Uso De Una Abrazadera De Halo Después De Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE USTED DEBE SABER:

Una abrazadera de halo se usa para evitar que su cuello y cabeza se muevan. Esta abrazadera mantiene su cuello en la posición correcta. Esto permite que su espina dorsal (columna vertebral) y sus ligamentos se recuperen. También ayuda a sostener los músculos de su cuello. Esta abrazadera evita que su cuello se mueva hacia delante, que se doble hacia atrás y que gire su cabeza. Permanecer en cama puede causar muchas úlceras por presión (escaras), formar coágulos de sangre, y provocar otros problemas de salud. Esta abrazadera permite que usted se levante de la cama y que comience a moverse con más prontitud. La abrazadera está compuesta de lo siguiente:
  • Un aro metálico que circunda su cabeza sin tocar su cráneo.

  • Pernos (clavijas o pasadores) que traspasan el aro metálico y se atornillan para fijarlos contra su cráneo.

  • Una armazón (estructura) movible que une el aro de metal con el corsé (arnés) plástico.

  • Un corsé plástico donde se apoya la estructura.

  • Un forro lavable que va dentro del corsé plástico para proteger su piel.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Haga una lista con los nombres de los medicamentos que usted usa, la frecuencia con que los usa y la razón por la que los usa. Cuando vaya a consulta con sus médicos, lleve consigo la lista o los envases de sus medicamentos. Aprenda porqué usa cada uno de los medicamentos. Pídale a su médico información relacionada con sus medicamentos. No use ningún medicamento ni de venta libre (sin receta médica) ni vitaminas, hierbas o suplementos nutricionales, sin antes consultar con su médico.

  • Use sus medicamentos siguiendo siempre las indicaciones del médico. Llame al médico si usted piensa que no hay mejoría o siente que están presentándose efectos secundarios. No suspenda los medicamentos sin antes consultar con su médico. Si usted está usando medicamento que le produce sueño, no maneje automóvil ni trabaje con maquinaria pesada.

Pregúntale a su medico cuando volver para su próxima visita.

Cumpla con todas sus citas. Escriba las preguntas que tenga. De esta forma, usted se acordará de hacer estas preguntas en su próxima visita.

Lo que usted debe y no debe hacer al usar una abrazadera de halo:

  • Debe acostarse en posición plana si por alguna razón usted necesita abrir el corsé.

  • Debe cerrar y asegurar el corsé después de abrirlo por delante y antes de voltearse para abrir la parte trasera. Antes de levantarse de la cama, debe hacer que una persona revise siempre el corsé y que los pernos de fijación estén correctamente apretados.

  • Debe mantener corto su cabello alrededor de los puntos donde se fijan los pernos.

  • Debe usar sólo el forro del corsé sin usar nada más entre el corsé y su piel.

  • Debe informar al médico o paramédico si usted tiene dolor en el cuello o de cabeza. Infórmele también si usted puede mover la cabeza aunque sea un poco. Debe permanecer acostado en posición plana hasta que su médico revise la abrazadera de halo.

  • No debe permitir que alguien lo mueva a usted halando de la estructura del halo.

  • No debe abrir el corsé a menos que lo ayude una persona que ha sido entrenada junto con usted.

  • No debe permitir que alguien ajuste el halo a no ser que esa persona esté entrenada para hacerlo.

Cuidado de la abrazadera de halo:

El cuidado que usted debe tener con su abrazadera de halo incluye: limpieza y revisión de los puntos donde se fijan los pernos en su cráneo, y la piel que queda entre el corsé. También incluye el chequeo de los ajustes de los pernos y tornillos.

Lista de los pasos que deben darse para el cuidado de los puntos donde se fijan los pernos:

Revise los puntos donde se fijan los pernos contra el cráneo. Haga esto dos veces al día. Infórmele a su médico si esos puntos están enrojecidos, hinchados, con dolor o si están drenando. Infórmele también a su médico si usted puede mover la cabeza debido a que la abrazadera necesita ser ajustada. Limpie cada punto dos veces cada día con peróxido de hidrógeno diluido a la mitad y usando hisopos (aplicadores) con punta de algodón. Para limpiar esos puntos de fijación, siga los siguientes pasos:

  • 1. Reúna los implementos que se necesitan. Estos implementos generalmente incluyen peróxido de hidrógeno, solución salina esterilizada (limpia), hisopos con punta de algodón y dos recipientes limpios y pequeños. Pregúntele a su médico donde puede conseguir estos implementos. Guarde el frasco de peróxido de hidrógeno alejado de la luz.

  • 2. Lávese las manos.

