Halo Cervical

LO QUE USTED DEBE SABER:

Un halo cervical es un soporte de metal que rodea y se conecta al cráneo. Se usa para evitar que los huesos de la columna cervical (cuello) se muevan. Se atornillan pernos a la piel que se encuentra encima de las cejas para mantener el halo en su lugar. El halo está conectado con varas metálicas a un chaleco de plástico que se lleva sobre el pecho y la espalda. Es común usar un halo cervical después de fracturarse o dislocarse el cuello. La mayor parte de las personas usan el halo durante 8 a 12 semanas.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos de la manera indicada:

Llame a su médico de cabecera si considera que el medicamento no le está dando resultado o si tiene efectos secundarios. Infórmele si tiene alergia a algún medicamento. Mantenga una lista de todos los medicamentos, vitaminas y hierbas que toma. Incluya la dosis, hora y motivo por el que los toma. Lleve la lista o los envases de las píldoras a sus consultas de seguimiento. Lleve la lista consigo por si se presenta una emergencia.

Haga una cita de seguimiento con su médico de cabecera tal como le indicaron:

Es posible que deba regresar para que le aprieten los pernos. Podría ser necesario que le hagan radiografías durante el tratamiento. Escriba las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas.

Cómo debe cuidar su halo cervical:

  • Limpie los pernos todos los días: Limpie alrededor de los pernos 2 veces al día para evitar que se infecten. Moje un hisopo de algodón limpio en una mezcla de partes iguales de agua oxigenada y agua para limpiar cada perno.

  • Informe si cambia la manera en que le queda el chaleco: Usted u otra persona debería poder colocar la mano entre el chaleco y su piel.

  • Mantenga el forro del chaleco limpio y seco para evitar que le salgan llagas en la piel: Cambie el forro del chaleco si se moja o se ensucia.

Cómo puede asearse la piel y el cabello con un halo cervical:

  • Dese baños de esponja: Para ayudar a que no se moje el chaleco, dese baños de esponja o siéntese en una tina con poca agua. Puede secar el chaleco con un secador de pelo a temperatura baja si se moja.

  • Limpie la piel debajo del chaleco con agua y jabón: Pásese un paño húmedo por la piel debajo del chaleco. Limpie la piel debajo del chaleco con la frecuencia necesaria para evitar que le pique o que le salga un salpullido o llagas.

  • Use un rociador para mojar y enjuagar su cabello: Use el rociador mientras que se agacha sobre un lavabo o una tina. Cúbrase el cuello con una bolsa plástica para que no se moje el forro del chaleco.

  • Revise su piel todos los días: Pida a las personas que se encarguen de su cuidado que se fijen si tiene llagas o si su piel está enrojecida debajo del chaleco, especialmente en el pecho y los omóplatos. Use maicena dentro del chaleco para absorber la humedad. También puede usar un secador de cabello a temperatura baja para secar el sudor.

  • No se ponga crema ni talco en la piel debajo del halo cervical: Las cremas para la piel y el polvo talco pueden hacer que le salgan llagas y se le irrite la piel.

Cómo puede comer con un halo cervical:

Tal vez le resulte difícil tragar con el halo cervical. Para comer con mayor facilidad, intente lo siguiente:

  • Lleve consigo un vaso y pajitas o popotes: Esto podría hacer que le resulte más fácil tomar líquidos sin doblar el cuello.

  • Corte los alimentos en trozos pequeños: Coma bocados pequeños. Es posible que le resulte más fácil comer alimentos blandos o líquidos mientras que tenga el halo cervical.

  • Pregunte si puede machacar o romper las pastillas: Es posible que de este modo sean más fáciles de tragar.

Cómo retomar sus actividades habituales con un halo cervical:

  • Muévase despacio y con cuidado para evitar las caídas: El tamaño y volumen del halo afectarán su equilibrio. Se sentirá torpe e incómodo durante algunas semanas mientras que se acostumbra a moverse con el halo cervical.

  • Descanse cuando necesite: Es normal que se sienta más cansado que de costumbre. Pregunte cuándo puede regresar al trabajo o a clase.

  • No maneje un automóvil ni monte en bicicleta mientras tiene el halo cervical: Es posible que también tenga restricciones para levantar objetos pesados o hacer ejercicio. Pregunte acerca de otras limitaciones en las actividades diarias.

  • Siga las instrucciones que le den en la fisioterapia: Es posible que su médico de cabecera quiera que haga fisioterapia. Un fisioterapeuta le ayudará con ejercicios especiales para fortalecer sus huesos y músculos.

Cómo puede dormir con un halo cervical:

  • Trate de tomar siestas en una silla reclinable: Es posible que al principio solo pueda dormir boca arriba. Con el tiempo aprenderá a dormir de costado o boca abajo.

  • Póngase lo más cómodo posible: Pregunte si puede colocar una almohada pequeña o una toalla enrollada debajo de su cabeza o cuello para ayudarle a dormir. Su médico de cabecera también podría recetarle analgésicos para el dolor o medicamentos para dormir si es necesario.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Siente que el chaleco le queda demasiado apretado o demasiado suelto o le causa dolor.

  • Tiene la vista borrosa o ve doble.

  • Tiene dificultad para tragar.

  • Le duele o le pica la piel debajo del halo cervical.

  • Tiene la piel roja o ampollada.

  • Siente un hormigueo, pierde la sensación o siente dolor en la piel alrededor de los pernos.

  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencia si:

  • Su cuero cabelludo o la piel alrededor de los pernos está inflamada, roja o supura líquido.

  • Le surge un dolor nuevo o su dolor empeora.

  • Se ha caído y el halo cervical se ha salido de su lugar.

  • Le sale líquido transparente de la herida de la cirugía o de los pernos.

  • Tiene dolor de cabeza y se siente débil.

  • Le surge dificultad para hablar, moverse o pensar.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web3)