Tendinitis En El Talón De Aquiles

INFORMACIÓN GENERAL:

Tendinitis En El Talón De Aquiles Care Guide

¿Qué es la tendinitis del tendón de Aquiles?

La tendinitis del tendón de Aquiles es la inflamación del tendón que conecta su pantorrilla al talón.

¿Cuáles son las causas más comunes de la tendinitis del tendón de Aquiles?

  • Uso excesivo: La tendinitis del tendón de Aquiles puede ser causada por cualquier actividad que ejerce un esfuerzo excesivo a su tendón de Aquiles. La tendinitis se puede desarrollar si usted corre, salta más de lo usual o hace ejercicio sobre superficies duras (como el cemento).

  • Zapatos con ajuste deficiente: La tendinitis puede ser ocasionada por zapatos que no se ajustan adecuadamente o soportan a su pie y tobillo.

  • Tendones y músculos tensos o tirantes: Usted puede tener tenso el tendón de la corva y en los músculos de la parte superior e inferior de su pierna. Sus tendones también se vuelven más rígidos y se pueden lesionar con más fácilidad a medida que usted envejece.

  • Artritis: Las excrecencias o calcificaciones óseas causadas por la artritis pueden irritar el tendón de Aquiles, especialmente alrededor del talón.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tendinitis en el tendón de Aquiles?

  • Dolor donde su tendón se conecta a su talón

  • Inflamación y rigidez en el tendón, especialmente después de periodos de descanso

¿Cómo se diagnostica la tendinitis del tendón de Aquiles?

Su médico le hará un examen físico de su pierna y tobillo. Él le hará preguntas sobre su reciente actividad física.

¿Cómo se trata la tendinitis del tendón de Aquiles?

  • Medicamentos:

    • Los antiiflamatorios no esteroideos (AINEs) ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su médico de cabecera si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones.

    • Infiltraciones con esteroides: Los esteroides disminuyen el dolor y la inflamación. Después de recibir esta inyección, usted sentirá como que su tendón de Aquiles ha sanado. No reaunude nuevamente sus ejercicios acostumbrados antes que su médico lo autorice. Su tendinitis podría empeorar o incluso desgarrarse.

  • Cirugía: Si su tendinitis no se mejora con otros tratamientos, podría ser necesario realizar una operación quirúrgica. La cirugía se realiza para reparar el tendón desgarrado, o remover partes de su tendón.

¿Cómo puedo cuidar de mi tendinitis de Aquiles?

  • Reposo: La mejor forma de cuidar la tendinitis en el tendón de Aquiles es el reposo. El descanso disminuye la inflamación y evita que su tendinitis se empeore. Usted podría sentir dolor cuando empiece a correr o hacer ejercicios. El dolor por lo general desaparece cuando sus músculos se calienten, pero el dolor puede regresar. Su médico puede solicitarle que suspenda sus entrenamientos y sus ejercicios acostumbrados. Él podría recomendarle otros ejercicios para realizar hasta que su tendón de Aquiles se recupere.

  • Hielo: El hielo disminuye la inflamación y el dolor. Ponga hielo en una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla. Coloque este paquete en su tendón de Aquiles durante 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces diarias. Haga esto durante 2 a 3 días o hasta que el dolor haya desaparecido.

  • Calor: Después de 2 o 3 días usted puede aplicar calor para disminuir el dolor y la rigidez. Utilice una botella de agua caliente, bolsa de calor, una tina de burbujas o una compresa caliente. Para hacer una compresa, moje una toalla limpia en agua caliente. Escurra el exceso de agua y colóquela en su tendón de Aquiles por 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces diarias.

  • Fisioterapia: Estirar y fortalecer los músculos puede ayudar a disminuir la rigidez en su tendón de Aquiles. Los fisioterapeutas pueden enseñarle ejercicios y tratamientos especiales para que su tendinitis mejore con mayor rapidez.

  • Soporte para el pie y tobillo: Puede ser necesario usar plantillas en sus zapatos. Podría ser necesario usar una cinta especial alrededor de su talón y parte trasera de su pierna. También puede ser necesario que usted use un yeso, una abrazadera elástica o una bota especial de soporte.

¿Cómo puedo prevenir la tendinitis en mi tendón de Aquiles?

  • Use zapatos que se ajusten correctamente y que provean buen soporte a sus pies: Reemplace sus zapatos de atletismo o de correr, antes que el acolchado o el amortiguador de impacto se desgasten. A medida que las suelas o lados de sus zapatos comienzan a desgastarse la función del amortiguador de impacto se disminuye en gran parte. Es posible que usted necesite unos zapatos para correr que le brinden más soporte al talón o al arco de su pie. Usted puede necesitar plantillas en sus zapatos para evitar que sus pies se desplacen o giren hacia dentro.

  • Realice ejercicios de estiramiento antes de una actividad física: Haga siempre ejercicios de calentamiento y estire sus músculos suavemente antes de hacer ejercicio. Al terminar el ejercicio, haga ejercicios de enfriamiento. Esto aflojará sus músculos y disminuirá la tensión en su tendón de Aquiles.



  • Ejercítese en la forma correcta: Si la tendinitis es causada por la forma como usted hace ejercicio, hable con un entrenador deportivo o con su médico y pídale consejo. Estos profesionales pueden enseñarle formas diferentes de entrenar o de hacer ejercicio que a su vez le ayuden a prevenir la tendinitis en su tendón de Aquiles. No haga ejercicio ni corra sobre superficies irregulares o duras como el concreto. En su lugar, corra sobre superficies más blandas, como bandas sinfín, pistas de caucho o con prado (grama), o sobre pistas de tierra compactada uniformemente.

¿Cuándo debería consultar con mi médico?

Comuníquese con su médico sí:

  • El dolor y la inflamación aumentan.

  • Usted tiene preguntas sobre su condición y cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web4)