Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Absceso Anorectal Y Fístula Anal

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es un absceso anorectal y la fístula anal?

Un absceso anorectal y una fístula anal son condiciones que comúnmente ocurren en conjunto. Una fístula anal es un túnel anormal del ano o recto hacia la piel u otro órgano. Típicamente se forma cuando hay un absceso anorectal. Un absceso anorectal es una colección de pus formada a causa de una infección en el ano o recto.

¿Qué causa un absceso anorectal y una fístula anal?

Usted podría haber nacido con una fístula anal. Un absceso anorectal comúnmente es causado por diferentes tipos de bacteria. La bacteria podría entrar a la piel a través de una cortada o glándulas tapadas en el ano a causa de estreñimiento o un trauma. El uso de un enema rectal para vaciar sus intestinos puede causar un desgarre. Condiciones que debilitan su sistema inmune, tal como cáncer, podrían aumentar su riesgo. Una fístula anal podría formarse de un absceso que ha estallado o que se ha drenado. Es probable que ocurra en condiciones que afectan el intestino o después de una lesión.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un absceso anorectal?

  • Un bulto duro, enrojecido, sensible o hinchado en el área cerca de la apertura del ano.
  • Fiebre
  • Dolor en la parte inferior del abdomen o ano
  • Dolor durante una evacuación intestinal

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fístula anal?

  • Secreción de pus o sangre del ano.
  • Dolor alrededor del ano que se alivia con el aumento de la secreción.
  • Dolor durante una evacuación intestinal.

¿Cómo se diagnostica un absceso anorectal y una fístula anal?

Su médico buscará cualquier hinchazón, enrojecimiento o apertura de una fístula en su área anal. Su médico podría revisar su recto metiendo un dedo protegido con un guante en el ano. El médico también podría buscar tejido anormal con su dedo. Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes estudios:

  • Anoscopia: Aplican una crema transparente a un tubo corto de metal o de plástico. Insertan cuidadosamente el tubo en su ano y hacia arriba en el recto. Su médico podría tomar muestras de sus evacuaciones intestinales y enviarla al laboratorio para examinarla.
  • Fistulografía: Esto es un tipo de radiografía que muestra la profundidad de la fístula y donde empezó. Un ámbito o catéter (tubo) será introducido por la apertura de la fístula. Es probable que administren un tinte en el trayecto (camino) de la fístula antes de tomar la radiografía para destacar las imágenes en los rayos X.
  • Imagen de resonancia magnética (IRM): Esta máquina utiliza ondas magnéticas para ver su intestino. Esto ayudará a los médicos a ver el tamaño de la fístula. Usted necesitará mantenerse acostado e inmóvil durante la IRM. Nunca entre a la habitación de la IRM con cualquier cosa de metal. Esto puede causar lesiones graves.
  • Sigmoidoscopia: Es un examen que se usa para mirar el interior de unas partes del intestino llamadas colon sigmoide y recto. Ambas partes están en la región inferior del intestino cerca del ano. Un instrumento especial llamado sigmoidoscopio equipado con un lente de aumento y una luz en el extremo, es insertado cuidadosamente en su ano. Luego lo empujan hacia el interior del intestino. Su médico puede entonces mirar el sigmoides y el recto para encontrar la causa de su problema.
  • Ultrasonido Transanal: Esto es un estudio que ve dentro de su recto para buscar una fístula grande. Colocan un tubo pequeño en su ano. Utilizan ondas sonoras para mostrar imágenes de sus órganos y tejidos en un monitor. Es probable que inyecten peróxido de hidrógeno en el trayecto de la fístula antes del estudio.

¿Cómo se trata un absceso anorectal y una fístula anal?

  • Medicamentos:
    • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
    • Medicamento para el dolor: Estos medicamentos podrían ser administrados para aliviar su dolor.
    • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Usted podría necesitar este medicamento para ayudar o tratar o prevenir estreñimiento.
  • Procedimientos:
    • Incisión y drenaje: Su médico puede romper el absceso para drenar la pus. Hacen una incisión en o cerca del área afectada. Es posible que inserten un catéter (tubo) para permitir que drena la pus restante.
    • Cirugía: Usted podría necesitar una cirugía para drenar un absceso muy grande. Podrían realizar una cirugía para abrir y limpiar el trayecto de la fístula existente. Es posible que dejen la lesión abierta hasta que sane por sí misma.

¿Cuáles son los riesgos de un absceso anorectal o una fístula anal?

La cirugía para tratar un absceso o una fístula anal podría causarle mucho sangrado. Usted podría contraer otra infección a causa de la cirugía. Una fístula podría formarse después del tratamiento del absceso. Es posible que la cirugía para tratar una fístula, lesione otras partes corporales incluso los músculos del esfínter. Esto puede llevar a problemas para controlar sus evacuaciones intestinales. Si no es tratada, la infección puede propagarse a otras partes de su cuerpo, provocando que se enferme gravemente. Si un absceso no es tratado, es probable que reaparezca.

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • La cantidad de su dolor, enrojecimiento, hinchazón, drenaje o sangrado ha aumentado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo necesito conseguir atención médica inmediatamente?

Consiga atención médica inmediatamente o llame al 911 si:

  • Usted tiene sangre, pus o una aroma desagradable que proviene de su ano o vagina.
  • Usted tiene un dolor severo en su recto o vagina que no se desaparece.
  • Repentinamente usted tiene problemas respiratorios.
  • Sus evacuaciones intestinales son negras o contienen sangre.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide