Dolor En Puntos Desencadenantes

INFORMACIÓN GENERAL:

Dolor En Puntos Desencadenantes Care Guide

¿Qué es un punto desencadenante?

Los puntos desencadenantes son a menudo llamados nudos musculares. Se trata de un bulto apretado en un área del músculo que puede causar dolor.

¿Dónde podrían sentirse los puntos desencadenantes?

Es posible que tenga puntos desencadenantes en su cuello, hombros o espalda alta y baja. Usted podría tenerlos en su cabeza o mandíbulas. También podría tenerlos en sus nalgas o piernas. Es posible que sólo tenga un punto desencadenante o puede que tenga muchos en las diferentes áreas de su cuerpo.

¿Qué causa los puntos desencadenantes?

Los puntos desencadenantes podrían ser causados ​​por una lesión muscular. También se pueden formar si se utiliza el músculo en exceso, o sufre estrés menor repetido en su músculo. El estrés menor podría ser consecuencia de cosas como una mala postura y la posición a la hora de dormir. El estrés emocional también podría causar puntos desencadenantes. Esto puede ocurrir cuando el estrés le hace poner tensos ciertos músculos, como los de sus hombros y cuello.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los puntos desencadenantes?

  • Dolor: Los puntos desencadenantes pueden causar dolor agudo y profundo. Es posible que causen dolor sólo cuando el punto desencadenante es presionado. También podrían causar dolor constante o dolor durante el movimiento del músculo. El dolor podría extenderse fuera del punto desencadenante. El dolor también podría ocurrir en otra parte de su cuerpo. Por ejemplo, un punto desencadenante en el cuello podría causar dolor en sus ojos. Esto se llama dolor referido.

  • Rango de movimiento disminuido: El rango de movimiento es cuánto usted puede mover una articulación, como su hombro o su rodilla. Un punto desencadenante puede acortar un músculo. Esto puede reducir el rango de movimiento de una articulación cercana.

  • Debilidad muscular: El dolor causado por los puntos desencadenantes podría debilitar el músculo.

  • Otros signos y síntomas: Usted podría sentirse mareado o escuchar un zumbido en sus oídos. Su piel sobre el punto desencadenante se podría volver roja. Es posible que sienta hormigueo en su piel y que sea sensible al tacto. Los puntos desencadenantes también podrían causar que su boca genere saliva adicional y sus ojos podrían producir lágrimas adicionales.

¿Cómo se diagnostican los puntos desencadenantes?

Su médico le preguntará acerca de su historial médico. También le pedirá que describa su dolor. Usted podría necesitar ciertos exámenes para descartar otras condiciones. Su médico buscará un bulto duro en su músculo. Él podría presionar o apretar el tejido sobre este nudo. Él hará esto para ver si el músculo reacciona moviéndose rápidamente y si tiene algún dolor. Estas señales ayudan a su médico a determinar si usted tiene un punto desencadenante. También podría necesitar pruebas para asegurarse de que su dolor no está relacionado con una condición más seria. Las pruebas incluyen:

  • Rayos x: Esta es una imagen tomada de sus huesos y tejidos en busca de posibles causas de su dolor.

  • Tomografía computarizada: Esto también se llama una TC. Una máquina especial de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de su cuerpo. Podría ser usada para mirar sus huesos y músculos. A usted le podrían dar un tinte a través de un IV antes de tomar las imágenes. El tinte podría ayudar a su médico a ver mejor las imágenes. Las personas que son alérgicas al yodo o a los mariscos (langosta, cangrejo o camarones) podrían ser alérgicos a algunos tintes. Informe a su médico si usted es alérgico a los mariscos o tiene otras alergias o condiciones médicas.

  • Imagen por resonancia magnética: Esta prueba se llama una IRM. Durante la IRM, se toman imágenes de su cuerpo. Una IRM podría usarse para mirar sus huesos y músculos. Usted tendrá que permanecer quieto durante la IRM. Nunca entre en la sala de la IRM con objetos metálicos. Esto puede causar un daño grave.

¿Cómo se tratan los puntos desencadenantes?

  • Inyecciones en los puntos desencadenantes: Un médico coloca una aguja a través de su piel y en el punto desencadenante. Los calmantes con salina (solución de sal) u otros medicamentos podrían ser puestos a través de la aguja en el punto desencadenante. Los médicos también podrían usar sólo una aguja seca (sin medicamento). Cuando se retira la aguja, el área del músculo se estira suavemente.

  • Rocío y estiramiento: Una sustancia que enfría se rocía sobre su piel sobre el punto desencadenante. Esto ayuda a relajar el músculo, que luego se estira suavemente.

  • Masaje: Su médico podría masajear el músculo que contiene el punto desencadenante. También podría realizar terapia de compresión. Esto es cuando se ejerce presión sobre el punto desencadenante hasta que el músculo se relaja. Estos métodos ayudan a relajar y a estirar el músculo.

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: Esto también se llama ENET. Durante la ENET, se colocan almohadillas en el punto ddesencadenante. También se podrían colocar donde usted tiene dolor referido. Las almohadillas están conectadas a un dispositivo que envía señales eléctricas a su cuerpo. Estas señales ayudan a reducir el dolor.

  • Terapia física: Un fisioterapeuta le ayudará con ejercicios especiales. Estos ejercicios ayudan a estirar suavemente los músculos y a aliviar el dolor. Su terapeuta también podría ayudarle a encontrar las causas de sus puntos desencadenantes, como una mala postura.

  • Medicamentos: Su médico podría sugerirle medicamentos para el dolor como el ibuprofeno. También podría recetarle medicamentos que relajan sus músculos.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento para los puntos desencadenantes?

Puede tener moretones o contraer una infección en el área donde se le ponen las inyecciones para los puntos desencadenantes. Las inyecciones podrían causar que usted se sienta débil. También podría sentir dolor donde recibió la inyección. La aguja podría causar daño a su músculo. Un colapso pulmonar es un riesgo si usted recibe una inyección cerca de los pulmones.

¿Cómo puedo manejar mi dolor en los puntos desencadenantes?

Siga todas las instrucciones que su médico le da. Él podría decirle que haga lo siguiente:

  • Manténgase activo después de recibir inyecciones en los puntos desencadenantes. Mueva sus articulaciones suavemente a través de su rango completo de movimiento durante la primera semana. Evite la actividad vigorosa durante 3 ó 4 días.

  • Haga estiramientos regulares del músculo con puntos desencadenantes. Coloque una suave presión sobre el punto desencadenante, y luego estire el músculo. Pídale más información a su médico acerca de cómo estirar y aplicar presión.

  • Aplique hielo o calor en el sitio donde siente dolor. Una bolsa de hielo cubierta con una toalla o una almohadilla eléctrica pueden ayudar a aliviar el dolor durante un tiempo corto. Aplique hielo o calor según las indicaciones.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Llame a su médico si:

  • Su dolor no ha mejorado después de 2 ó 3 sesiones con inyecciones para los puntos desencadenantes.

  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su dolor en los puntos desencadenantes.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica inmediata o llame al 911 si:

  • Tiene dolor de pecho o dificultad para respirar repentina.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web4)