Skip to Content

Alumbramiento Vaginal

CUIDADO AMBULATORIO:

Qué debe saber sobre el alumbramiento vaginal:

¿Qué debo saber sobre el alumbramiento vaginal?


Cómo debe prepararse para un alumbramiento vaginal:

  • Durante la primera etapa del parto, su útero se contraerá para hacer que el cuello uterino, o cérvix, se abra o dilate. Pronto comenzará a tener contracciones más fuertes y con mayor frecuencia. Hable de antemano con su proveedor de salud sobre los distintos tipos de medicamentos que puede recibir para aliviar el dolor.
  • La bolsa de agua que rodea al bebé dentro del útero se romperá. Su proveedor de salud la romperá si la bolsa no se rompe sola. Usted podría necesitar un medicamento para provocar o comenzar el parto. Es posible que tenga que moverse en la cama, ponerse de pie o caminar a fin de que el bebé se coloque en la posición adecuada para el nacimiento. La primera etapa culmina cuando su cérvix se ha dilatado 10 cm.

Qué sucederá durante el alumbramiento vaginal:

  • Durante la segunda etapa del parto, su cérvix está dilatado y usted está lista para comenzar a empujar con las contracciones. Esto expulsará al bebé por el canal del parto. Podrían indicarle que se acueste boca arriba, que apoye sus pies sobre los estribos de la camilla o que se agache. Los proveedores de salud podrían usar fórceps o succión para ayudar con el alumbramiento. Podrían practicar un tipo de incisión llamado episiotomía para agrandar la abertura de la vagina. La segunda etapa culmina con el nacimiento de su bebé.
  • Durante la tercera etapa, su proveedor de salud pondrá una pinza en el cordón que conecta el bebé a la placenta. Cortarán el cordón. Su útero seguirá contrayéndose para expulsar la placenta. La tercera etapa culmina cuando usted expulsa la placenta.

Qué sucederá después del alumbramiento vaginal:

  • Si le hicieron una episiotomía o usted se desgarró durante el alumbramiento, su proveedor de salud la cerrará con puntos de sutura.
  • Los proveedores de salud examinarán a su bebé. Es posible que pueda tomarlo en brazos poco después de que nazca. La llevarán a otra sala después de que los proveedores de salud comprueben que usted y su bebé se encuentran bien.
  • Un proveedor de salud le masajeará el útero varias veces para que cobre firmeza. Es posible que esta sensación no sea agradable. Podría sentir dolor en el abdomen durante un máximo de 3 días después de dar a luz, porque el útero todavía se está contrayendo. Con estas contracciones, el útero expulsa sangre de su interior y recobra su tamaño normal. Es posible que estas contracciones sean más fuertes y más dolorosas cuando amamanta a su bebé.
  • Si decide amamantar a su bebé, pida a los proveedores de salud que le muestren cómo sujetar al bebé para ofrecerle el pecho. Pregunte cómo cuidar de sus senos, incluso si decide no amamantar al bebé.
  • Su médico podría sugerirle que se levante de la cama y que se siente en una silla o que camine. La actividad puede evitar la formación de coágulos sanguíneos.
  • Es posible que regrese a su hogar dentro de 24 a 48 horas después del nacimiento si ni usted ni su bebé tienen ningún problema de salud. Si necesita ayuda en casa, consulte con su proveedor de salud sobre las visitas de otro proveedor de salud en el hogar. Este profesional puede mostrarle cómo amamantar, dar el biberón, atender a su bebé y cuidar de su perineo.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide