Reducción Abierta Y Fijación Interna De Una Fractura De Cadera En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

La reducción abierta y fijación interna (RAFI) de una fractura de cadera es una cirugía para reparar un hueso roto de la cadera del niño. La reducción abierta significa que los médicos mueven el hueso de regreso al lugar correcto con cirugía. La fijación interna significa que el equipo ortopédico (como varillas o alfileres) se usa para mantener los huesos rotos unidos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

  • Después de una RAFI, el niño podría contraer una infección. La fractura o la cirugía podrían dañar los nervios en la pierna. Después de la cirugía, la cadera del niño podría no sanar correctamente o se podría fracturar de nuevo. Es posible que los huesos no vuelvan a juntarse y que el niño necesite mas cirugías. Es posible que necesite una cirugía para reemplazar la cadera con partes artificiales. Dependiendo de qué parte de la cadera se rompió, los huesos del niño podrían no crecer correctamente. El niño podría desarrollar un coágulo de sangre en la pierna. Esto puede provocar dolor e inflamación y puede impedir que la sangre fluya a donde tiene que ir en el cuerpo. El coágulo de sangre podría desprenderse y transportarse a los pulmones del niño. Un coágulo de sangre en los pulmones puede provocar dolor en el pecho y dificultad para respirar. Este problema puede representar una amenaza para la vida.

  • Es posible que el flujo de sangre a la cabeza del fémur no sea buena y el hueso podría comenzar a morirse. Esta puede provocar dolor, inflamación, dificultad para mover la cadera y cambios en la forma del fémur. La cirugía podría ser necesaria para tratar esta condición. El equipo ortopédico que se coloca durante la RAFI podría moverse al área de la articulación, provocando problemas con el crecimiento óseo. Después de la RAFI, el ángulo de los huesos de la cadera del niño podría cambiar o la placa de crecimiento del fémur podría cerrarse antes de tiempo. Estos cambios podrían provocar que una de las piernas del niño sea mas corta que la otra y provocar problemas para caminar.

  • Es posible que sin cirugía, el hueso fracturado no sane. Los huesos podrían no volver a juntarse correctamente. El niño podría tener daño en los nervios de la pierna o dolor a largo plazo. Es posible que las piernas del niño no crezcan parejas y él podría tener problemas de por vida para caminar y mover la cadera.

PREPARÁNDOSE:

Antes de la cirugía del niño:

  • Cuando usted toma a su niño para ver su médico, traiga una lista de sus medicamentos o las botellas de medicamentos. Dígale al médico si su niño usa hierbas, suplementos de alimento, o medicamentos sin receta médica. Si su niño es alérgico a algún medicamento, dígaselo a su médico.

  • El niño podría necesitar exámenes de sangre, una radiografía, una gammagrafía ósea, una tomografía computarizada, una imagen por resonancia magnética o un ultrasonido antes de la cirugía. Estos exámenes podrían mostrar qué tipo de fractura tiene el niño para que los médicos puedan planear mejor su cuidado. Pida mas información acerca de éstos u otros exámenes que el niño podría necesitar. Escriba la fecha, hora y ubicación de cada examen.

  • Anote la fecha, hora, y el lugar de la cirugía de su niño.

La noche antes de la cirugía del niño:

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de la cirugía del niño:

  • Pregúntele al médico del niño antes de darle cualquier medicamento el día de la cirugía.

  • A usted o un miembro de la familia cercano les pedirán firmar un documento legal conocido como una forma de consentimiento. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. Esto también explica los problemas que pueden pasar, y sus opciones. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de que usted firme esta forma.

  • Un anestesiólogo hablará con usted y su niño antes de la cirugía. Es posible que su niño necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer una área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si algún familiar ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

TRATAMIENTO:

Lo que sucederá:

  • Se realizará una incisión en la cadera del niño para que el médico pueda ver el hueso roto. Es posible que drenen la sangre que se acumula alrededor. Esto disminuirá la presión y ayudará a que la sangre fluya al hueso y al área alrededor de éste. La cabeza del fémur podría ser reconfigurada para ayudar a que el hueso encaje mejor en su lugar. Si la fractura se debe a una enfermedad, se podrían tomar muestras del hueso y mandarse al laboratorio para su análisis. Al hueso roto lo regresarán a su lugar.

  • Se colocará equipo ortopédico, como tornillos de metal, varillas o alfileres a través del hueso del niño. El equipo se coloca para mantener el hueso en el lugar correcto. Podrían usarse radiografías durante la cirugía para revisar la colocación del equipo ortopédico. Los médicos moverán la cadera del niño después de la cirugía para revisar que se mueva como debería hacerlo.

Después de la cirugía del niño:

Llevarán al niño a un cuarto en donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca. No deje que el niño se levante de la cama hasta que el médico lo autorice. Es posible que al niño le coloquen un yeso espica para la cadera. Este yeso rodea el estómago del niño y se extiende a las caderas y al muslo. En vez de un yeso espica, el niño podría tener solamente un yeso en la pierna lesionada. El niño podría tener una varilla entre las piernas que se conecta al yeso. Esta varilla mantiene los huesos y la articulación en su lugar para que puedan sanar.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • El niño tiene fiebre.

  • El dolor del niño está empeorando.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía del niño.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web1)