Apendicectomía Laparoscópica En Los Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

La apendicectomía laparoscópica es una cirugía para quitar la apéndice del niño. Durante esta cirugía, se realizan incisiones pequeñas en el abdomen del niño. Se introduce un estetoscopio pequeño y herramientas especiales a través de las incisiones. Un estetoscopio es un tubo flexible con una luz y cámara en el extremo.


ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

  • Durante la apendectomía laparoscópica del niño podrían haber dificultades que pueden conllevar a una laparotomía (cirugía abierta). El estómago, los intestinos, los vasos sanguíneos o los nervios podrían lesionarse o quemarse durante la cirugía. El también podría tener problemas para respirar, una infección o demasiado sangrado durante o después de la cirugía. El gas utilizado durante la cirugía del niño podría provocar vómito. El también podría tener dolor en el hombro o el pecho por 1 a 2 días después de la cirugía.

  • Sin tratamiento, el apéndice podría reventarse. Si esto sucede, el contenido de los intestinos y el líquido infectado podrían extenderse dentro del abdomen. Esto podría conllevar a otros problemas médicos graves como la septicemia (infección de la sangre).

PREPARÁNDOSE:

Antes de la cirugía del niño:

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su cirugía.

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

  • Consulte con el médico del niño antes de darle cualquier medicamento el día de la cirugía. Traiga con usted al hospital todos los medicamentos que el niño esté tomando, incluyendo los envases de las píldoras.

  • Si el niño va a permanecer en el hospital después de la cirugía, traiga sus objetos personales con usted. Esto incluye la ropa, cepillo de dientes, utensilios de alimentación o juguetes.

  • El niño podría necesitar una tomografía computarizada (TC) o un ultrasonido. Otros exámenes podrían necesitarse, como una radiografía de pecho o exámenes de sangre u orina. Pregunte al médico acerca de éstos y otros exámenes que se podrían necesitar. Escriba la fecha, hora y ubicación de cada examen.

  • Podría ser necesario que los intestinos del niño estén vacíos y limpios antes de la cirugía. Esto se hace usando un medicamento líquido llamado enema. Este se coloca en el recto para ayudar a vaciar los intestinos. Los médicos del niño le enseñarán a usted cómo hacer esto.

  • Haga que el niño use calcetines para mantenerlo en una temperatura cómoda.

  • Los médicos introducirán un tubo intravenoso (IV) en la vena del niño. Generalmente se escoge una vena del brazo. Por medio del tubo IV, podrían administrarle líquidos y medicamentos.

  • Es posible que un anestesiólogo hable con usted antes de la cirugía del niño. Este médico podría darle medicamentos al niño para hacerlo dormir durante su cirugía.

  • A usted o a un miembro cercano de su familia se le pedirá que firme un papel legal (consentimiento). Este le da permiso al médico del niño para realizar la cirugía. También explica las dificultades que podrían suceder y las opciones. Asegúrese de que todas las preguntas hayan sido contestadas antes de firmar este formulario.

TRATAMIENTO:

Qué sucederá:

  • Es posible que al niño le administren medicamento para ayudarlo a relajarse o adormecerlo. Lo llevarán a la sala de operaciones. Le limpiarán el abdomen y el área genital con jabón y agua. Los médicos le podrían administrar anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Es posible que le coloquen un catéter para drenar la orina del niño. También podrían introducirle un tubo nasogástrico (NG) por la nariz y que baja al estómago. Este tubo mantiene el aire y líquido fuera del estómago durante la cirugía.

  • Durante la cirugía del niño, se realiza una incisión pequeña en el ombligo para introducir el laparoscopio. Los médicos introducirán otros instrumentos haciendo 2 o 3 incisiones pequeñas en diferentes áreas del abdomen. Entonces, inflarán el abdomen con un gas (bióxido de carbono) para hacer que el abdomen se inflame. Esto levanta la pared abdominal lejos de los órganos internos y le da al médico del niño más espacio para trabajar. Se podrían utilizar broches, cauterización, lazos o grapadoras para separar la membrana del apéndice del ciego. Después el apéndice se colocará en una bolsa pequeña y se cortará usando unas tijeras. Se sutura y se cierra el extremo de los intestinos donde el apéndice del niño estaba unido. Las incisiones se cierran con puntadas o cintas quirúrgicas y se cubren con vendas.

  • Si el apéndice ha estallado o tiene orificios, el abdomen se irrigará (lavará) completamente. Esto se realizará después de quitar el apéndice. El médico del niño podría dejar la piel abierta y permitir que cure por sí misma. El podría colocar un drenaje en el abdomen para permitir que los materiales infectados salgan del cuerpo del niño.

Después de la cirugía del niño:

Es posible que lleven al niño al cuarto de recuperación hasta que él este totalmente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca por cualquier problema. Cuándo los médicos vean que el niño está bien, lo llevarán de regreso al cuarto del hospital. Las vendas utilizadas para cubrir las puntadas mantienen el área limpia y seca para prevenir una infección. El médico podría quitar las vendas poco después de la cirugía del niño para revisar el área abdominal.

Sala de espera:

Esto es un área donde sus familiares y amistades pueden esperar hasta que su niño pueda tener visitas. Provee un número de teléfono o algún método de comunicación para que lo puedan localizar si usted se va del área.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted no puede asistir a la cita de su niño a tiempo.

  • Su niño esta irritable y llorando más de lo usual.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño tiene una fiebre.

  • Su niño tiene latido del corazón acelerado.

  • Su niño tiene dificultad para respirar.

  • Su niño no puede comer o beber o está orinando menos o nada en absoluto.

  • El abdomen de su niño se pone muy sensible y duro.

  • El vómito de su niño tiene sangre o bilis.

  • Los síntomas de su niño empeoran.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web3)