Implantación Quirúrgica De Una Prótesis De Pene

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La implantación quirúrgica de una prótesis de pene es una cirugía realizada para tratar la disfunción eréctil (DE) o impotencia. Una prótesis peneana es un dispositivo que es implantado o colocado en el pene. El implante permite que sea posible tener y mantener una erección. De forma normal el pene tiene tejidos esponjosos que rodean un tubo por donde pasa la orina y el semen. Cuando un hombre es sexualmente estimulado y excitado, se llena con sangre y se produce una erección. Un pene erecto le permite al hombre tener una relación sexual. Al haber más estimulación se produce la eyaculación en la cual el semen sale del pene. La disfunción eréctil o impotencia es cuando el pene no puede mantener una erección suficiente para tener una relación sexual o bien tener problemas para eyacular.



  • En la implantación quirúrgica de una prótesis se puede colocar una inflable o bien una semirígida en el pene. Un implante inflable es un dispositivo lleno de líquido, el cual se sentirse más natural y se puede ocultar fácilmente. Un implante inflable tiene una bomba, un cilindro (contenedor) y un reservorio (área de almacenaje). Al presionar la bomba, el líquido pasa del reservorio a los cilindros, lo que ocasiona una erección. Al liberar la válvula permite que el pene regrese a su posición en reposo. Un implante semirígido es flexible y puede ser manipulado al doblar el pene hacia arriba o abajo para provocar una erección. El médico realizará una o más pequeñas incisiones (cortes) para poder insertar los implantes. La incisión puede ser realizada en la parte inferior del pene, en la unión con el área pélvica o bien en donde el pene se une al escroto. Se puede realizar una incisión en el abdomen y en el escroto dependiendo del implante que haya sido escogido. Un implante ayudará a crear una erección, pero el dispositivo no incrementará el deseo sexual o solucionará otros problemas relacionados a las relaciones sexuales. Usted y su médico decidirán cuál es el tipo de implante indicado para su caso. Con la implantación quirúrgica de la prótesis peneana, la disfunción eréctil y su calidad de vida mejorarán.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

  • La implantación quirúrgica de una prótesis de pene es habitualmente un procedimiento común y seguro, aunque siempre existen riesgos con la cirugía. Su próstata, otras partes de su tracto urinario, vasos sanguíneos o nervios podrían lesionarse durante o después de la cirugía por los implantes. Esto podría ocasionarle problemas al orinar o al tener un orgasmo. También podría presentar hinchazón, dolor pélvico o sensación de adormecimiento en el pene. Usted podría sangrar más de lo habitual o adquirir una infección. Podría necesitar más cirugía para retirar los implantes si adquiere una infección o si los implantes dejan de funcionar adecuadamente. Si se retiran los implantes y no se reemplazan inmediatamente, su pene podría disminuir de longitud y podría formarse tejido cicatrizal. Esto podría hacerle más difícil tener otro implante de pene. Los implantes, como el que tiene en el abdomen, podrían moverse del lugar donde se colocaron originalmente. Usted podría presentar dolor, irritación o problemas con la erosión (podrían destruirse los tejidos alrededor del implante). Aún después de colocarle el implante, existen posibilidades de que tenga problemas con las relaciones sexuales. Su pene podría curvearse o no verse de la forma que usted esperaba después de la cirugía.

  • Sin tratamiento, su disfunción eréctil (DE) podría no resolverse. Usted podría desarrollar o continuar con sus problemas sexuales, como el no ser capaz de tener una erección o eyacular. Consulte a su médico si está preocupado, padecimiento o cuidados.

PREPARÁNDOSE:

La semana previa a la cirugía:

  • Pídale a un amigo o miembro de su familia que lo lleve a casa después de la cirugía. No maneje solo a casa.

  • Pregúntele a su medico cuántos días antes de la cirugía necesita dejar de tener relaciones sexuales (sexo).

  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.

  • Cuando vaya a consulta con el médico, lleve una lista o los envases de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).

  • Dígale a su médico si padece de otras enfermedades. Estas enfermedades incluyen diabetes (nivel de azúcar en la sangre alto), desordenes de la coagulación o problemas renales y cardiacos. Dígale a su medico si ha recibido tratamiento con radiación en el abdomen. Infórmele a su médico si ha recibido medicamento inyectado en el pene para provocar una erección. Si presenta lesiones o infección active en el area genital, será necesario que la traten antes de realizar la cirugía. Además el médico necesitará saber si le han realizado otras cirugías en el pasado. Estas incluyen prótesis peneana previa, cirugía abdominal o en la zona genital.

  • Usted puede tener que usar un jabón germicida al bañarse o asearse el área genital empezando 2 a 3 días antes de su cirugía.

  • Su médico puede sugerirle que tome asesoría acerca de su cirugía y padecimiento. Él podrá hablar con usted y con su pareja acerca de sus expectativas, cómo utilizar el implante, resultados y posibles problemas con la cirugía.

  • Usted puede requerir estudios de sangre y orina. También puede requerir otros estudios como una radiografía de tórax o un electrocardiograma (ECG). Solicite a su médico mayor información acerca de dichos estudios. Consulte con su médico para más información sobre estas pruebas y otras pruebas que usted podría necesitar. Antote la fecha, hora, y localización de cada prueba.

La noche previa a la cirugía:

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

  • Se le podrá dar una pastilla para ayudarle a dormir.

