Cuidados De Un Yeso Tipo Espica De Cadera En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Un yeso tipo espica para cadera, también es llamado yeso tipo espica o yeso para el cuerpo, es una pieza hecha de yeso o de fibra de vidrio. Se utiliza para mantener la cadera y las piernas de su niño estabilizadas de modo que los huesos o tendones del niño puedan sanar correctamente. Se utiliza después de una cirugía de cadera o para alinear los huesos rotos después de un accidente o lesión. Hay diferentes tipos de yeso tipo espica, los que cubren el pecho del niño hacia abajo hasta los dedos de los pies. Su niño puede usar un yeso tipo espica por varias semanas y depender de otras personas para su cuidado. Esto es difícil al principio, pero su médico le enseñará maneras más fáciles de cuidar a su niño.
    Hip Spica Casts


  • Su niño puede tener problemas si el yeso tipo espica no se cuida correctamente. El yeso le puede causar comezón, inflamación y enrojecimiento. Puede sentir ardor, ampollas, llagas, infección o que las articulaciones se entiesen y duelan. Su niño puede sentirse solo y aburrido porque no va a la escuela y no está con sus amigos. También puede sentirse triste porque no puede hacer las cosas que él generalmente hace. Siga cuidadosamente las instrucciones de su médico y pregunte acerca del cuidado del niño o su condición. Usted y su familia pueden trabajar juntos con su niño para ayudarlo a curarse más rápido y enfrentar mejor la situación de usar el yeso tipo espica para cadera.

INSTRUCCIONES:

Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño:

Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.

Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos:

Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

El médico de su niño checa si los huesos estan sanando bien y si hay otros problemas. Su niño puede necesitar radiografías para checar cómo sanan sus huesos.

Mantenga a su niño activo:

Para disminuir su aburrimiento y mantenerlo activo, puede hacer lo siguiente:

  • Puede ejercitarse por él mismo o junto con su familia o amigos. Su médico le enseñará ejercicios especiales que puede hacer mientras usa el yeso. Usted puede ayudarlo a ejercitarse moviendo sus piernas y sus pies. Pregunte a su médico qué ejercicios son los mejores para su niño.

  • Puede leer libros, jugar juegos de mesa o videojuegos, escuchar música o ver televisión. Puede hacerlo con su familia y amigos.

  • Debe tratar de hacer tanto como pueda por él mismo, como alimentarse y limpiar sus extremidades superiores. También puede limpiar su yeso tipo espica por él mismo. Que le avise de cualquier cambio que vea o sienta mientras está usando el yeso tipo espica. Hacer las cosas por él mismo lo ayudará a sentirse mejor y también a evitar que se aburra.

  • Si él ya va a la escuela, puede estudiar en su casa mientras usa el yeso tipo espica. Llame a sus maestros para darles tiempo de planear estudios en casa y otras actividades tan pronto como le sea posible.

Mantenga a su niño cómodo:

  • Si su niño se queja de comezón, sople aire fresco debajo del yeso. Usted también puede rascar suavemente cerca de la piel con un pedazo de algodón o tela. No permita que su niño utilice un objeto puntiagudo o filoso para rascarse la piel debajo del yeso. Esto causa heridas que se pueden infectar.

  • Mantenga siempre la cabeza y parte superior del cuerpo de su niño en una posición de medio sentado. Haga esto sosteniendo la cabeza y hombros colocando almohadas en la espalda.

  • Coloque almohadas pequeñas o una toalla enrollada bajo sus piernas para evitar que los talones y los pies toquen superficies planas. No permita que los pies y los talones de su niño descansen directamente en el colchón. Esto puede causar llagas por presión. Las llagas por presión son áreas de magulladuras que son dolorosas y llevan a otros problemas.

  • Gire a su niño de frente a espalda o de lado a lado cada 2 a 4 horas durante el día. Haga esto tan a menudo como pueda durante la noche. Utilice almohadas para mantener a su niño cómodo.

  • Utilice una silla blanda para ayudarlo con la posición y sostenerlo cómodamente.

  • Levante sus piernas para disminuir cualquier inflamación.

Ayudarlo a ir al baño:

Hay una apertura en el área genital (entrepierna) o área del pañal en el yeso del niño de manera que pueda orinar y evacuar. Haga lo siguiente:

  • Utilizando un cómodo:

    • Gire suavemente a su niño a un lado y coloque el cómodo bajo sus nalgas. Gire sobre su espalda otra vez y él estará sobre el cómodo. Cheque entre sus muslos para asegurarse que el cómodo está en el lugar correcto.

    • Coloque una hoja de plástico debajo de las orillas del yeso y que cuelgue hacia el cómodo. Ayudará a guiar la orina y las evacuaciones y mantendrá el yeso y la cama secos.

    • Lave y seque las nalgas después de utilizar el cómodo para prevenir el sarpullido de piel.

  • Utilizando pañal:

    • Coloque un pañal desechable dentro del contorno de la parte trasera del yeso. Mantenga el lado plástico frente al yeso y el lado absorbente junto a la piel del niño.

    • Cambie sus pañales tan pronto como su niño orine o tenga una evacuación.

