problemas con el flujo sanguíneo después de su cirugía. Usted puede también tener cualquiera de los siguientes:
    • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
    • Entrada y salida: Los médicos van a vigilar la cantidad de líquido que usted esta recibiendo. También podrían necesitar saber la cantidad de líquido que usted esta orinando. Pregunte la cantidad de líquido que usted debería estar tomando diariamente. Pregunte a los médicos si usted necesita medir o colectar su orina.
  • Usted podría necesitar oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Usted podría recibir oxígeno a través de una máscara colocada sobre su nariz y boca o a través de pequeños conductos colocados en su orificio nasal. Consulte con su proveedor de salud antes de quitarse la máscara o conducto de oxígeno.
  • Usted puede usar botas neumáticas después de cirugía: Las botas tienen una bomba de aire que aprieta y suelta diferentes áreas de las botas. Este dispositivo va a mejorar la circulación de sangre para prevenir coágulos.

RIESGOS:

  • Pueden suceder problemas durante su apendicectomía laparoscópica que pueden llevar a una laparotomía (cirugía abierta). Su estómago, intestinos, vasos sanguíneos o nervios podrían ser lesionados o quemados durante la cirugía. Usted podría también presentar problemas respiratorios, una infección o demasiado sangrado durante o después de la cirugía. El gas utilizado puede causar dolor de hombro o pecho por 1 a 2 días después de su cirugía.
  • Usted podría desarrollar un coágulo sanguíneo en su pierna o brazo. Esto puede causar dolor e hinchazón y puede impedir el flujo de la sangre para que no llegue donde su cuerpo la necesita. El coágulo sanguíneo puede desprenderse y viajar a sus pulmones. Un coágulo de sangre en sus pulmones puede causar dolor de pecho y problemas respiratorios. Estos problemas pueden ser de peligro mortal.
  • Sin tratamiento, el apéndice podría reventar. Cuando esto sucede, el contenido de sus intestinos y el líquido infectado podrían propagarse adentro del abdomen. Esto puede llevar a otros problemas médicos graves como sepsis (infección de la sangre).

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide