Skip to Content

Amputación Transmetatarsiana

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La amputación transmetatarsiana, también llamada ATM, es la cirugía para quitar toda o una parte de su parte delantera del pie. La parte delantera de su pie incluye los huesos matatarsianos, que son cinco huesos largos entre los dedos y el tobillo. La ATM generalmente se hace cuando la parte delantera de su pie está gravemente herida o infectada. Significa que los huesos, tejidos, vasos sanguíneos y otras partes tienen daño irreparable. Los médicos también hacen la ATM cuando hay riego sanguíneo deficiente en el pie, causado por cáncer, diabetes o por enfermedad de los vasos sanguíneos. También puede hacerse una ATM cuando se ha intentado tratar la parte delantera de su pie con medicamentos y otras opciones de tratamiento y han fallado.
  • Durante la cirugía, los médicos quitarán la parte delantera de su pie dañada cortándola. Los médicos sólo quitarán la parte del pie que sea necesaria. La herida se limpia de huesos y tejidos muertos o infectados. Necesitará usar una férula en la pierna o zapatos especiales para apoyar su muñón después de la cirugía. La meta de la ATM es salvar la mayor parte de su pie permitiéndole que camine sin cojear. Para tratar el pie dañado necesita otros procedimientos o tratamientos antes, durante o después de que se haga la ATM. Usted y su médico trabajarán juntos para decidir si se incluyen otros tratamientos en su plan.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de sus medicamentos: Incluya las dosis, frecuencia, forma que toma sus medicamentos y la razón. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Tenga consigo su lista de medicamentos en caso de una emergencia. Bota las listas viejas. Use las vitaminas, hierbas, o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado: Llame a su proveedor de salud si piensa que sus medicamentos no están funcionado como se había esperado. Infórmele cualquier alergia que usted haya tenido, y si desea suspender o cambiar su medicamento.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Pregunte a su médico cuando debe volver para checar sus heridas, cambiar sus vendajes y que se le retiren las puntadas.

Actividad:

  • Descanse cuando lo necesite mientras se esta recuperando de cirugía: Comience a hacer más cosas cuidadosamente todos los días. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Elevaciones: Acuéstese y eleve (levante) la pierna a un nivel encima del corazón para ayudar a disminuir la inflamación.

Cuidados del pie diabético:

El nivel alto de azúcar en la sangre daña nervios y vasos sanguíneos. Esto evita que la sangre y el oxígeno alcancen los tejidos del cuerpo. Puede perderse la sensibilidad en sus pies a causa de los daños al nervio.

  • Cheque y lave sus pies con cuidado cada día.
  • No use zapatos demasiado pequeños o que no le queden con sus calcetines puestos dentro de sus zapatos.
  • Regularmente cheque por grietas, callos (áreas duras de la piel) o úlceras (llagas). Informe a sus médicos si tiene cualquiera de estos problemas.
  • Moje sus pies en agua tibia con jabón durante 10 minutos antes de cortarse sus callos. Recorte sus uñas rectas para prevenir uñas encarnadas. También puede limar sus uñas. No corte sus uñas por las esquinas ni cerca de la piel. No escarbe abajo ni alrededor del callo.
  • Pregunte a médicos para más información acerca de los cuidados de los pies del diabético.

Dieta:

Coma alimentos sanos y variados que incluyan frutas, verduras, panes, productos lácteos, carnes y pescado. Comer alimentos sanos le ayudará a sentirse mejor y tener más energía. También le ayudan a que sane más rápido. También necesita tomar vitaminas y minerales si no obtiene suficientes de sus alimentos. Usted necesita dietas específicas si tiene otras condiciones médicas. Pregunte a su médico si usted necesita una dieta especial.

Rehabilitación:

Puede ejercitar sus brazos, piernas y manos con un fisioterapeuta (FT) y un terapeuta ocupacional (TO). Estos ejercicios ayudan a fortalecer los huesos y los músculos. Ellos pueden enseñarle las formas de cuidarse después de una amputación. También le enseñan nuevas maneras de realizar su trabajo, auto-cuidado y a realizar actividades de su vida cotidiana. Sus terapeutas también le pueden enseñar cómo utilizar dispositivos o equipos especiales para poder hacer cosas en su casa o su trabajo. Le sugerirán maneras de mantenerse seguro en su hogar o en su trabajo. Usted y sus terapeutas planearán un programa de terapia que sea el adecuado para usted.

  • Ortesis: Se refiere a dispositivos que protegen, sostienen o mejoran la función de su muñón y su pie sano. La pierna se coloca en un yeso o se apoya con una férula. Quizá necesite utilizar muletas o una andadera hasta que pueda poner el peso en su muñón sin sentir dolor. Usar una plantilla (relleno en el zapato) hecha de caucho, esponja o espuma especial para su zapato también le ayuda. Utilizar estos dispositivos ayudan a disminuir el estrés y el esfuerzo en su muñón y pie sano y previenen problemas adicionales. Pregunte a sus médicos para más información acerca de estos dispositivos.
  • Prótesis: Cuando su herida sane completamente, puede usar una prótesis (pie artificial) hecha para usted. Las prótesis se usan según su altura, peso y tipo o nivel de actividad. Su prótesis necesitará ajustarse varias veces antes de que le quede bien. Nunca trate de arreglar o ajustar su prótesis usted mismo. Una vez que su prótesis este hecha, es importante que la use todo el día. Pregunte a su médico para más información acerca de las prótesis.

Auto cuidado:

  • Mantenga un peso saludable: Platique con su médico acerca de su peso ideal. Tener sobrepeso puede hacer que su corazón trabaje demasiado y aumente la presión en los vasos sanguíneos de su pierna y pie. Pregunte a su médico acerca de un plan para bajar de peso y ejercicios si usted tiene sobrepeso.
  • Ejercicio: El ejercicio hace al corazón más fuerte, baja la presión y lo mantiene sano. También ayuda a mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control si padece diabetes. Es importante que use buenos calcetines y calzado que le quede bien para prevenir llagas y ampollas. Trabaje junto con su médico para un programa de ejercicios para usted.
  • No fume: Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Solicite información sobre como dejar de fumar si necesita ayuda.

Cuidado y drenaje de la herida:

Cuando su médico le indique que está bien, lave con cuidado la herida con jabón y agua. Luego, coloque vendas nuevas y limpias. Cambie sus vendas cada vez que se mojen o se manchen. Cheque siempre como drena su herida cuando cambie sus vendas. No lo drene usted mismo. Pregunte a sus médicos para más información acerca del cuidado y drenaje de su herida.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene flujo o dolor en el área donde se le colocó su drenaje.
  • Usted tiene náuseas (malestar estomacal) o vómito (devolver).
  • Usted siente comezón o su piel se inflama o tiene sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de su cirugía, condición, medicamentos o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted siente que el dolor o la inflamación aumentan en su pie y no se va aún después de tomar su medicamento para el dolor.
  • Usted tiene problemas para respirar de repente.
  • Su yeso o férula se dañan o rompen o se empapan con sangre.
  • Su incisión tiene sangre, pus o un olor pestilente.
  • La piel de su muñón se pone azul o blanca o se siente fría, entumida o le hormiguea.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide