Fractura Del Pulgar

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es una fractura del pulgar?

Una fractura del pulgar es una grieta o rotura en uno o más de los huesos en el dedo pulgar. Un golpe directo, como una caída, puede causar una fractura del pulgar. También puede suceder cuando se tuerce el pulgar, se dobla a la fuerza o se tira hacia atrás.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura del pulgar?

  • Dolor e inflamación

  • Poco o ningún movimiento del pulgar

  • La forma del pulgar es anormal

¿Cómo se diagnostica una fractura del pulgar?

Su médico le preguntará cómo ocurrió su lesión y la examinará. Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Radiografía: La radiografía revisa para fracturas en su dedo pulgar.

  • Tomografía computarizada: A este examen también se le conoce como escán TAC. Una máquina de rayos X utiliza una computadora para tomar imágenes de su pulgar. Las imágenes podrían mostrar daño a los ligamentos o tejido. Es posible que se le administre un medio de contraste antes de tomar las imágenes para ayudar a destacar las imágenes de la fractura. Infórmele al médico si alguna vez usted ha sufrido una reacción alérgica a un medio de contraste.

¿Cómo se trata una fractura del pulgar?

  • Analgésicos: Se le podrían dar medicamentos de prescripción para aliviar su dolor. No espere a que el dolor sea grave antes de tomar este medicamento.

  • Yeso o férula: Es posible que necesite yeso o una férula para mantener el pulgar en su posición correcta mientras sane.

  • Reducción cerrada: Podría ser necesario que su médico coloque los huesos del pulgar en su posición correcta nuevamente. Aplicará presión en su mano y el dedo pulgar para alinear los huesos sin tener que realizar una cirugía.

  • Cirugía: Usted podría requerir de una cirugía si sufre de una fractura severa o si no sana después de otros tratamientos:

    • Fijación externa: Su médico colocará clavijas o tornillos en su piel para enderezar y sujetar sus huesos en su lugar. Se podrían sujetar los tornillos a un dispositivo de metal que se envuelve alrededor de su pulgar para mantenerlo en su lugar.

    • Reducción abierta y fijación interna: Su médico hará una incisión en su dedo pulgar para enderezar sus huesos rotos. Podría utilizar alambres, tornillos y placas de metal o clavijas para mantener unidos sus huesos rotos.

¿Cómo manejo mis síntomas?

  • Hielo: El hielo facilita la reducción del dolor y la inflamación. El hielo también podría prevenir daño al tejido. Utilice una compresa de hielo o ponga hielo picado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre su dedo pulgar, férula o yeso por 15 a 20 minutos cada hora o como sea indicado.

  • Elevar: Eleve su dedo pulgar por encima del nivel de su corazón frecuentemente. Esto ayudará a reducir la inflamación y el dolor. Apoye su mano afectada sobre almohadas o cobijas para mantener su pulgar elevado cómodamente.

  • Cuidado de la piel: Revise su piel alrededor del yeso o férula diariamente en busca de enrojecimiento o dolor.

  • Terapia de la mano: Podría ser necesario que consulte con un terapeuta de la mano una vez que se haya removido el yeso o la férula. Un terapeuta de la mano puede enseñarle ejercicios para fortalecer su mano y ayudar a restaurar el movimiento.

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico?

Comuníquese con su médico si:

  • La piel alrededor del yeso se vuelve roja y adolorida.

  • La piel debajo del yeso o férula le pica y la picazón no desaparece.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo necesito conseguir atención médica inmediata?

Consiga atención médica inmediatamente o llame al 911 si:

  • Su yeso se raja o se rompe.

  • Usted es incapaz de mover sus dedos.

  • Usted tiene dolor severo en su dedo pulgar o mano.

  • Usted tiene inflamación nueva o un aumento de inflamación en su dedo pulgar o mano.

  • El yeso se siente muy apretado.

  • Se entumece el dedo pulgar lesionado.

  • Su piel debajo del yeso o férula arde o pica.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web2)