Fototerapia Para Ictericia En Recién Nacidos

LO QUE USTED DEBE SABER:

La fototerapia es un tratamiento con luz para los bebés que tienen ictericia. La ictericia es el resultado de una acumulación de bilirrubina en la sangre del bebé recién nacido. La bilirrubina es una sustancia amarilla que se encuentra en los glóbulos rojos. La fototerapia altera la bilirrubina de modo que el bebé la puede eliminar de su organismo. El exceso de bilirrubina hace que la piel y el blanco de los ojos del bebé se pongan de color amarillo. Por lo general se presenta durante la primera semana de vida.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Fototerapia en el hogar:

Le entregarán las luces para el tratamiento en su hogar. Le enseñarán cómo usarlas. Haga lo siguiente:

  • Mantenga cálida la habitación: La temperatura en la habitación del bebé debería encontrarse entre los 68 y 75° F (20° C y 24° C). Cierre las ventanas y las puertas de la habitación para que no entre una corriente de aire. Asegúrese de que la cuna del bebé esté seca. Esto ayudará a mantenerlo calentito.

  • Encienda las luces: Existen muchos tipos diferentes de luces de fototerapia. Es posible que vengan dentro de un estuche que se puede dejar abierto. Puede ser una tira con varias luces. Puede ser una almohadilla sobre la que se acuesta al bebé. El médico le indicará cuántas horas diarias de fototerapia debe recibir su bebé.

  • Quite la ropa al bebé, menos los pañales: Cúbrale los ojos con un antifaz. Esto le protegerá la vista de las luces.

  • Coloque al bebé debajo o sobre las luces como le indicaron: Cambie al bebé de posición cada 1 o 2 horas. De este modo todas las áreas de la piel del bebé quedarán expuestas a la luz. Esto ayudará a que las luces descompongan la bilirrubina tan rápido como sea posible. Pregunte cuál es la mejor posición para el bebé.

  • Tome la temperatura del bebé cada 3 o 4 horas: Coloque el termómetro en la axila del bebé mientras estén encendidas las luces de fototerapia. Debería tener una temperatura de 97° a 100° F (36.1° a 37.8° C).

    • Si la temperatura del bebé es demasiado alta: Retire las cortinas o la cubierta del juego de luces fototerapia. Baje la temperatura de la habitación 1 o 2 grados. Tome la temperatura del bebé cada 15 minutos hasta que baje.

    • Si la temperatura del bebé es demasiado baja: Envuélvalo con una manta y sujételo contra su cuerpo. Aliméntelo con leche materna o de fórmula tibia. Tome la temperatura del bebé cada 15 minutos hasta que suba.

  • Alimentación: Alimente al bebé de la manera acostumbrada durante la fototerapia. Es posible que deba alimentarlo con más frecuencia. Esto ayudará a que elimine la bilirrubina por la orina y las evacuaciones intestinales. Es posible que deba alimentarlo mientras que las luces están encendidas.

  • Tome nota: Apunte la hora y la cantidad que alimenta al bebé. Anote la temperatura del bebé y la cantidad de pañales que moja o ensucia. El bebé debería de mojar 6 pañales y ensuciar 1 pañal como mínimo al día. Es posible que la orina tenga un color más oscuro cuando elimina la bilirrubina del organismo. Puede que las evaluaciones intestinales pasen de tener un color amarillento a ser de color verdoso.

Reconforte al bebé durante el tratamiento:

Es posible que el bebé esté molesto o irritable durante el tratamiento. Cántele o háblele suavemente. Dele un masaje ligero. Ofrézcale un chupete.

Cómo puede saber cuando el bebé terminó con el tratamiento:

Un proveedor de salud vendrá a su hogar para hacer análisis de sangre y medir el nivel de bilirrubina del bebé. Podrá apagar las luces tan pronto como baje el nivel de bilirrubina del bebé. Le harán otro análisis de sangre dentro de 24 horas para medir el nivel de bilirrubina. Si el nivel se mantiene lo suficientemente bajo, el bebé habrá terminado con el tratamiento. Pasarán por su hogar para recoger las luces del tratamiento.

Haga una cita de seguimiento con el pediatra del bebé como le indiquen:

Anote las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas del bebé.

Comuníquese con el pediatra del bebé si:

  • La ictericia del bebé empeora.

  • Al bebé no se le ha pasado la ictericia para cuando cumpla 14 días de edad.

  • Le parece que su bebé no está tomando suficiente leche materna o está bajando de peso.

  • El bebé no quiere amamantarse o tomar leche de fórmula.

  • Las evacuaciones intestinales del bebé son de color pálido y arcilloso.

  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del bebé.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El bebé tiene una temperatura más alta de 100.4° F (38° C) durante más de 30 minutos.

  • No puede hacer que la temperatura del bebé suba por encima de 96° F (35.6° C) después de 30 minutos.

  • El bebé tiene dificultad para alimentarse o no se alimenta para nada.

  • El bebé comienza a arrojar con fuerza o tiene vómitos de color amarillo.

  • Le cuesta despertar al bebé.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web3)