Cuidados De La Traqueostomía En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

Cuidados De La Traqueostomía En Niños (Discharge Care) Care Guide

Los cuidados de la traqueostomía sirven para asegurar que las sondas en la traquea de su niño y el área alrededor se mantengan limpios. Esto ayuda a prevenir el bloqueo de la cánula (sonda) y disminuir el riesgo de infección. El cuidado de la traqueostomía incluye la succión y la limpieza de la piel de su hijo y los suministros de la cánula. Su personal médico le mostrará como cuidar de la cánula de la traqueostomía, y que se debe hacer en caso de una emergencia.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Programe una cita con su médico de cabecera de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Las partes de la cánula de traqueostomía:

  • Los rebordes: Estos son alas dobladas a cada lado de la cánula de la traqueostomía. Los rebordes sirven para mantener la sonda en su lugar.

  • Los sujetadores de la traqueostomía: Los sujetadores van alrededor del cuello de su hijo y mantiene los rebordes en su lugar. Los sujetadores pueden ser hechos de cinta de tela. Un mantenedor de la traqueostomía hecho para amarrar o atar también se puede usar.

  • El obturador: Este es un dispositivo pequeño que se utiliza para insertar una nueva sonda traqueal.

Los suministros para el mantenimiento de la cánula de traqueostomía:

Tenga consigo en todo momento los repuestos de los suministros que necesita mientras su niño tiene la cánula traqueal. Es posible que en cualquier momento necesite aspirar o cambiar la sonda en caso de un bloqueo o necesidad de reemplazarla rápidamente.

  • Una sonda traqueal del mismo tamaño que la actual y otra cánula traqueal de 1 tamaño más pequeño

  • Un obturador por cada cánula traqueal

  • Una máquina portátil de succión con batería de reserva y sondas que se conectan a la máquina

  • Catéter con válvula de succión o aspiración y solución salina estéril

  • Bolsa y máscara de rescate para la respiración

  • Números de teléfono de emergencia

Prevenir contra infecciones:

  • Lavado de manos: Siempre lávese las manos antes y después de manipular la cánula traqueal.

  • Limpiar los implementos traqueales: Utilice métodos limpios o esteriles para mantener la cánula y limpiar los implementos como se lo indico el médico de su hijo.

  • Mantenga limpio y seco el cuello de su niño: Cambie la gaza y los sujetadores cuando estén sucios o mojados.

  • Mantenga limpia la boca de su niño: La saliva y mucosidad contienen microbios que pueden producir una infección si éstos entran en la vía aérea de su hijo. Los dientes de su hijo se deben cepillar dos veces al día. Aspírele su boca cuando sea necesario para ayudar a prevenir infecciones.

La aspiración de la cánula de traqueostomía de mi niño:

Los médicos le podrían solicitar que realice la aspiración en la cánula de traqueostomía por lo menos 2 veces al día. El médico le informará si se necesita succionar o aspirar con más frecuencia.

  • Observe por señales que su hijo necesita de aspiración: La aspiración se debe realizar cuando su hijo no pueda expectorar las secreciones. Usted puede notar que su hijo está inquieto o con miedo, y su respiración se escucha más fuerte o rápida que lo usual. Es probable que le esté saliendo mucosidad de la cánula traqueal. La piel de su hijo se ve gris o azulada.

  • Espere hasta después de la alimentación: No debe aspirar la cánula traqueal de su niño tan pronto como termine de comer. Él podría toser o vomitar si usted realiza la aspiración muy pronto. Pregunte cuanto tiempo debe esperar antes de empezar a succionar.

  • Prepare la máquina de aspiración: La aspiradora viene con válvulas de presión. El médico de su niño le indicará qué cantidad de presión debe usar para aspirar la sonda traqueal. Usted puede probar la presión antes de succionar, al tapar la válvula del aspirador del catéter con su dedo pulgar.

  • Utilice solución salina como se lo indicaron: El médico de su hijo podría indicarle que inserte un par de gotas de solución salina estéril dentro de la cánula traqueal para disolver las secreciones. No use la solución salina a menos que el médico de su hijo se lo indique.

  • Aspirar la cánula traqueal: El catéter se debe insertar hasta que sobrepase el extremo final o el borde de la sonda . El profesional médico de su hijo le indicará que tanto tiene que insertar el catéter. El catéter puede venir con marcas de medición para que usted las utilice. También usted podría medir y marcar el catéter para asegurarse que no se sobrepase. Pídale a su hijo que respire profundo y trate de toser o expulsar secreciones antes que usted aspire la sonda traqueal. Cubra sólo la válvula de succión cuando usted retire el catéter. Tenga mucho cuidado al rotar el catéter mientras lo saca hacia afuera. Esto debe durar menos de 15 segundos.
    Suction of a Tracheostomy Tube

El mantenimiento de la cánula traqueal de su hijo:

Limpiar el área alrededor de la sonda al menos una vez al día.

  • Observe por signos de infección: Lávese las manos antes de retirar la gaza de trasqueostomía de su hijo. Revise la piel de su hijo alrededor de la cánula por enrojecimiento o inflamación. Limpie el área y reemplace el vendaje traquial como se lo indicaron. No recorte la gaza. Doble la gaza para evitar que su hijo inhale (respire) las fibras sueltas.

  • Cambie los sujetadores mojados o sucios: El espacio que debe haber entre el cuello de su hijo y los sujetadores debe ser suficiente para que un dedo quepa entre estos. Los sujetadores que estén muy apretados pueden provocar que la piel se rompa. La sonda traqueal se puede salir de lugar cuando los sujetadores están muy sueltos. Es posible que necesite que alguna persona lo ayude a sujetar la sonda traqueal en su lugar o conectar los nuevos sujetadores.

Cambiar la cánula de traqueostomía de su niño:

Cambie la sonda traqueal con la frecuencia que le indico el médico de su hijo. Es posible que necesite cambiar la cánula traqueal si se desplaza de lugar o si se siente incomoda. Usted podría necesitar de alguien que le ayude a cambiar la sonda traqueal.

  • Prepare la nueva cánula traqueal: Inserte el obturador dentro de la sonda. Coloque una pequeña cantidad de lubricante al final de la sonda como el profesional médico se lo indico. Retire cualquier exceso de lubricante.

  • Inserte la nueva cánula traqueal: Retire el obturador después que la sonda esté en su lugar. Utilice los sujetadores o el aguantador traqueal para asegurar la sonda en su lugar como se lo indicaron.

  • Asegúrese que su niño esta respirando: Asegúrese que su niño puede respirar después que se ha colocado una nueva cánula traqueal.

Mantener la fluidez de las secreciones de mi niño:

  • Evite que el agua y otros materiales se introduzcan en la cánula traqueal: No permita que su niño practique la natación. Cubra la abertura con un protector contra el agua o un tapón para la sonda mientras su niño se baña en tina para evitar que el agua entre a su vía aérea. Evite que respire polvo. No utilice talcos o atomizadores cerca de la cánula traqueal de su hijo.

  • Suficientes líquidos: Pregúntele al profesional médico de su hijo cuales son los mejores líquidos para su niño. Pregunte que tanto líquido debería beber su niño a diario.

  • Humidificador en el cuarto: Utilice un humidificador del medio ambiente en el cuarto o un vaporizador como se lo indicaron.

  • Humidificar las vías respiratorias de su niño: Es probable que le indiquen que utilice un intercambiador de calor-humedad (HME, por sus siglas en inglés), un collar traqueal, o cubiertas de tela para el estoma. El intercambiador de calor-humedad se conecta a la cánula traqueal de su niño para evitar la pérdida de humedad. Un collar traqueal se conecta a una máquina que proporciona aire húmedo a la sonda. Las cubiertas de tela para el estoma son paños permeables húmedos que se colocan sobre la sonda traqueal.

En caso que su hijo tenga problemas para respirar:

  • Trate de destapar la cánula traqueal: Pídale a su hijo que tosa para ayudar a mover la mucosidad, el agua, o los irritantes que estén en sus vías aéreas. Los niños pequeños con frecuencia se introducen objetos pequeños dentro de la cánula traqueal. Revise la sonda por si hay algún objeto que pueda estar obstruyendo el flujo del aire. Aspire la sonda sí el toser no ayuda a desbloquear sus vías aéreas y no existe ningún objeto presente.

  • Tenga cuidado al mover la cánula traqueal: La abertura de la sonda puede estar en contacto con la vía respiratoria de su niño. Con mucho cuidado reposicione la sonda para asegurarse que está en el sitio adecuado en la vía aérea de su hijo.

  • Reemplace la cánula traqueal: Inserte el nuevo catéter traqueal. Trate un tamaño más pequeño si un tamaño normal no se introduce adecuadamente.

  • Llame al 911: Llame al 911 si su niño todavía no puede respirar con facilidad.

Consulte al profesional médico de su hijo o al neumólogo sí:

  • Su hijo tiene fiebre.

  • Su hijo tiene secreciones que han aumentado o son más espesas que lo usual.

  • Su hijo tiene secreciones de color amarillo o verde.

  • Usted nota que tejido alrededor del estoma de su hijo es grueso, rojo o la piel está roja, inflamada o tiene supuración.

  • Su hijo tiene más dificultad para respirar que lo usual. Puede estar respirando más rápido que lo usual.

  • Usted nota que su niño parece tener dificultad para respirar o está respirando más rápido de lo usual.

  • Su hijo le informa que le duele al tragar.

Busque atención inmediata o llame al 911 sí:

  • Usted nota alimento o líquidos que salen de la tráquea de su hijo.

  • Los problemas respiratorios de su hijo se están emperorando.

  • Hay sangre en el estoma o cánula traqueal.

  • Usted no puede insertar una nueva sonda traqueal por ninguna razón y su hijo está teniendo problemas para respirar.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web3)