    • Mantenga la cabeza del niño más alto que los pies. La gravedad ayuda a mantener la orina y las evacuaciones fuera del yeso y dentro del pañal.

  • Utilizando el retrete:

    • Levante con cuidado a su niño sobre el retrete y un poco alejado.

    • Coloque una película plástica bajo las orillas traseras del molde y colgando hacia el retrete. Esto ayudará a guiar la orina o las evacuaciones hacia el retrete. Quite y tire el plástico tan pronto como su niño termine.

    • Después lave y seque sus nalgas.

Moverse o viajar con su niño:

Moverse y viajar con su niño cuando todavía usa el yeso tipo espica para cadera puede ser difícil al principio. Haga lo siguiente para moverlo y viajar más fácilmente:

  • Al levantarlo: Acerque a su niño tanto como le sea posible. Al levantarlo, sosténgalo de los brazos y nalgas, sosteniendo el peso del yeso. Cuando sean dos personas las que lo levantan, una persona levanta bajo los hombros y la otra las piernas al mismo tiempo. Póngase de acuerdo con el otro para levantarlo juntos en un movimiento suave. Al levantarlo, doble las rodillas y mantenga su espalda derecha.

  • Use una silla: También puede usarse una silla como cama portátil. Le ayudará a mantener a su niño junto a usted en actividades de familia. Use almohadas y toallas para apoyarse y para cubrir alguna orilla áspera.

  • Asiento especial para auto: Hay asientos para autos hechos especialmente para niños con yeso tipo espica. Cuando maneje el auto, siempre coloque a su niño en posición acostado en el asiento de atrás. Pregunte a su médico cómo conseguir uno para su niño.

  • Cochecito: Para circular en la casa, los niños pequeños pueden estar en un cochecito o vagón acolchados con almohadas. Utilice un cinturón de seguridad para asegurarse que su niño no se caerá.

  • Silla de ruedas: Los niños más grandes pueden usar una silla de ruedas con un apoyo ajustable en la espalda. Esto le permite al niño recostarse y sentarse cómodamente. Pregunte a su médico cómo puede conseguir uno.

Proteger de daño el yeso tipo espica para cadera:

  • Cheque diariamente cualquier grieta, abolladura, depresiones, hoyos o áreas raras en el yeso.

  • No desprenda las orillas ásperas ni recorte el yeso. Pregunte a su médico si piensa que es necesario hacerlo.

  • No su deje que su niño aplaste o se recargue en ninguna parte del yeso porque puede romperse.

  • Asegúrese de mantener el yeso limpio y seco.

Mantener el yeso de espica limpio y seco:

Es importante que mantenga el yeso tipo espica para cadera limpio y seco para evitar que se haga suave y débil. De esta manera podría desestabilizar o deformar la cadera o las piernas del niño. Si esto sucede, la cadera o piernas no sanarán muy bien. Haga lo siguiente:

  • Cuando el niño coma, proteja el yeso con una toalla, una camiseta grande o con un babero. Esto evita que caiga alimento y bebidas en el yeso.

  • Proteja el yeso con toallas o bolsas de plástico para basura cuando el niño se bañe. Lave toda la piel que no esté cubierta por el yeso con jabón y agua diariamente. Algunos tipos de yesos pueden mojarse o penetrarse de agua. Pregunte a su médico para más información acerca de estos yesos.

  • Puede utilizar un secador de pelo con calor bajo para secar el yeso cuando se moja. Asi se secará el yeso tipo espica más rápido que si lo deja secarse por sí mismo. Asegúrese de no soplar demasiado aire caliente con el secador de pelo para no quemar a su niño.

  • Utilice un detergente suave y una toallita para limpiar la tierra y mugre del yeso tipo espica.

Quitar el yeso tipo espica para cadera:

Su médico le dirá cuando es tiempo de quitar el yeso. Para cortar el yeso se utiliza un instrumento que es ruidoso y puede espantar a su niño. Puede sentir miedo que el instrumento toque su piel. Platíquele a su niño que esto no sucederá y que necesita quedarse quieto mientras se quita el yeso. La piel bajo el yeso puede parecer diferente a otras áreas de piel. Con el tiempo esto cambia y llegará a parecerse al resto de la piel.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.

  • Algo cae dentro del yeso y se queda atorado.

  • No puede acudir con su niño a su próxima cita.

  • Su niño tiene enrojecimiento, ampollas, heridas o comezón que no se quita dentro del yeso.

  • Su niño esta llorando y es inusualmente exigente.

  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de la condición de su niño, del cuidado o del medicamento.

  • Su niño tiene problemas para orinar y evacuar.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Hay un mal olor y nuevas manchas que vienen de abajo del yeso tipo espica de su niño.

  • Su niño está más inflamado de lo que estaba antes de que se le pusiera el yeso.

  • Su niño tiene problemas para respirar y dolor de pecho.

  • Su niño tiene un dolor severo que empeora y no se quita.

  • El yeso de su niño se rompe o se daña.

  • La piel de su niño debajo del yeso se pone azul o blanca o se siente fría, adormecida, con hormigueo o tiene sensación de ardor.

  • Los dedos del pie de su niño se inflaman o el yeso se pone demasiado apretado alrededor de su pecho.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web5)