Retinopatía De La Prematuridad

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La retinopatía de la prematuridad es una enfermedad que afecta la retina de algunos bebés prematuros (nacidos antes de lo planificado). También puede ocurrir entre bebés de bajo peso. La retinopatía de prematuridad varia en severidad, de leve (etapa 1) a desprendimiento de retina (etapa 5), y usualmente afecta ambos ojos. La retina es el área del ojo que captura la luz y envía la información al cerebro. Si su bebé ha nacido prematuramente, el desarrollo del ojo se podría suspender. El cuerpo del recién nacido reacciona produciendo vasos sanguíneos anormales en la retina que crecen demasiado, y se propagan más allá de donde deberían estar. Estos vasos son débiles y podrían filtrar sangre, causado que se forme tejido cicatricial en la retina. Con el paso del tiempo el tejido cicatricial podría causar que la retina se desprenda de su lugar en la parte de atrás del ojo.
    Picture of a normal eye


  • Los infantes que corren mayor riesgo para retinopatía de la prematuridad son revisados para signos de esta enfermedad. Para la revisión de los infantes, un médico especial conocido como un oftalmólogo que hace un examen llamado oftalmoscopia binocular indirecta. Este examen enseña problemas con los vasos sanguíneos en los ojos de su bebé. Es posible que los infantes que tienen retinopatía leve no necesiten tratamiento. Cirugía para tratar esta condición es rara, pero se podría realizar si la retinopatía es severa. Los tipos de cirugía podrían incluir terapia con láser, crioterapia, indentación esclerótica, y vitrectomía. Es muy importante que se mantengan todas las citas médicas con el médico de su bebé. Esto le va a enseñar a los médicos si la retinopatía de su bebé esta cambiando con el paso del tiempo. Si su bebé necesita tratamiento, la retinopatía de la prematuridad podría disminuir o desaparecer. Mantenga las citas regulares, y tratamiento (de ser necesario), podría ayudar a prevenir que su niño tenga problemas de vista severos.

INSTRUCCIONES:

Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño:

Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.

Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos:

Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.

No administre aspirina a niños menores de 18 años:

Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Mantenga todas las visitas de seguimiento:

  • Cuando usted necesita llevar a su bebé al médico y la frecuencia, va a depender de los resultados del tratamiento y los exámenes de vista de su bebé. Pregunte al médico de su niño cuando usted necesita traer a su bebé para visitas de seguimiento después de tratamiento. Junto con la detección de retinoplatia de la prematuridad, se usan exámenes de seguimiento para buscar otras condiciones del ojo que podrían ocurrir con esta enfermedad. Solicite que los médicos le expliquen los resultados de los exámenes de su bebe en una forma que usted los pueda comprender. El médico de su bebé le va a decir cuando usted necesita llevar a su bebé a las visitas de seguimiento. Si su bebé necesita usar un parche de ojo, no lo remueva sin aprobación médica.

  • Es posible que su bebé ya no necesite revisión retinal si el tratamiento ha ayudado a mejorar el flujo de sangre a su retina. Si su bebé recién nacido no tiene signos de retinoplatia de la prematuridad después de cierto tiempo, es posible que no necesite la revisión. También si los exámenes enseñan que ha desaparecido la enfermedad.

Riesgos de retinopatía de la prematuridad:

Con retinopatía de la prematuridad, el niño podría tener problemas con la vista durante crecimiento. Su visión podría estar nublada, o podría ver moscas volantes. La moscas volantes parecen manchas, telas de araña, tiras, o puntitos negros. Él podría ver destellos de luz. La retinopatía de la prematuridad podría causar el desprendimiento de la retina. Esto es la separación del tejido retinal del revestimiento interior del ojo. Una retina desprendida podría conducir a ceguera parcial o completa.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.

  • La vista de su niño esta empeorando.

  • La inflamación o enrojecimiento en los ojos de su niño no ha desaparecido.

  • Su niño no esta comiendo o bebiendo muy bien.

  • Usted tiene preguntas sobre retinopatía de la prematuridad, los medicamento o cuidado de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño de mayor edad le dice que tiene un dolor en el ojo severo y súbito, o no puede ver.

  • Su niño esta muy molesto y esta llorando más de lo usual.

  • Su niño tiene manchas de sangre o sangre en sus ojos.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Retinopatía De La Prematuridad (Aftercare Instructions)

Hide
(web2)