Prolapso Uterino

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es un prolapso uterino?

Un prolapso uterino es cuando el útero se desliza dentro de la vagina.

¿Qué aumenta el riesgo de un prolapso uterino?

El útero podría sufrir un prolapso si el tejido y los músculos que sostienen al útero se debilita o se daña. Lo siguiente aumenta el riesgo de un prolapso uterino:

  • El envejecimiento: El envejecimiento y la disminución de hormonas puede provocar que los músculos pélvicos se vuelvan mas débiles.

  • El embarazo o el parto: Esto provoca aumento de la presión y podría estirar y debilitar los músculos pélvicos. Usted podría sufrir trauma durante el parto debido a los fórceps o a la cabeza del bebé.

  • Esfuerzo: El estreñimiento, la tos intensa o el levantar objetos pesados podría provocar aumento de la presión adentro del abdomen.

  • Historial familiar: Si la madre o hermana de usted han sufrido un prolapso uterino, usted corre mayor riesgo de sufrirlo.

  • Obesidad: Si usted pesa mas de lo que el médico recomienda, eso podría aumentar el riesgo de un prolapso uterino. El peso adicional ejerce presión a los tejidos y a los músculos que sostienen al útero y podrían provocar que éstos se debiliten.

  • Cirugía: La cirugía pélvica podría aumentar el riesgo para un prolapso uterino.

  • Enfermedades del colágeno: Es posible que usted tenga una enfermedad, como el síndrome de Marfan y el de Ehlers-Danlos, que hace que lo músculos pélvicos se debiliten.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un propaso uterino?

  • Presión o pesadez en la pelvis

  • Un bulto o protuberancia suave en la vagina que podría sobresalir de la abertura vaginal

  • Dolor en la parte inferior de la espalda, pelvis o vagina

  • Dolor durante las relaciones sexuales

¿Cómo se diagnostica un prolapso uterino?

El médico le preguntará acerca del historial de salud. Infórmele acerca de embarazos o cirugías previas. Es posible que usted necesite lo siguiente:

  • Examen pélvico: El médico coloca suavemente un espéculo en la vagina. Esto podría ayudar a encontrar qué tan lejos se prolapsó el útero. El médico también podría pedirle que tense los músculos de la pelvis como si tratara de dejar de orinar. Esto ayuda a encontrar qué tan fuertes son los músculos pélvicos. El médico también podría revisar el prolapso cuando usted esté de pie para ver qué tanto ha caído el útero en la vagina.

  • Residuo postmiccional: Este examen se realiza para ver si usted es capaz de vaciar la vejiga completamente. El médico le pedirá que orine. Después hará un ultrasonido para revisarle la orina en la vejiga. El podría usar un catéter para drenar la orina restante.

¿Cómo se trata un prolapso uterino?

El objetivo del tratamiento es corregir el prolapso uterino y aliviar los signos y síntomas. Los tratamientos podrían incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos: El estrógeno podría ayudar a fortalecer los músculos pélvicos y a evitar que el prolapso uterino empeore. Se podría administrar en forma de píldora, aplicarse como crema o introducirse a la vagina.

  • Dispositivos vaginales: Es posible que usted necesite un dispositivo, como un presario o una esfera para mantener el útero en su lugar y para sostener los músculos. Estos dispositivos podrían ayudarlo a disminuir la presión en otros órganos pélvicos o ayudarlo a hacer los ejercicios de Kegel.

  • Cirugía: Usted podría necesitar una de las siguientes cirugías para arreglar el prolapso uterino:

    • Cirugía para arreglar el tejido débil: Los músculos y los tejidos que mantienen el útero en su lugar se apretarán. El médico podría usar parches de malla o injerto de tejido para sostener o mantener el útero en su lugar.

    • Histerectomía: El útero se retirará durante ésta cirugía.

    • Cirugía de obliteración: Se cerrará toda o parte de la vagina para mantener el útero en su lugar. Con la obliteración, usted no será capaz de tener relaciones sexuales vaginales de nuevo.

¿Cuáles son los riesgos de un prolapso uterino?

  • El pesario podría provocar que usted tenga una infección vaginal si no se le proporciona cuidado apropiadamente. Usted podría contraer una infección en el tracto urinario, tener inflamación del riñón o una fístula (un túnel entre la vagina y el ano). El pesario también podría provocar irritación o sangrado en la vagina. Usted podría sangrar mas de lo esperado durante la cirugía y necesitar una transfusión de sangre. A usted se le podría escapar la orina después de la cirugía y sentir dolor durante las relaciones sexuales. Si el médico utilizó una malla durante la cirugía para sostener el útero, podría infectarse. La malla también podría romperse y usted necesitar otra cirugía para retirarla. La vejiga u otros órganos en la pelvis podrían dañarse durante la cirugía. Incluso después de la cirugía, el útero podría prolapsar de nuevo.

  • Si no recibe tratamiento el prolapso uterino, el útero podría caerse más dentro de la vagina. La vejiga y el intestino también podrían prolapsar y los síntomas podrían ser más difíciles de tratar.

¿Cómo controlo los síntomas?

  • Haga ejercicios de Kegel: Estos ejercicios fortalecen los músculos que sostienen al útero en su lugar. Ellos también aprietan los músculos que usted usa para orinar o al tener evacuaciones intestinales. Apriete los músculos de la pelvis (los músculos que usa para dejar de orinar). Mantenga los músculos apretados por 5 segundos, después relájelos por 5 segundos. Poco a poco, trabaje en mantener los músculos contraídos por 10 segundos. Haga al menos 3 series de 10 repeticiones por día.

  • Evite esforzarse: No levante objetos pesados, permanezca de pie por mucho tiempo o haga esfuerzo al tener una evacuación intestinal. Evite el estreñimiento bebiendo líquidos en abundancia y comiendo alimentos altos en fibra. Pregunte cuánto líquido debe ingerir cada día. Los alimentos altos en fibra incluyen las frutas frescas, vegetales y granos enteros.

  • Mantenga un peso saludable: Pregunte al médico si usted necesita perder peso y cuánto. El pesar demasiado puede poner presión en los tejidos y en los músculos del útero y empeorar los síntomas. Pídale ayuda con un programa de pérdida de peso.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene escape de orina o de evacuaciones intestinales.

  • Tiene fiebre.

  • Tiene líquido de mal olor saliendo de la vagina.

  • Usted ve sangre saliendo de la vagina que no es de su periodo mensual.

  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar cuidado inmediato?

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • Tiene sangrado de la vagina que no cesa.

  • Tiene una masa saliendo de la vagina que no la puede empujar de regreso.

  • Usted no puede orinar o tener una evacuación intestinal.

  • Tiene dolor abdominal intenso.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web1)