Colocación De Stent Biliar Por Endoscopía

LO QUE USTED DEBE SABER:

La colocación de stent biliar por endoscopía es un procedimiento para desbloquear un conducto biliar que está obstruido. Un stent es un pequeño tubo cilíndrico que se usa para ensanchar el conducto biliar y mantenerlo abierto. El organismo almacena la bilis en la vesícula biliar. La bilis pasa por el conducto biliar a los intestinos cuando la persona se alimenta.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

  • El endoscopio o el alambre podrían desgarrar las paredes del estómago o del intestino y provocar una hermorragia. El stent se podría tapar u obstruir si el tumor crece, la bilis se espesa o si tiene cálculos biliares. El stent también podría aflojarse, salirse de su lugar y causar una obstrucción. El stent también podrían causar inflamación en otros órganos del cuerpo, como el páncreas o la vesícula biliar. Si se daña el conducto biliar, el líquido biliar podría filtrarse dentro del abdomen y aumentar el riesgo de que contraiga una infección que podría hacer peligrar su vida.

  • Es posible que el conducto biliar continúe estrechándose, aún después de que le coloquen el stent. Su condición podría empeorar si no le colocan el stent. Sus síntomas, como la ictericia y la comezón en la piel, podría volverse graves. El hígado se podría dañar debido a la obstrucción y no funcionar correctamente. La vesícula biliar podría perforarse si tiene cálculos biliares o debido a la presión por el exceso de bilis. Esto podría aumentar el riesgo de que contraiga una infección grave que podría poner en peligro su vida.

PREPARÁNDOSE:

Antes del procedimiento:

  • Haga los arreglos necesarios para que otra persona lo lleve a su casa cuando salga del hospital. No maneje usted mismo.

  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.

  • Cuando vaya a consulta con el médico, lleve una lista o los envases de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).

  • Le administrarán un medio de contraste durante el procedimiento para que los médicos puedan ver el conducto biliar con mayor claridad en las radiografías. Informe al médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste.

  • Es posible que deba hacerse una tomografía computarizada (TC), un estudio de imágenes por resonancia magnética (IRM) o un ultrasonido. Puede también que deba hacerse análisis de sangre para revisar su hígado y otras funciones del organismo. Pida más información a su médico acerca de éstas y otras pruebas que podría necesitar. Anote la fecha, la hora y el lugar donde se llevará a cabo cada prueba. .

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su procedimiento.

El día del procedimiento:

  • A usted o un miembro de su familia cercano se les pedirán firmar un pedazo de documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explica los problemas que puedrían ocurrir, y sus opciones. Esté seguro que todos sus preguntas hayan sido contestadas antes de que usted firme esta forma.

  • Los médicos pueden insertar un tubo intravenoso en su vena. Por lo general, una vena en el brazo es elegida. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.

  • Antibióticos: Es posible que le den este medicamento para evitar que contraiga una infección causada por una bacteria.

  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

TRATAMIENTO:

Qué ocurrirá:

  • Lo acostarán de lado para realizar este procedimiento. Le administrarán anestesia para ayudarlo a relajarse y que le venga sueño. Es posible que también le den anestesia en la garganta para que pierda la sensación. Puede que, aún así, sienta presión o algo que empuja durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. Le colocarán un endoscopio por la boca y la garganta. Se pasará lentamente el endoscopio por el estómago y el intestino delgado, hasta que llegue al conducto biliar. El médico verá el interior del estómago y los intestinos con la cámara que tiene el endoscopio en el extremo.

  • El médico usará una fluoroscopia (un tipo de radiografía) y un medio de contraste o tinte para ver el conducto biliar con mayor claridad. El tinte permitirá que el médico vea si tiene cálculos biliares, un tumor o si el conducto biliar se ha estrechado. La fluoroscopia también ayudará al médico a colocar el stent en su lugar. Insertarán un alambre delgado por el endoscopio y lo harán llegar hasta el conducto biliar. El médico deslizará el stent sobre el alambre hasta el área de la obstrucción. Sacarán el alambre y el endoscopio tan pronto como el stent se encuentre en su lugar. Es posible que tomen una radiografía de su abdomen para comprobar la posición del stent.

Después del procedimiento:

Lo llevarán a una habitación para que descanse hasta que esté completamente despierto. No se levante de la cama sin la autorización de su médico. Podrá regresar a su hogar cuando su médico determine que usted está bien. Lo transferirán a su habitación si va a permanecer en el hospital.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • No puede presentarse al procedimiento.

  • Tiene náuseas o vómitos.

  • Sus evacuaciones intestinales son de un color muy claro.

  • Le duele la espalda.

  • Tiene la piel amarilla y le pica.

  • El blanco de sus ojos está de color amarillo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Baja de peso sin proponérselo.

  • Tiene fiebre o escalofríos.

  • Le duele mucho el área superior derecha del abdomen.

  • Tiene el abdomen duro e inflamado.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web4)