Tubo Torácico

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • A un tubo torácico también se le conoce como un drenaje torácico, o un tubo de drenaje torácico. Es un tubo plástico colocado dentro de un lado de su pecho. Se coloca para extraer aire, sangre, o líquido alrededor de sus pulmones o corazón. Los pulmones están cubiertos par dos capas de tejido llamados pleura. Entre estas dos capas hay un espacio pequeño llamado espacio pleural. Normalmente contiene una pequeña cantidad de líquido, que ayuda a sus pulmones a moverse más fácilmente cuando usted respira.
    Picture of the normal respiratory system


  • Ciertas enfermedades o condiciones pueden causar que se acumule aire, sangre, o líquido adicional en el espacio pleural. Esto puede causar un aumento de presión en su pecho, y puede causar que uno de sus pulmones sufra un colapso (desinflarse). De ocurrir esto, usted va a tener dificultad para respirar. Un tubo torácico permite la expansión (inflarse) de su pulmón para que usted pueda respirar más fácilmente. Es posible que usted necesite aprender como prevenir problemas con su tubo torácico y la piel alrededor de este. Es posible que usted necesite aprender como vaciar el recipiente sujetado al dispositivo del tubo torácico. Su médico le va a indicar cuando se puede extraer el tubo torácico.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no está funcionando como se había esperado. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, forma de tomárselos, y cuándo y porqué los toma. Traiga la lista o los envases de las pastillas a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.

  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.

    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.

    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.

    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Usted podrían necesitar pruebas adicionales para que los médicos puedan determinar si se puede extraer su tubo torácico. Consulte con su médico cuando usted necesita regresar para estas pruebas.

Formas para ayudar a prevenir infecciones y otros problemas médicos con un tubo torácico:

  • Cambie de posición al estar acostado. Cuando un tubo torácico esta en su lugar, usted podría tener un dolor en el pecho que se siente como un ardor. Cambie su posición en la cama pues esto podría reducir su dolor.

  • Limpié el área de la piel alrededor del tubo torácico. Consulte con su médico para que le enseñe como hacer esto.

  • Respiración profunda y tos. Respirar profundamente ayuda a abrir las vías aéreas en sus pulmones. Toser ayuda a devolver flema (mucosidad) de sus pulmones. Usted puede respirar profundamente y toser por su propia cuenta, o con la ayuda de un espirómetro incentivo.

    • Tome un suspiro profundo y aguante su respiración lo más que pueda. Después expulse el aire de sus pulmones con una tos fuerte y profunda. Coloque cualquiera flema que haya tosido dentro de un pañuelo y bótelo. Tome 10 suspiros profundos corridos cada hora que usted esta despierto, y aún durante la noche. Acuérdese seguir cada respiración profunda con una tos.

    • Un espirómetro incentivo también le puede ayudar a tomar respiraciones profundas. Coloque la pieza plástica en su boca y tome alientos fuertes y firmes. Aguante su respiración lo más que pueda, y después expulse el aire. Use su espirómetro 10 veces cada hora que usted esté despierto, aún durante la noche.

  • Vacié el recipiente del tubo torácico tan frecuente como se lo haya indicado su médico. Anote la fecha y hora, y la cantidad de líquido en el recipiente cada vez que usted lo vacié.

  • Haga un poco de ejercicio. Salir de la cama y caminar podría ayudar a prevenir problemas médicos. Consulte con su médico si usted se puede levantar y caminar, y la frecuencia que debe hacerlo.

Formas de prevenir problemas con el tubo torácico:

  • Revise su tubo torácico para retorcimientos y lazos. Mantenga el tubo cerca de usted cuando este acostado en la cama sin acostarse encima de este. No permita que los lazos del tubo cuelguen en la orilla de la cama. Asegúrese que el tubo es lo suficientemente largo para que usted se pueda mover y dar vuelta en la cama sin tirarlo.

  • No le de vueltas a los botones o cambie los ajustes del dispositivo a menos que se lo indique un médico.

  • Si el dispositivo en su tubo torácico contiene agua dentro de este, el agua debe tener burbujas leves, con cortos periodos que el agua no va a producir burbujas. Si hay demasiadas burbujas que no desaparecen, podría haber una fuga de aire grande.

  • Mantenga el recipiente de drenaje del tubo torácico bajo el nivel de su pecho. Mantener el recipiente bajo el nivel de su pecho va a ayudar el drenaje de líquidos. Esto también va a prevenir que los líquidos regresen dentro de su pecho nuevamente.

  • Asegure la parte inferior del tubo torácico al tubo de drenaje con cinta adhesiva. Esto va ayudar a prevenir que ambos tubos se suelten.

  • Pegue el tubo torácico con cinta adhesiva a su pecho, bajo el vendaje. Pegar el tubo puede ayudar a prevenir tensión (jalón) en el tubo. Si se empuja el tubo, este podría salirse de lugar.

Extracción del tubo torácico:

  • Su médico le va a avisar cuando se puede extraer su tubo torácico. El tubo torácico se extrae cuando su pulmón esta funcionando como debe. Signos que su pulmón esta funcionando bien incluye, poco o ningún líquido esta acumulándose en el tubo o en el recipiente de colección. No debe haber ningún escape de aire de su pulmón por 24 a 48 horas (1 a 2 días). Su médico podría sujetar el tubo por un corto periodo de tiempo antes de extraerlo. Nunca sujete el tubo usted mismo.

  • Su médico le podría administrar medicamento para reducir el dolor 30 a 60 minutos antes de extraer el tubo. El médico extrae la cinta adhesiva y suelta la sutura (hilo) que esta sujetando el tubo en su lugar, si usted tiene una sutura. Es posible que usted necesite respirar profundamente y aguantar su respiración momentos antes de que su médico saque el tubo. El médico extrae el tubo y podría ajustar la sutura para cerrar la apertura. Cubre la abertura con un vendaje especial para ayudar a prevenir que aire llegue dentro de su pecho. Después que el tubo este afuera, es posible que usted necesite una radiografía del pecho para asegurarse que su pulmón esta funcionando debidamente.

Formas de prevenir una infección después que el tubo torácico ha sido extraído:

Mantenga el área donde estaba el tubo seca. Usted puede asegurar un vendaje sobre el área donde se colocó el tubo. Usted puede tomar una ducha o baño y mojar esta área, 72 horas después que se ha extraído su tubo torácico.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene fiebre.

  • El tubo se dobla, esta torcido, o se suelta la cinta adhesiva.

  • Usted nota una grieta en el recipiente de colección.

  • Usted tiene dolor o inflamación en el área donde se colocó el tubo que empeora, o no desaparece.

  • Hay inflamación, enrojecimiento, drenaje (pus), o mal olor en el área donde el tubo estaba colocado.

  • Usted tiene preguntas sobre tener un tubo torácico, o necesita más provisiones en su hogar.

  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Se sale el tubo torácico. Si esto ocurre, rápidamente ponga presión sobre el área con un vendaje limpio mientras espera por ayuda.

  • El vendaje alrededor del tubo o sobre el área donde se coloco el tubo se empapa de sangre o líquido.

  • El tubo torácico se suelta del recipiente de colección. Si esto ocurre, coloque rápidamente la parte inferior del tubo en una botella nueva y sellada de agua estéril mientras espera por ayuda.

  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.

  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.

  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web4)