Cuidados De La Traqueostomía

LO QUE USTED DEBE SABER:

El cuidado de la traqueotomía se hace para asegurar que el tubo del tracto y el área alrededor permanezcan limpias. Esto ayuda a prevenir obstrucciones en el tubo y al mismo tiempo disminuye el riesgo de infección. El cuidado del tracto incluye la succión y limpieza de su piel y partes del tubo. Su médico le mostrará cómo cuidar del tubo del tracto, y qué hacer en caso de emergencia.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Equipo para el cuidado del tracto:

Tenga siempre suministros adicionales en todo momento mientras tenga su tubo de tracto. Es probable que necesite succionar o cambiar el tubo en cualquier momento si se atora u obstruye con algo o necesita ser reemplazado rápidamente.

  • Un tubo de tracto del mismo tamaño del que está usando y otro tubo de tracto que sea de 1 tamaño más pequeño

  • Un obturador para cada tubo de tracto

  • Un juego de amarras para tracto o sujetador para tracto

  • Una máquina portable de succión con baterías y tubo de reemplazo que conecta a la máquina de succión

  • Sondas con válvulas de succión

  • Solución salina estéril

  • Bolsa de respiración para rescate y máscara

  • Números de teléfono de emergencia

Prevención de infecciones:

  • Lávese las manos: Lávese siempre las manos antes y después de cuidar de su tubo de tracto.

  • Limpie el equipo del tracto: Use métodos de limpieza limpios o estériles y limpie el equipo como se lo indica el médico.

  • Mantenga su cuello limpio y seco: Cambie la gasa y las amarras del tracto cuando estén húmedas o sucias.

  • Mantenga su boca limpia: La saliva y mucosidad contienen gérmenes que causan infecciones si logran entrar en sus vías respiratorias. Cepille sus dientes dos veces al día y succione su boca como sea necesario para ayudar a prevenir infecciones.

Succión del tubo de tracto:

Seguramente le recomendarán succionar el tubo del tracto por lo menos dos veces al día. Su médico le indicará cuándo o si es necesario succionar con más frecuencia.

  • Prepare su máquina de succión: Cada máquina de succión tiene una válvula de presión. Su médico le indicará la cantidad de presión que debe usar cuando succiona el tubo de tracto. Usted puede probar la presión antes de succionar cubriendo la válvula de succión de la sonda con el dedo pulgar.

  • Use la solución salina solamente de la forma indicada: Su médico podría indicarle que vierta unas cuantas gotas de solución salina en el tubo de tracto para que la secreción sea más fina. No use la solución salina a menos que así lo indique su médico.

  • Succión del tubo de tracto: La sonda debe colocarse hasta que pase el final del tubo. Su médico de cabecera le indicará hasta donde llegar cuando inserta la sonda. La sonda podría tener medidas ya indicadas que usted puede seguir. Usted también puede medir y marcar la sonda para asegurarse de no colocarla demasiado profundo. Respire profundo y trate de toser la secreción antes de succionar el tubo del tracto. Solamente cubra la válvula de succión a medida que va sacando la sonda. Gire la sonda con mucho cuidado mientras la va sacando. Debe tomarle menos de 15 segundos.
    Tracheostomy Self Suction
    Suction of Tracheostomy Tube

Cuidado del tubo de tracto:

Limpie el área alrededor el tubo y la cánula interna por lo menos una vez al día.

  • Revise a ver si hay signos de infección: Lávese las manos antes de quitarse las vendas del tracto. Revise si hay enrojecimiento o inflamación en la piel alrededor del tubo. Limpie el área y reemplace las vendas del tracto según las instrucciones. No corte las gasas. Doble las gasas en vez, para no respirar las fibras cortadas.

  • Limpie la cánula interna: Succione el tubo de tracto antes de quitar la cánula interna. Limpie la cánula interna con una solución limpiadora según lo indique su médico. Enjuague la cánula interna antes de colocarla en el tubo de tracto.
    Clean the Inner Cannula


  • Cambie las amarras húmedas o sucias: Debe haber más o menos un dedo ajustado de distancia entre su cuello y las amarras del tracto. Si las amarras están muy talladas, pueden causar desprendimiento de la piel. El tubo del tracto puede salirse de lugar si las amarras están muy flojas. Usted podría necesitar que alguien le ayude a mantener el tubo del tracto en su lugar o colocar las amarras nuevas.

Cambie su tubo de tracto:

Cambie el tubo de tracto con la frecuencia indicada por su médico. Es probable que también necesite cambiar el tubo de tracto si se sale de lugar, se siente incómodo, o el globo empieza a gotear. Usted podría necesitar que otra persona lo ayude a cambiar el tubo de tracto.

  • Prepare el nuevo tubo de tracto: Coloque el obturador dentro del tubo nuevo. Infle el globo con aire para asegurarse de que funcione, y luego deje que el aire salga. Coloque una cantidad pequeña de lubricante en la parte final más baja del tubo según lo indique su médico. Limpie el lubricante restante.

  • Desinfle el globo del tubo de tracto actual antes de removerlo: Usted podría dañar sus vías respiratorias o su piel si olvida hacerlo. Saque el tubo de tracto con mucho cuidado.

  • Coloque el nuevo tubo de tracto: Saque el obturador después de haber colocado el tubo de tracto en su lugar. Coloque una cánula interna nueva o una limpia. Use amarras para tracto o un sujetador para tracto según le indiquen para asegurar el tubo.

  • Infle el globo: Si su nuevo tubo de tracto viene con un globo, ínflelo según las instrucciones. Su médico de cabecera le mostrará cuánto aire usar. Si el globo tiene demasiado aire, es posible que termine con aberturas, quiebres o incluso termine dañando sus vías respiratorias.

Mantenga la secreción menos densa:

  • Asegúrese de que no haya agua u otros materiales en su tubo de tracto: No vaya a nadar. Use algo para cubrir el tubo cuando se baña para que el agua no entre a sus vías respiratorias. Evite respirar polvo. No use polvos o aerosoles cerca de su tubo de tracto.

  • Beba suficientes líquidos: Consulte con su médico sobre cuáles líquidos son más convenientes para usted y cuánto líquido debe beber al día.

  • Mantenga húmeda su habitación: Use un humidificador o vaporizador mientras duerme.

  • Humedezca sus vías respiratorias: Es probable que le recomienden el uso de un aparato para cambiar la humedad del calor (HME, por sus siglas en inglés), un collar para tracto, o cubiertas de tela para estoma. El HME se puede ajustar a su tubo de tracto y así prevenir la pérdida de humedad. El collar para tracto se conecta a una máquina que provee aire húmedo al tracto. Las cubiertas de tela para estoma vienen humedecidas y se colocan sobre el tubo del tracto.

Si tiene dificultad para respirar:

  • Trate de limpiar el tubo de tracto: Tosa para así ayudar a sacar la flema, agua o irritantes de las vías respiratorias. Succione el tubo para sacar las impurezas que no logró sacar tosiendo.

  • Mueva el tubo de tracto cuidadosamente: La abertura del tubo podría acercarse mucho a sus vías respiratorias. Vuelva a colocar el tubo para asegurarse de que quepa en sus vías respiratorias apropiadamente.

  • Saque la cánula interna: Busque si hay secreción por dentro de la cánula interna. Limpie la cánula interna si hay mucosidad por dentro.

  • Reemplace su tubo de tracto: Coloque un nuevo tubo de tracto. Pruebe un tamaño más pequeño si el tubo de tamaño regular no calza bien.

  • Llame al 911: Asegúrese de que alguien más llame al 911 si aún no puede respirar con facilidad.

Comuníquese con su médico de cabecera o pulmonólogo si:

  • Usted tiene fiebre.

  • Usted tiene más secreción o es más espesa de lo usual.

  • La secreción es amarilla o verde.

  • Usted nota tejido grueso, rojo creciendo alrededor de su tubo de tracto, o la piel está roja, inflamada, o está drenando pus.

  • El globo del tracto está goteando o se ha quebrado.

  • Duele tragar.

Busque ayuda de inmediato o llame al 911 si:

  • Usted no puede respirar bien aún después de haber limpiado o cambiado su tubo de tracto.

  • Usted encuentra sangre alrededor o saliendo del tubo de tracto.

  • Usted no puede colocar el tubo de tracto nuevo.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web2)