El día de la cirugía:

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su cirugía.

  • Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento el día de la cirugía. Estos medicamentos incluyen insulina, píldoras para la diabetes, hipertensión arterial o para el corazón. Cargue consigo al hospital todos los medicamentos que está tomando, incluyendo los envases.

  • El día de la cirugía o procedimiento, no use lentes de contacto. Usted puede usar sus anteojos corrientes.

  • Qué traer: Usted puede traer artículos como un cepillo de dientes y una bata.

  • Los médicos pueden colocarle una vía intravenosa (IV). Usualmente se escoge una vena del brazo. A través de la vía IV se le podrán administrar líquidos y medicamentos. Se le podrá administrar un antibiótico una hora antes de la cirugía para prevenirle alguna infección.

  • Su intestino puede requerir vaciarse y limpiarse antes de la cirugía. Los médicos pueden administrarle un medicamento llamado enema. Éste se introducirá a su recto para ayudar a vaciar su intestino. Su médico le enseñará cómo hacer ésto.

  • Un anestesiólogo podrá hablar con usted antes del procedimiento. Dicho médico podrá darle medicamento para adormecerlo durante el procedimiento.

  • Se le pedirá a usted o a algún miembro de su familia que firmen un papel legal (consentimiento informado). Este autoriza a su médico a realizar el procedimiento. El mismo también explica los problemas que podrían suceder y sus alternativas. Asegúrese de que sean respondidas todas sus dudas antes de firmar esta forma.

TRATAMIENTO:

  • Se le dará medicamento para ayudarle a relajarse o para adormecerlo. Será llevado en camilla a la sala de operación y después será trasladado a una cama especial. Los médicos podrán administrarle anestesia local, regional o general para adormecer el área quirúrgica o para dormirlo. Si se le da anestesia general, se le colocará un tubo endotraqueal (ET) en la boca o en la nariz. Este le ayudará a respirar durante la cirugía. Se utilizarán agua, jabón y antisépticos (líquidos germicidas) para limpiarle el abdomen y la zona genital. Se le rasurará el vello de su abdomen y zona genital. Se colocarán sábanas sobre usted para mantener limpia la zona de la cirugía. Los médicos podrán colocar sus piernas en pierneras. Se le pondrá una sonda (tubo delgado) en la vejiga para ayudarle a drenar la orina.

  • Su médico realizará incisiones (cortes) dependiendo del tipo de implante que se le coloque. Si se le coloca un implante inflable , se le realizará una incisión en la parte alta del pene. Su médico medirá y colocará el cilindro de la longitud adecuada en el pene. A continuación, se insertará una bomba en una incisión en el escroto. Finalmente, se implantará el reservorio en una pequeña incisión en el abdomen. Se utilizan pequeños tubos para conectar todos los aparatos y se probará el implante inflándolo y desinflándolo. Pueden colocarse tubos de caucho delgados en su piel para drenar la sangre de su incisión. Las incisiones se cerrarán con suturas (puntadas) y serán cubiertas con vendajes. Podrá colocarse un vendaje apretado sobre la herida en el escroto para prevenir el sangrado.

  • En un implante semirígido , se realizarán incisiones pequeñas. Dichas incisiones podrán realizarse ya sea por encima del pene, donde se une con el abdomen, o debajo del pene, donde se une con el escroto. Se realizarán dos aberturas en el pene. Se utilizarán herramientas especiales para sostener la piel y realizar las aberturas. Su médico insertará dos tubos semirígidos de manera separada en el pene. Podrán colocarse tubos delgados de caucho en su piel para drenar el líquido de las zonas alrededor de las incisiones. Las incisiones serán entonces cosidas y cubiertas con vendajes.

Después de la cirugía:

  • Usted será llevado a la sala de recuperación hasta que despierte. Los médicos lo mantendrán en observación estrecha por si hubiese cualquier problema. Si le realizaron anestesia general, se le quitará el tubo ET después de que esté despierto y pueda respirar bien por sí mismo. No salga de cama hasta que su médico se lo autorice. Cuando los médicos observen que se encuentra bien, se le permitirá ponerse su ropa e ir a casa. Si su médico desea que usted permanezca en el hospital, entonces será llevado a su cuarto de hospital.

  • Los vendajes utilizados para cubrir sus puntadas ayudan a antener limpia y seca la zona para prevenir infecciones. Un médico podrá retirar los vendajes pronto después de la cirugía para revisar sus heridas. El catéter insertado en su vejiga podrá dejarse ahí durante un día más para drenar su orina. Los tubos delgados de caucho (drenes) serán retirados por su médico cuando las heridas dejen de drenar. Solicite a su médico más información acerca de como cuidar su catéter, drenes y heridas.

Sala de espera:

Esto es un área donde su familia y amistades pueden esperar hasta que usted pueda tener visitas. Solicite que sus visitas provean una forma de aviso si salen de la sala de espera.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • No puede acudir a su cita puntualmente.

  • Usted tiene una fiebre.

  • Tiene una infección en la piel o una herida infectada cerca de la zona donde se realizará la cirugía.

  • Tiene dudas o inquietudes acerca de su cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Tiene nuevos síntomas desde la última vez que vió a su médico o sus síntomas están empeorando.

  • Tiene dificultad para orinar o su orina se vuelve roja, muy oscura o mal oliente.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web1)