Skip to Content

naltrexone

Pronunciation

Generic Name: naltrexone (oral)
Brand Name: ReVia

¿Qué es naltrexone?

Naltrexone bloquea los efectos de un medicamento opioide, incluyendo aliviar el dolor o la sensación de bienestar que puede llevar al abuso de opioides. Un opioide es a veces llamado un narcótico. Naltrexone se usa como parte de un programa de tratamiento para la dependencia de drogas o alcohol.

Naltrexone se usa para prevenir la recaída en las personas que se convierten en dependientes de la medicina opioide y después dejan de usarla. Naltrexone puede ayudar a evitar la sensación de "necesidad" de usar el opioide.

Naltrexone también se usa para tratar el alcoholismo, reduciendo su necesidad de beber alcohol. Esto puede ayudarle a beber menos o dejar de beber por completo. Naltrexone no causará que usted este "sobrio" y no va a reducir los efectos del alcohol que recientemente consumió.

Naltrexone no es una cura para la adicción a las drogas o el alcoholismo.

Naltrexone puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre naltrexone?

Usted no debe usar naltrexone si tiene síntomas de abstinencia a las drogas o al alcohol, o si ha tomado alguna medicina opioide en las últimas 2 semanas.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de tomar naltrexone?

No tome naltrexone si usted todavía usa medicina opioide, o usted puede tener síntomas de abstinencia repentinos y severos.

Usted no debe usar naltrexone si es alérgico a éste, o si:

  • usted tiene síntomas de abstinencia por adicción a las drogas o al alcohol;

  • usted ha usado alguna medicina opioide dentro de los últimos 10 días (incluyendo fentanyl, Vicodin, OxyContin, y muchas otras); o

  • usted ha usado methadone o buprenorphine (Subutex, Butrans, Suboxone, Zubsolv) en los últimos 14 días.

Para asegurarse que naltrexone es seguro para usted, dígale a su médico si usted tiene:

  • enfermedad de los riñones;

  • enfermedad del hígado; o

  • un trastorno hemorrágico o de la coagulación de la sangre, como hemofilia.

No se conoce si esta medicina causará daño al bebé nonato. Dígale a su médico si usted está embarazada o planea quedar embarazada.

Naltrexone puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante. Usted no debe amamantar mientras usa esta medicina.

Naltrexone no está aprobada para usarse en cualquier persona menor de 18 años de edad.

¿Cómo debo usar naltrexone?

Siga todas las instrucciones en la etiqueta de su prescripción. Tal vez su médico en ocasiones cambie su dosis para asegurarse de que está obteniendo los mejores resultados. No use esta medicina en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado.

Su médico tal vez recomiende que el naltrexone sea administrado por un miembro de familia u otro profesional del cuidado de la salud. Esto se hace para asegurar que usted está usando la medicina como se la han recetado como parte de su tratamiento.

Tome la tableta de naltrexone con un vaso de agua, lleno

Naltrexone puede tomarse con comida si le molesta su estómago.

Use naltrexone regularmente para obtener el mayor beneficio.

Lleve con usted una tarjeta de identificación que indique que usted está tomando naltrexone. Cualquier proveedor del cuidado médico que lo trate debería saber que usted está usando esta medicina. Si necesita cirugía, dígale al cirujano por adelantado que usted está tomando naltrexone.

Naltrexone es sólo parte de un programa completo de tratamiento que también puede incluir formas adicionales de asesoramiento y/o monitoreo. Siga las instrucciones de su médico muy de cerca.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad y del calor. Mantenga la botella bien cerrada cuando no la esté usando.

Después de tomar naltrexone, su cuerpo va a ser más sensible a los opioides. Si usa una medicina opioide en el futuro, usted tendrá que usar menos que antes del tratamiento con naltrexone. Usar la misma cantidad que usaba antes puede dar lugar a una sobredosis o la muerte.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome la dosis que dejó de tomar tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis que dejó de tomar si ya casi es hora para la siguiente dosis. No use más medicina para alcanzar la dosis que dejó de tomar.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222. Si usted tiene medicina opioide en su sistema, una sobredosis de naltrexone podría estimular los síntomas de abstinencia a los opioides.

¿Qué debo evitar mientras uso naltrexone?

No use medicamentos narcóticos, heroina u otras drogas de la calle mientras está tomando naltrexone. Nunca trate de superar los efectos de naltrexone tomando grandes dosis de opioides. Si lo hace podría resultar en efectos peligrosos, incluyendo coma y la muerte.

No beba alcohol mientras está tomando naltrexone.

Pregúntele a su médico antes de usar alguna medicina para el tratamiento del resfriado, la tos, diarrea, o dolor. Estas medicinas pueden contener narcóticos o alcohol.

Naltrexone puede perjudicar sus pensamientos o reacciones. Tenga cuidado si usted conduce un vehículo o tiene que hacer algo que demande se mantenga alerta.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de naltrexone?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene síntomas de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de su cara, labios, lengua, o garganta.

Usar medicina opioide mientras usted está tomando naltrexone podría estimular los síntomas de abstinencia a los opioides Los síntomas comunes de abstinencia son bostezos, irritabilidad, sudoración, fiebre, escalofríos, temblores, vómitos, diarrea, ojos llorosos, nariz mocosa, piel de gallina, dolor del cuerpo, dificultad para dormir, y sentirse inquieto.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene:

  • náusea, vomito o diarrea severos;

  • cambios de ánimo, alucinaciones (ver u oír cosas), confusión, pensamientos de querer hacerse daño;

  • depresión, piensa en suicidarse o hacerse daño; o

  • problemas del hígado--náusea, dolor en la parte superior del estómago, picazón, sensación de cansancio, pérdida del apetito, orina oscura, heces fecales de color arcilla, ictericia (color amarillo de la piel u ojos).

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • náusea, vomito, dolor de estómago;

  • dolor de cabeza, mareo, somnolencia;

  • sensación de ansiedad o nerviosismo;

  • problemas para dormir (insomnio); o

  • dolor muscular o de las articulaciones.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a naltrexone?

Naltrexone bloquea los efectos de cualquier medicamento narcótico que usted esté tomando (como las medicinas con prescripción para el dolor, la tos o la diarrea). Efectos secundarios peligrosos pueden también ocurrir.

Otras drogas pueden interactuar con naltrexone, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dígale a cada uno de sus proveedores de salud acerca de todas las medicinas que usted esté usando ahora, y cualquier medicina que usted comience o deje de usar.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su farmacéutico le puede dar más información acerca de naltrexone.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Copyright 1996-2012 Cerner Multum, Inc. Version: 4.01. Revision Date: 8/19/2015 12:05:50 PM.

Hide