  • 3. Para hacer que el peróxido de hidrógeno quede diluido a la mitad, vierta una pequeña cantidad (media taza aproximadamente) de peróxido en uno de los recipientes. Agregue la misma cantidad de solución salina en este recipiente.

  • 4. Vierta una pequeña cantidad de solución salina en el segundo recipiente.

  • 5. Sumerja un hisopo con punta de algodón en el peróxido de hidrógeno ya diluido y limlimpién movimientos circulares los alrededores de cada uno de los pernos. Presione suavemente la piel de manera que pueda limpiar la parte del perno que queda bajo la superficie de la piel. Puede ser necesario que use varios hisopos para limpiar el drenaje alrededor de cada perno. Use cada hisopo solamente una vez. No use el mismo hisopo para limpiar más de un perno, o cuando el hisopo parezca estar sucio.

  • 6. Limpié y enjuague cada punto de fijación.

  • 7. Bote a la basura los hisopos usados. Al terminar, arroje la mezcla de peróxido y solución salina por el desaguadero. Lave y seque ambos recipientes y termine lavándose las manos.

Lista de los pasos que debe dar para conseguir un buen cuidado de la piel:

  • 1. Haga que un paramédico revise su piel todos los días en la mañana y en la tarde.

  • 2. Acuéstese en posición plana en la cama antes que su paramédico abra el corsé. Es posible que su paramédico utilice una linterna para revisar debajo del corsé, Si es así, no es necesario quitar totalmente el corsé.

  • 3. Para bañarse, déjese puesto el corsé. Su paramédico cambiará el forro de su corsé después que usted se bañe. Siéntese erguido después de reemplazar el forro para revisar que éste no quede enrollado o con arrugas.

  • 4. Lave el forro que usted quitó. Cerciórese que el forro esté completamente seco antes de usarlo nuevamente. Déjelo que se seque al aire, colocándolo extendido. Cuando esté completamente seco, usted puede usarlo nuevamente.

  • 5. Infórmele a su médico si nota algún enrojecimiento, una escara o áreas abiertas en su piel.

Medidas de seguridad para la abrazadera de halo

Es muy importante comprobar que los pernos y tornillos en la estructura de su halo y en su cráneo estén seguros. Si están flojos, la estructura no se alineará correctamente. Esto podría causar serios problemas. Su paramédico revisará con frecuencia los puntos de los pernos, tornillos y las tuercas. Si usted nota que hay algo flojo, infórmele a su paramédico para que él pueda ajustarlo lo más pronto posible.

Para apoyo y estímulo:

  • Sufrir una lesión en la médula espinal es un inconveniente que cambia su vida y la de su familia. Es difícil aceptar que usted ha sufrido una lesión en su médula espinal. Usted y aquellos que lo rodean, pueden sentir disgusto, tristeza o temor. Estos sentimientos son normales. Hable con sus médicos, familiares o amigos, acerca de sus sentimientos. Permita que estas personas le ayuden. Anime a quienes le rodean a que hablen con sus médicos sobre la forma como transcurre la vida en su hogar. Su médico puede ayudar a su familia a que entienda mejor la forma de apoyar a una persona con lesión en la médula espinal.

  • También es posible que usted quiera unirse a un grupo de apoyo. Este grupo está compuesto por personas que también tienen lesiones en la médula espinal. Pregúntele a su médico los nombres y números telefónicos de los grupos de apoyo que existen en su ciudad. También puede ponerse en contacto con una de las siguientes organizaciones nacionales para conseguir más información:
  • Paralyzed Veterans of America
    801 Eighteenth Street NW
    Washington, DC , 20006
    Phone: 1- 800 - 424-8200
    Web Address: www.pva.org
  • National Spinal Cord Injury Association
    6701 Democracy Blvd, Ste 300-9
    Bethesda , MD 20817
    Phone: 1- 800 - 962-9629
    Web Address: www.spinalcord.org
  • American Spinal Cord Association
    2020 Peachtree Road, NW
    Atlanta, Georgia , 30309-1402
    Phone: 1- 404 - 355-9772
    Web Address: www.asia-spinalinjury.org

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted ve signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor o drenaje alrededor del los puntos donde se fijan los pernos.

  • Usted tiene dolor en el cuello o dolor de cabeza.

  • Usted presenta signos de una escara (úlcera por presión) bajo el corsé. En estos signos se incluyen enrojecimiento, dolor y áreas abiertas en su piel.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted puede mover su cabeza o cuello. Acuéstese en posición plana después de hablar con su médico. Será necesario que su médico o paramédico revise su abrazadera de halo y los puntos de los pernos.

  • Usted ve o siente que están flojos algunos pernos, tuercas o tornillos.

Copyright © 2011. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web4)