Skip to Content

Amigdalectomía En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una amigdalectomía es una cirugía que se realiza para extraer las amígdalas del niño. Las amígdalas son 2 masas grandes de tejido que se encuentran en la parte posterior de la garganta del niño. Las adenoides son masas pequeñas de tejido que se encuentran en la parte superior de la garganta. Las amígdalas y las adenoides combaten las infecciones. Podría ser necesario extraerle las amígdalas al niño para mejorar su respiración y asma, y para que tenga menos infecciones en la garganta, los senos paranasales y los oídos. Es posible que le extraigan las adenoides al mismo tiempo si están inflamadas o infectadas.


COMO PREPARARSE:

La semana antes de la cirugía:

  • Informe al médico si el niño tiene alguna de estas condiciones:
    • El niño ronca mientras duerme o tiene apnea del sueño.
    • El niño tiene una infección respiratoria o una condición de salud que afecta su respiración.
    • El niño tiene reflujo de ácido gástrico.
    • El niño tiene un trastorno hemorrágico. Informe también al médico si el niño alguna vez ha tenido sangrado o moretones que han durado más de lo esperado.
    • Usted sabe o cree que su niña puede estar embarazada.
  • Medicamentos:
    • Pregunte al médico si el niño debe dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía.
    • Cuando usted toma a su niño para ver su médico, traiga una lista de sus medicamentos o las botellas de medicamentos. Dígale al médico si su niño usa hierbas, suplementos de alimento, o medicamentos sin receta médica. Si su niño es alérgico a algún medicamento, dígaselo a su médico.
  • Exámenes: Podría ser necesario que el niño se haga análisis de sangre, una radiografía, un electrocardiograma, un ecocardiograma o un estudio del sueño antes de la cirugía. Anote la fecha, la hora y el lugar donde se realizará cada uno de estos exámenes.
  • Prepare al niño: Los médicos deberían explicarle al niño lo que harán antes, durante y después de la cirugía. Deberían informarle que sentirá algo de dolor después de la cirugía. Deberían enseñarle cómo comunicar cuánto dolor siente. Dígale al niño que le darán un medicamento para aliviar el dolor y que tomar líquidos también le ayudará a calmar el dolor.
  • Anote la fecha, hora, y el lugar de la cirugía de su niño.

La noche antes de la cirugía:

  • Pregunte a los médicos qué puede y qué no puede comer el niño antes de la cirugía. Pregunte cuándo debe dejar de comer y beber para prepararse para la cirugía.

El día de la cirugía:

  • Consulte con el médico antes de dar algún medicamento al niño el día de la cirugía. Esto incluye la insulina, píldoras para la diabetes o para el corazón. Traiga al hospital una lista o los envases de los medicamentos que usa el niño.
  • El niño no puede usar lentes de contacto el día de la cirugía. Puede usar sus anteojos corrientes.
  • A usted o un miembro de la familia cercano les pedirán firmar un documento legal conocido como una forma de consentimiento. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. Esto también explica los problemas que pueden pasar, y sus opciones. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de que usted firme esta forma.

LO QUE VA A OCURRIR:

Qué sucederá durante la cirugía:

  • Se conectará al niño a distintos monitores para observar su corazón, respiración y presión arterial durante la cirugía. Le administrarán los medicamentos y líquidos por vía intravenosa. Es posible que el niño esté ansioso antes de la cirugía. Su médico lo calmará y le dará un medicamento llamado anestesia para ayudarle a permanecer dormido durante la cirugía. Una vez que esté dormido, le colocarán con cuidado un tubo en la garganta para ayudarle a respirar. Es posible que también den al niño un medicamento para ayudar a adormecerle la garganta y la boca. Podrían administrarle un antibiótico para ayudar a evitar que contraiga una infección y tenga fiebre. También podrían administrarle un medicamento esteroide para evitar que tenga náuseas y aliviar la inflamación y el dolor. Es posible que este medicamento también ayude al niño a recuperarse más rápido.
  • El médico usará instrumentos para mantener abierta la boca del niño. Esto le ayudará a ver la garganta del niño con más claridad. Luego el médico le extraerá las amígdalas. Es posible que solamente necesite extraer parte de las amígdalas. El médico también revisará las adenoides y puede que las extraiga si están inflamadas o infectadas. El médico del niño tratará y controlará el sangrado en las áreas donde extrajo los tejidos.

Después de la cirugía:

Llevarán al niño a la sala de recuperación donde estará bajo observación hasta que esté despierto. Es posible que deba pasar la noche o más tiempo en el hospital si es menor de 3 años de edad, si tiene apnea del sueño, si siente mucho dolor o si está deshidratado.

COMUNÍQUESE CON SU PROVEEDOR DE SALUD SI:

  • No puede llevar al niño a tiempo para la cirugía.
  • El niño tiene fiebre.
  • Las razones para que el niño tenga la cirugía han empeorado.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la cirugía del niño.

RIESGOS:

  • Su niño podría sangrar más de lo esperado durante o después de la cirugía. Su riesgo de sangrar aumenta con la edad o si está expuesto al humo. Su niño podría tener fiebre o contraer una infección después de la cirugía. También podría inflamársele la boca, la garganta o los pulmones y esto podría dificultarle la respiración. Es posible también que sangre mucho después de la cirugía o una vez que haya regresado a su hogar. Esto puede poner en peligro su vida. La anestesia podría hacer que al niño le cueste respirar. En raras ocasiones puede causar problemas al corazón y poner en peligro su vida.
  • Su niño podría tener malestar estomacal o vomitar después de la cirugía. Podría sentir dolor en la garganta, los oídos o la mandíbula durante hasta 2 semanas. Es posible que el niño sienta dolor al tragar y que no tenga deseos de beber líquidos. También podría contraer una infección en la sangre. Esto podría poner en peligro su vida. Las amígdalas del niño podrían volver a crecer después de la cirugía.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide