Dislocación Mandibular

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es una dislocación mandibular?

Una dislocación mandibular es la separación de la mandíbula (maxilar bajo) de la articulación temporomadibular (ATM). Cuando esto ocurre, el maxilar bajo no regresa a su lugar por sí mismo.

¿Qué provoca una dislocación mandibular?

  • Abrir la boca demasiado grande: Esto podría pasar al reírse, bostezar, estornudar, tomar bocados grandes o al vomitar. Algunos procedimientos de boca abierta o dentales podría debilitar los músculos alrededor de la ATM y conllevar a una dislocación.

  • Problemas con los dientes: La falta de dientes, tenerlos desgastados o que no estén alineados correctamente, pueden evitar que la mandíbula funcione correctamente.

  • Trauma: Una dislocación mandibular podría provocarse por un golpe en la barbilla mientras la boca está abierta. Esto ocurre con mayor frecuencia en accidentes de automóvil, motocicleta o bicicleta.

  • Articulación inestable: Esto podría provocarse si los músculos de la mandíbula están débiles o se ponen muy tensos. Las convulsiones y ciertos medicamentos podrían conllevar al debilitamiento de los músculos de la mandíbula.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una dislocación mandibular?

  • Hoyuelo enfrente del oído

  • Babeo

  • Incapacidad de abrir o cerrar la boca, o mover la mandíbula de lado a lado

  • Dolor e inflamación enfrente del oído

  • Dientes que no se alinean

  • Dificultad para hablar, comer o beber

  • Los lados de la cara se ven desiguales

¿Cómo se diagnostica una dislocación mandibular?

El médico le examinará la mandíbula y la cara. El le preguntará acerca de otras condiciones médicas y medicamentos que usted está tomando. Infórmele al médico si se dislocó el hueso de la mandíbula antes. El va a revisar si existen signos de dislocación mandibular u otros problemas como huesos rotos. Es posible que también tenga cualquiera de los siguientes:

  • Radiografías: Las imágenes de rayos x ayudarán al médico a ver la ATM y revisar si hay huesos inflamados o rotos.

  • Tomografía computarizada: A este examen también se le conoce como TAC. Una máquina de rayos x usa una computadora para tomar imágenes de la mandíbula. Las imágenes podrían mostrar si la mandíbula está dislocada. Es posible que le administren un tinte antes de tomar las imágenes para que los médicos las vean mejor. Informe al médico si usted alguna vez tuvo una reacción alérgica al tinte de contraste.

¿Cómo se trata una dislocación mandibular?

  • Medicamentos:

    • Anestesia: Este medicamento lo pone a dormir para que usted esté cómodo mientras le colocan la mandíbula en su lugar. Podrían administrarla como una inyección de medicamento adormecedor o a través de una vía IV. También podrían administrarla en forma de gas que usted respira mientras duerme. El médico colaborará con usted para determinar cuál anestesia es mejor para usted.

    • Relajantes musculares: Estos lo ayudan a relajar los músculos de la mandíbula.

    • Sedantes: Se administra este medicamento para que usted se sienta calmado y relajado.

    • AINEs: Estos medicamentos disminuyen la inflamación y el dolor. Usted puede comprarlos sin receta médica. Consulte con su médico de cabecera cuál medicamento es el adecuado para usted y cuánto tomar. Tómelo como se le indique. Los AINEs pueden provocar hemorragia estomacal o problemas del riñón si no se toman correctamente.

    • Agente esclerosante: Este medicamento se administra en forma de inyección en la ATM. Esto ayuda a sujetar la mandíbula y a evitar que se mueva demasiado. Es posible que usted necesite un dispositivo de fijación después de usar un agente esclerosante.

  • Dispositivos de fijación: Es posible que usted use alambres o bandas elásticas para evitar que se mueva la mandíbula.

  • Reducción manual: Este es un procedimiento para colocar la mandíbula de regreso a su posición normal. Es posible que usted necesite un dispositivo de fijación después de una reducción manual.

  • Cirugía: Es posible que se necesite realizar una cirugía si otros tratamientos no funcionan. La cirugía podrían realizarse para ajustar los ligamentos alrededor de la ATM y hacerla mas estable.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Apoye la mandíbula: Trate de no abrir la boca ampliamente por varios días después de la dislocación, como al bostezar. Si lo hace, apoye la mandíbula. Si ésta sufrió una dislocación antes, es posible que usted necesite una correa para la barbilla o un vendaje para ayudarlo a evitar que esto pase de nuevo.

  • Consuma alimentos blandos: Es posible que usted necesite consumir solamente alimentos blandos por algún tiempo después de que le coloquen la mandíbula en su lugar. Los alimentos blandos incluyen el puré de manzana, alimentos para bebés, plátanos, cereal cocido, requesón, huevos, gelatina, pudín y yogurt.

  • Use hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. También podría ayudar a evitar que se el tejido se dañe. Use una bolsa con hielo o coloque hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela en la ATM por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique.

  • Vaya a terapia física: Es posible que usted necesite terapia física si ha tenido dislocaciones múltiples. Un fisioterapeuta trabajará con usted para ayudarlo a fortalecer los músculos de la mandíbula. Eso podría ayudarlo a evitar que la mandíbula se disloque de nuevo.

¿Cuáles son los riesgos de la dislocación mandibular?

  • La cirugía lo pone en riesgo de lesiones dentales o de lesiones a las encías y al estiramiento de los ligamentos y músculos de la mandíbula. Usted podría tener dolor, problemas temporales de los nervios, anquilosis (rigidez de las articulaciones), o sangrado en la articulación de la mandíbula. Los dientes de arriba y abajo podrían no alinearse correctamente. Aún con tratamiento, la mandíbula podría dislocarse de nuevo.

  • Sin tratamiento, la dislocación mandibular podría conllevar a problemas adicionales. El dolor podría empeorar y usted podría tener dificultad para comer y hablar. Podría formarse cicatrización del tejido alrededor de la mandíbula dislocada, lo cuál dificulta mas el poner la mandíbula en su lugar. Usted podría tener problemas con los nervios faciales, pérdida de la audición y lesiones craneales (cráneo) debido a la dislocación del hueso. Si el hueso dislocado va al cráneo, podría representar un daño que amenace la vida.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Los síntomas no mejoran o si empeoran.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar cuidado inmediato?

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • Si la mandíbula se sale de su lugar nuevamente.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web5)