Skip to Content

Apendicectomía Laparoscópica En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La apendicectomía laparoscópica es una cirugía para quitar la apéndice del niño. Durante esta cirugía, se realizan incisiones pequeñas en el abdomen del niño. Se introducen un endoscopio pequeño y herramientas especiales a través de estas incisiones. El endoscopio es un tubo flexible con una luz y una cámara en el extremo.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • Apoyo emocional: Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.
  • Enema: Es posible que el niño necesite un enema antes de la cirugía. Este líquido se coloca en el recto para ayudar a vaciar los intestinos.
  • Una cánula intravenosa es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.
  • Cuidados preoperatorios: Pueden darle un medicamento a su niño para que se relaje. Su niño sera llevado a la sala de la cirugía o el procedimiento.
  • La anestesia general mantendrá a su niño dormido y sin dolor durante la cirugía. La anestesia podría administrarse a través de la vía intravenosa de su niño. En lugar de esto, el niño la puede respirar a través de una mascara o conducto colocado por su garganta. La sonda podría provocar que su niño tenga dolor en la garganta cuando se despierte.
  • Una sonda de Foley es un tubo que se coloca en la vejiga de su niño para drenar la orina en una bolsa. Mantenga la bolsa por debajo de la cintura de su niño. Esto va a prevenir que la orina fluya de regreso a la vejiga de su niño y crear una infección u otros problemas. También mantenga el tubo sin torceduras para que la orina drene apropiadamente. No jale del catéter. Esto puede provocarle dolor y sangrado y podría provocar que el catéter se salga.
  • Sonda nasogástrica u orogástrica: Se introduce un tubo nasogástrico u orogástrico a través de la nariz o boca del niño y hacia abajo en el estómago. Este tubo mantiene el aire y el líquido fuera del estómago durante cirugía.

Durante la cirugía del niño:

  • Al niño le limpiarán el abdomen y el área genital con jabón y agua. Se colocarán sábanas sobre él para mantener limpia el área de la cirugía.
  • Durante la cirugía del niño, se realiza una incisión pequeña en el ombligo para introducir el laparoscopio. Los médicos introducirán otros instrumentos haciendo 2 o 3 incisiones pequeñas en diferentes áreas del abdomen. Entonces, inflarán el abdomen con un gas (bióxido de carbono) para levantar la pared abdominal lejos de los órganos internos. Podrían utilizar ganchos, cauterio, lazadas o grapadoras para separar la membrana del apéndice del ciego. Después el apéndice se colocará en una bolsa pequeña y se cortará usando unas tijeras. Se sutura y se cierra el extremo de los intestinos donde el apéndice del niño estaba unido. Las incisiones se cierran con puntadas o cintas quirúrgicas y se cubren con vendas.
  • Si el apéndice ha estallado o tiene orificios, el abdomen se irrigará (lavará) completamente. Esto se realizará después de quitar el apéndice. El médico del niño podría dejar la piel abierta y permitir que cure por sí misma. El podría colocar un drenaje en el abdomen para permitir que los materiales infectados salgan del cuerpo del niño.

Después de la cirugía del niño:

Es posible que coloquen al niño en una sala de recuperación hasta que se despierte por completo. Los médicos lo vigilarán de cerca por cualquier problema. Cuándo los médicos vean que su niño está bien, lo llevarán de regreso su habitación del hospital. Las vendas utilizadas para cubrir las puntadas mantienen el área limpia y seca para prevenir una infección. El médico podría quitar las vendas poco después de la cirugía del niño para revisar el área abdominal.

  • Actividad: El médico de su hijo le dirá cuándo es oportuno que él se levante de la cama. Llame a su médico antes de permitir que salga de la cama por primera vez. Si él se siente o parece débil, acuéstelo de inmediato. Después, llame al médico del niño.
  • Dieta: Es posible que su hijo pueda comer cuando se escuchen sonidos de los intestinos (gruñe el estómago). El médico del niño escuchará el abdomen utilizando un estetoscopio. Primero se le dan cantidades pequeñas de agua y después, otros líquidos como jugo de manzana, leche materna o fórmula. Si el niño no tiene problemas después de beber líquidos, los médicos entonces podrían permitirle que coma alimentos blandos. Algunos ejemplos de alimentos blandos son puré de manzana y fruta o verduras molidos.
  • Drenaje: Estos son tubos delgados de goma que se podrían colocar dentro de la piel del niño para ayudar a drenar el líquido alrededor de la incisión. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar.
  • Medicamentos: Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:
    • Antibióticos: Se administra este medicamento para ayudar a prevenir o tratar una infección causada por bacteria.
    • Medicamento contra las náuseas: Este medicamento puede ser administrado a su niño para calmarle el estómago y controlarle el vómito. Su niño puede tener malestar estomacal después de la cirugía y de usar medicamentos para el dolor.
    • Analgésicos: Su niño puede que necesite medicamento para quitar o disminuir el dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Fíjese si el niño presenta signos de estar dolorido. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.
  • Monitoreo: Los médicos podrían revisar el pulso del niño en los brazos o muñecas. Esto ayuda a los médicos a saber si él tiene problemas con el flujo sanguíneo después de la cirugía. Es posible que su hijo también presente cualquiera de los siguientes:
    • Signos vitales: Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.
    • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que su niño está recibiendo. Es posible que además necesiten saber la cantidad de líquido que su niño está orinando. Consulte con los médicos si necesitan medir o tomar una muestra de orina de su niño.
  • Su niño podría necesitar oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Su niño puede recibir oxígeno mediante una máscara colocada sobre su nariz y boca o por unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Pregunte al médico de su niño antes de retirarle la máscara o los tubos de oxígeno.

RIESGOS:

  • Durante la apendectomía laparoscópica del niño podrían haber dificultades que pueden conllevar a una laparotomía (cirugía abierta). El estómago, los intestinos, los vasos sanguíneos o los nervios podrían lesionarse o quemarse durante la cirugía. El también podría tener problemas para respirar, una infección o demasiado sangrado durante o después de la cirugía. El gas utilizado durante la cirugía del niño podría provocar vómito. El también podría tener dolor en el hombro o el pecho por 1 a 2 días después de la cirugía.
  • Sin tratamiento, el apéndice podría reventar. Si esto sucede, el contenido de los intestinos y el líquido infectado podrían extenderse dentro del abdomen. Esto podría conllevar a otros problemas médicos graves como la septicemia (infección de la sangre).

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide