Skip to Content

Cuadriplejía

LO QUE USTED DEBE SABER:

La cuadriplejía o tetraplejía, es la parálisis de los brazos, manos, tronco, piernas y órganos pélvicos. La cuadriplejía es causada por un daño a su médula espinal. Cuando la médula espinal se daña, usted pierde la sensación y el movimiento. Sus síntomas pueden depender del lugar y la severidad de la lesión en su médula espinal.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Terapias de rehabilitación:

La meta de la rehabilitación es ayudarle a aprender a cuidarse de sí mismo tanto como sea posible. Un equipo de proveedores de la salud le ayudará a aprender a vivir con su cuadriplejía. Pida más información sobre cualquiera de los siguientes tratamientos de rehabilitación:

  • El cuidado respiratorio incluye ejercicios y tratamientos para ayudarle a respirar y mantener sus pulmones sanos. Es posible que usted necesite cuidado respiratorio si usted tiene dificultad para respirar. Usted podría también necesitar de una máquina llamada respirador que respiraría por usted.

  • El cuidado de su piel ayuda a prevenir llagas de presión. Los proveedores de salud le ayudarán a aprender cómo mantener su piel sana.

  • Un terapeuta físico le enseñará ejercicios para ayudarle a mejorar su movimiento y fuerza.

  • Un terapeuta ocupacional le enseñará habilidades para ayudarle con sus actividades diarias.

  • Los programas para el control intestinal y de vejiga le ayudan a usted a controlar cuándo orinar o pasar sus heces.

Programe una cita de seguimiento con su proveedor de salud según indicaciones:

Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas de seguimiento.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.

  • Usted tiene dificultad para orinar u orina menos de lo usual.

  • Su abdomen está inflamado y firme.

  • Usted tiene sangre en la orina o heces.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Busque cuidados inmediatos o llame al 911 si:

  • Usted siente desvanecimiento, falta de aliento y dolor de pecho.

  • Usted tose sangre.

  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

  • Usted tiene la visión borrosa o ve manchas.

  • Usted tiene la piel fría, seca como la piel de gallina justo por debajo de su lesión de médula espinal.

  • Usted tiene la piel caliente, sudorosa y roja, justo por encima de su lesión de médula espinal.

  • Usted tiene un dolor de cabeza repentino y palpitante.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide