Meningitis Bacterial En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La meningitis bacterial también se conoce como meningitis espinal. La meningitis es una infección e inflamación (hinchazón) que se presenta en las meninges y es causada por bacterias (microbios). Las meninges son las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal. Normalmente, las meninges sirven como si fueran paredes entre la sangre y el cerebro y entre la sangre y la médula espinal. Las meninges impiden que los microbios y otras sustancias penetren en el cerebro y en la médula espinal. Debido a la meningitis, las bacterias penetran y lesionan las meninges. El líquido en el cerebro también se infecta, lo cual causa inflamación. Como consecuencia de esta inflamación, el flujo de sangre hacia el cerebro disminuye y se presenta un aumento de presión en la cabeza de su niño.
    Lying Position Sitting Position


  • Su niño puede enfermarse, si tiene contacto con una persona infectada con la meningitis bacterial. Los signos y síntomas más comunes de la meningitis bacterial son: fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello y somnolencia. Es posible que su niño coma o beba muy poco, que presente vómito o que tenga una convulsión. La meningitis bacterial puede diagnosticarse al hacer una punción lumbar, unos exámenes de sangre y una tomografía axial computarizada (TAC). El tratamiento puede incluir antibióticos. La meningitis bacterial puede prevenirse con la aplicación de una vacuna.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.

  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.

  • No administre aspirina a niños menores de 18 años: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

  • Antibióticos: Estos medicamentos se administran para combatir infecciones causadas por bacterias. Administre este medicamento a su niño exactamente como lo haya ordenado su médico de cabecera. No deje de administrar el antibiótico a su niño a menos que lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o administre a su niño antibióticos que le fueron recetados para otras enfermedades.

  • Ibuprofeno o acetaminofen: Se administran estos medicamentos para reducir el dolor y la fiebre de su niño. Éstos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte sobre la cantidad de medicamento que usted le puede administrar a su niño seguramente.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

La meningitis bacterial puede causar problemas en la audición y en el aprendizaje, por esta razón, su niño debe ser atendido cuidadosamente por el médico.

Cuidados en el hogar:

  • Descanso: Su niño debe descansar tanto como sea posible y dormir lo máximo posible. Si el niño aún tiene dolor de cabeza, hágalo descansar en un cuarto oscuro y silencioso. Su niño puede regresar lentamente a las actividades normales cuando parezca estar listo para ello. Una vez que el niño se sienta mejor, puede hacer todas las cosas que él normalmente hace.

  • Aleje a su niño de las personas que estén enfermas con resfriados. También haga que el niño se mantenga alejado de grupos grandes de personas mientras se está recuperando de la cirugía. Esto disminuye el riesgo de que su niño contraiga infecciones.

  • Trate de mantener a su niño alejado de las demás personas: Trate de mantener a su niño alejado de las demás personas mientras él tenga fiebre y se sienta con malestar. Una vez enfermo, su niño puede contagiar (capaz de propagar) a otras personas. No lleve a su niño a la escuela o guardería, hasta que la fiebre haya desaparecido por completo y el niño se sienta mejor.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.

  • Su niño presenta picazón, hinchazón o salpullido en la piel.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la enfermedad, los medicamentos o los cuidados de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño presenta fiebre, rigidez en el cuello o dolor de cabeza.

  • Su niño está molesto, soñoliento o parece estar confundido.

  • Su niño presenta una convulsión.

  • Su niño está vomitando y presenta signos de deshidratación (pérdida del líquido corporal). En los síntomas de la deshidratación se pueden incluir: el llanto sin lágrimas y orinar muy poco o nada en absoluto.

  • Su niño presenta problemas respiratorios.

  • Los síntomas de su niño están empeorando o reaparecen.
Esto es una emergencia. Llame al 911 para conseguir una ambulancia que lleve a su niño al hospital más cercano.

Copyright © 2011. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Meningitis Bacterial En Niños (Aftercare Instructions)

Hide
(web4)